Redd Kross, alud sónico en una noche de miércoles

Los que juegan con las etiquetas tienen un puñado de ellas para referirse a esta banda angelina que desde su saludada reaparición en los escenarios en 2006, tras una década de ausencia, solo nos ha entregado un disco,Researching the blues (2012). Cosa que no parece importarnos a nadie, mientras sigan de cuando en cuando pateando los locales de nuestras ciudades.

Redd Kross - Stereo, Alicante 2017 (05)

El día de San Nicolás, patrón de Alicante, vinieron por fin a esta tierra, se hicieron fotos con fans irredentos en la playa del Postiguet, y nos sacudieron el frío del invierno con una descarga apabullante de eso que según quien lo escriba puede tener que ver con el punk, el power pop, el pop, el hard rock, el garaje o el bubblegum, o con todas esas músicas a la vez.  No hubo duda de lo que iba a suceder cuando abrieron la noche con “Lady in the front row” y “One chord progression”: voces surfeando en la cresta de guitarras restallantes, el bajo incandescente de Steve McDonald y la locura infinita de Dale Crover, exbaterista de The Melvins.

Todo alud tiene un desencadenante, y Crover cumple ese papel en la avalancha sónica que nos procuran los hermanos McDonald. Maquinista de esta locomotora, escondido tras su máquina, enlaza un tema tras otro, se alza sobre los tambores de improviso, arenga al trío que se sitúa delante de él,  parece empujarles a un abismo del que al caer emergerá una orgía de sonido. Ellos lo agradecen, le señalan, y siguen a lo suyo, un repaso veloz por toda su discografía, de donde surgen con igual brío descargas adrenalíticas y melodías brillantes. Jeff McDonald es el dueño y señor de la escena, aferrado a cualquiera de sus guitarras o asido al micro, ondeando una pandereta o sus propias manos.

Ha atacado “Switchblade Sister” antes de recrearse lo justo con “Stay away from Downtown”, para la que Steve pide palmas con el riff inicial, y a la contundencia de “Uglier” le sucede “Annie’s gone” sin que el pistón mengüe su impulso. Es imposible detenerse porque Jason Shapiro recorre el mástil en todas las direcciones posibles y la alta velocidad no es un tren sino una actitud en el filo de la tarima. A esas alturas de la noche el alud ya nos ha sepultado y no hay nada ni nadie que pueda rescatarnos porque los de Hawthorne empujan con fuerza hacia sus raíces, ese magma en el que se mezclan los Beatles y los Stones, los Stooges y Abba, Kiss y Boyce & Hart.

Redd Kross - Stereo, Alicante 2017 (11)

 Después de ese rock desmelenado que han titulado “Researching the blues” iban a caer sucesivamente “Blow you a kiss in the wind”, del dúo californiano, “Ann”, de la iguana y sus colegas, y “Deuce”, de los reyes del maquillaje, y en los más que generosos bises todavía quedaría tiempo para “It won’t be long”, de Lennon y el Macca. Habían cerrado la intensa tanda inicial derrapando, con el clásico “Linda Blair”, pero todos queríamos más y no nos lo negaron: cinco regalos más, incluidos “Bubblegum Factory” y el cierre definitivo, “Jimmy’s Fantasy”, y el suelo temblaba bajo nuestros pies, un viento furioso que venía de los altavoces agitaba nuestras ropas en una sala Stereo abarrotada. Se fueron bañados en sudor y decibelios, nos dejaron inermes y extrañamente excitados, sin querer salir a las calles vacías de una ciudad en la que ya era jueves.

Fotos y vídeos Juan J.Vicedo.

 

Escrito por
More from Juan J. Vicedo

Madness, nada ha cambiado, todo ha cambiado

2019 marca el 40 aniversario de MADNESS y por ello, lo van...
Leer Más