Adiós a Pep Laguarda, uno de los precursores del folk psicodélico mediterráneo

Ayer 4 de agosto ha fallecido en Rafelbuyol-Valencia, Pep Laguarda. Uno de los catalizadores de el rock mediterráneo, “Brossa d´Ahir “ (1977), la obra maestra maldita de Pep Laguarda & Tapineria. Aromas utópicos y sonidos liberadores. Anhelo de regresar a la naturaleza en busca del auténtico espíritu humano. La voz suave pasa de los amigos a las estrellas, de la hoguera al alba: todo lo necesario para el efímero vuelo de la juventud. 

Pep Laguarda, artista polifacético, pintor y diseñador, comenzó su carrera musical como cantante de inspiración folk, si bien de una forma más bien amateur, en los años 60. A finales de esa década se presenta a un concurso para nuevos valores organizado por la Casa de Cataluña en Valencia. No ganó, pero continuó actuando, tanto en solitario como acompañado por un dúo llamado Sargantana, que había conocido en aquel concurso.

Adiós a Pepe Laguarda, uno de los precursores del folk psicodélico mediterráneo 2018

En la década de los 70, con un grupo de amigos entre los que destaca, sobre todo, el talento de Manolo Garrido, conocido como Garri Campanillo, otro músico, pintor y diseñador, forma el grupo Tapinería, nombre tomado de la calle del casco antiguo de Valencia donde el cantante vivía por aquel entonces. Con Garri y otros amigos músicos, Joan Marí, Viven y Pinet, se va forjando poco a poco el proyecto Pep Laguarda & Tapinería, que habría de culminar en la grabación de un disco: el mítico “Brossa d’Ahir”(Ocre-Belter, 1977), al que dedican más de un año de preparación y maduración.

Pep Laguarda iba un poco más allá, acercándose a lo que se conoció en los 70 como música laietana, esa fusión en catalán del rock progresivo con el folk y el jazz, con representantes de la talla de Iceberg, Música Dispersa o Sisa, y el folk-pop de toques psicodélicos, con influencias como Pau Riba (que participaría en el disco), Nick Drake, Donovan, Vashti Bunyan o el mismo Bob Dylan. La clase de referencias que podemos encontrar en cantantes como Devendra Banhart, vaya, el cantautor a quien se le debe la recuperación de estos sonidos.

Pep Laguarda, sin Tapineria, acompañado por músicos de estudio, y el desaparecido amigo Charly Búfalo, grabaría un segundo disco dos años después, “Plexison Impermeable”(1979), que iba a ser editado por Edigsa. Pero, misteriosamente, nunca llegó a ser publicado. Pep Laguarda decide continuar con su actividad como pintor y diseñador junto a Manuel Garrido, con el que tenía una firma colectiva, la citada Garri-Laguarda, firma que duraría cinco años. Descanse en Paz.

 

More from Carlos Pérez Báez

The Ragged Jubilee regresan con nuevas canciones

The Ragged Jubilee han presentando 5 nuevas canciones este 2020. Estos nuevos...
Leer Más