The Black Angels + Ron Gallo en el Joy Eslava de Madrid, 2 de septiembre

Noche de órdago para los amantes del rock psicodélico. Sobre todo, del que viene de su cuna natal, Austin, Texas. Un contundente sold out para Black Angels en la céntrica Joy Eslava, era algo esperable pero igualmente sorprendente, llena hasta los topes a pesar de ser domingo y de que apenas acaba de arrancar septiembre y su ya cargada agenda de conciertos.

Ron Gallo concierto Madrid 2018.

La primera sorpresa de la noche nos la daba el invitado telonero: Ron Gallo. En la fecha del día anterior, en la barcelonesa Sala Apolo, fue, en cambio, el cuarteto catalán Medalla, quienes abrieron para los americanos. Han debutado exitosamente en estos géneros de la psicodelia, con su Emblema y poder (El Segell del Primavera, 2017), por lo que, a pesar de las enormes ganas que tenemos de ver a los de Barcelona, debemos decir que la cita en Madrid resultó ser una especie de 2×1, dado que la actuación de Ron Gallo resultó sobresaliente.

Ron Gallo concierto Madrid 2018.2

Quienes han visto a Ron Gallo en España fueron los asistentes de las últimas ediciones del festival Gigante en Guadalajara, o en Ebrovisión en Miranda de Ebro, y habrán podido comprobar cómo las gastan los de Filadelfia. Su género, cada vez más inmerso en esa ambigua etiqueta del Comedy Rock, rompe estructuras y melodías con la espontaneidad del punk, envuelto en la suciedad del sonido garagero, pero con la brillantez del art-rock y la experimentación vanguardista.

Ron Gallo concierto Madrid 2018.1

No tienen reparo en traer una trompeta para darle dos segundos de uso, tocándola con el mayor desprecio posible; usándola después para pulsar las cuerdas de la guitarra, con estridente resultado; arrojar plátanos al público, o incluir texturas sonoras “porque sí”, como el uso de un mortero de acero (o almirez) para, quién sabe, un matiz “ritual” al asunto. El músico ha asegurado varias veces que su mutación es constante y estas fueron claras muestras de ello.

Ron Gallo concierto Madrid 2018.3

La banda hizo su habitual puesta de largo de su último trabajo, Heavy Meta (2017): «Put the Kids to Bed», «Kill the Medicine Man», pero sin olvidarse del nuevo EP lanzado este mismo año, Really Nice Guys, o incluyendo también en el repertorio el nuevo «Always Elsewhere» , corte que formará parte de su inminente segundo disco, Stardust Birthday Party. En alguna ocasión realizan versiones transmutadas; como el Somethin’ Stupid de Frank Sinatra o, en esta ocasión, el You Gotta Be de Des’ree. Y es que Ron va bien acompañado: Dylan Sevey a la batería, Joe Bisirri al bajo y el experimentado Alex Collier en algunos cortes que incluyen teclados.

Ron Gallo concierto Madrid 2018

Llegó el turno para The Black Angels y el montaje del escenario cambió drásticamente para dar el merecido protagonismo a la baterista Stephanie Bailey, el núcleo del que irradia la energía de ésta banda, y posicionar, por contra, dos teclados delante, lo que dificultó la vista a casi la mitad del público. Un fallo logístico a nuestro parecer, importante, por mucho que la banda requiera tocar mirando hacia un “centro imaginario”. Y mira que nadie les ha querido marcar nunca de Show-gaze... Aún así la acogida a la banda fue notable desde el primer momento, con las clásicas “Bad Vibrations” o “Molly Moves My Generation”, hasta el bis final, en el que no faltaron las joyas de «Bloodhounds on My Trail» o «Young Men Dead», de su anterior trabajo discográfico, Passover, o “Science Killer”, del álbum Directions to See a Ghost. Entre medias, un repertorio amplio para su Death Songs, con “Comanche Moon”, “Currency”, “Half Believing”, “I Dreamt”, “Medicine”…

The Black Angels Madrid 2018

The Black Angels demostraron por qué son los reyes actuales de la escena psicodélica americana más contundente, con permiso de sus compinches The Brian Jonestown Massacre, con quienes colaboran conjuntamente con frecuencia en el Levitation Fest en Austin, en Chicago y en Francia con su promotora, The Reverberation Appreciation Society. Con toda la que tienen montada, son además los que señalan a otras bandas marcadas a tomar el relevo, por lo que su referente es hoy indiscutible. Y es por ello que quizá esperábamos bastante más, en la puesta en escena.

The Black Angels Madrid 2018.1

Pero la banda ha estado todo el mes de agosto girando por Europa para concluir en Madrid, por lo que, a su intrínseco carácter algo retraído, pareció unírsele el cansancio por el cúmulo de fechas recientes. Impresiones personales aparte, el quinteto de multi-instrumentistas nos brindó un collage de sonidos y recuerdos memorables en una Joy Eslava no demasiado acostumbrada a conciertos oscuros y sonido denso (más bien a lo contrario: a un volumen muy moderado e iluminación fuerte), pero que consiguió mantener vivo el espectáculo desde gradas o palco.

The Black Angels Madrid 2018.4

Las lisérgicas y abstractas proyecciones de Bob Mustachio (Mustachio Light Show) fueron una constante, como es habitual, en los conciertos de los de Texas. Pudimos ver a Christian Bland a la guitarra, a través de ellas, y alucinar con la experiencia, sin necesidad de haber consumido nada raro. Las distorsiones de su guitarra parecían una voz humana que nos susurraba palabras incomprensibles. Alex Maas se mantuvo al frente, preciso pero excesivamente íntimo. Cerraban la formación por la derecha  Kyle Hunt a los teclados (un genio que entre otras muchas cosas, hace dos años produjo el disco de una banda española: Celestial Burns) y Jake Garcia a la guitarra, este último casi escondido.

The Black Angels Madrid 2018.3

En definitiva, la puesta en escena de Death Songs nos lleva a apreciar a unos The Black Angels mucho más allá del fango y el lodo del sonido más pesado, abriendo puertas a otras líneas musicales y líricas que, ellos dicen, son creaciones conceptuales más puramente reivindicativas.

The Black Angels Madrid 2018.

Esto último no quedó muy marcado en el directo, así que sencillamente, no les creeremos demasiado. Tampoco les echaremos en cara nada, ni que fueran una banda de punk. De un modo u otro, su mantra sigue vigente: «Turn On, Tune In, Drone Out».

Texto: Rubén G. Herrera. Fotos: Paula Rodríguez

The Black Angels Madrid 2018.5

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Robe, ironía socrática

Robe Iniesta deleitó en el Gran Canaria Arena este pasado viernes 11...
Leer Más