Nicki Bluhm, an American girl

Existen una gran variedad de tipos de conciertos: buenos, muy buenos, malos, muy malos, regulares, de más a menos, de menos a más y un largo etc… El recital que ofreció Nicki Bluhm el pasado domingo en el recinto Modernista Sant Pau de Barcelona pertenece a otra categoría, al de una de esas noches únicas que recordarás en el tiempo y que siempre citaremos en tertulias con los pocos amigos que acudieron a tan especial celebración: música en su estado más auténtico y puro.

Nicki Bluhm Barcelona 2018.7

Innovative Giving Enhancement es una organización sin ánimo de lucro estadounidense que organiza una aventura cultural basada en viajes para los músicos y sus fans, fundamentada en un ambiente musical de marcado carácter colaborativo. Gracias a este proyecto varios de los interpretes más reputados de la escena de San Francisco han recalado en la ciudad condal durante 10 días, y unos pocos privilegiados tuvimos la suerte de poder asistir a una de sus propuestas más estimulantes, con Nicki como gran eje gravitacional. Acompañada por Ross James (miembro estable de la Terrapin Family Band) a la guitarra y del gran Scott Law a la guitarra y mandolina (los que lo pudimos verlo el pasado verano en su mini gira por nuestro país aún nos frotamos los ojos por su extraordinaria calidad) en (casi) todas las canciones, y de la todoterreno especialista en los Dead Holly Bowling a los teclados en gran parte del recital, la californiana volvió a demostrar que es una de las mejores cantantes de la actualidad, con un registro de voz tan personal como  intransferible, una voz que a veces se rompe para destilar emoción ,rabia y ternura.

Nicki Bluhm Barcelona 2018.2

La clave para entender el repertorio que nos ofrecieron , y por extensión descifrar lo que se cuece en estos momentos en los USA la dio Blum al principio de la velada : “America is a melting pot”. Chapeau. La música americana más excitante nace de esa eterna e infinita tradición oral donde   un gran crisol de culturas se ponen a disposición del principiante para que experimente hasta llegar a su propia exégesis. Comenzó recordando suavemente a sus añorados Gramblers con “Till I’m Blue”, y las citas a su último (y fallido ) álbum como Battlechain Rose” (antes de interpretarla nos  explicó como gestó la canción junto a otro de nuestros monstruos favoritos,Ryan Adams) y “ To Rise You Gotta Fall” sonaron a gloria despojadas de ese grandilocuente sonido Nashville , demostrando que a veces menos es más. Ross James interpretó “Juarez” de su más que recomendable debut “Freak Farm”. Fruto de estos días de convivencia artística mostraron un par de canciones nuevas, interesantes pero pendientes de acabar de pulir. El momento más espiritual  de la  noche llegó con  la estremecedora  versión de “In the Mountains” de Sarah Siskind : a capella (solo Nicki a la acústica), y con la ayuda de Elliott Peck, Jilian Nershi y Grahame Lesh, nos  consiguió arrancar más de una lagrima .

Nicki Bluhm Barcelona 2018.1

Y es que el apartado de versiones fue para enmarcar, con gran protagonismo para varias de las mujeres que han marcado nuestro trayecto vital y musical : “Women be wise” del fundacional primer larga durada de Bonnie Raitt, la tradicional “I Never Will Marry” que Linda Rondstat popularizó en “Simple dreams” , “Fist City” de la incombustible Loretta Lynn y una sorprendente y divertida “Hit Me with Your Best Shot”de Pat Benatar. La tradición puesta al día fue una constante ,como ese clásico inmortal del Country que es “More Pretty Girls Than One” o “Tore Up Over You” de Hank Ballard vía Jerry Garcia, del que se volverían a recordar con una vehemente “Goin’ Down the Road Feeling Bad”.

Nicki Bluhm Barcelona 2018.12

Nos abandonan nuestros héroes, nos dejan huérfanos de una música surgida desde las entrañas y la experiencia. Gregg Allman, Tom Petty o Glenn Frey forman ya parte de una dolorosísima lista a la que nunca nos podremos acostumbrar. Pero la música nunca para. Sus cachorros nos demostraron en una mágica noche de domingo el valor redentor y curativo de la MÚSICA, esa espiritualidad a veces tan intangible que sale a la superficie cuando miras al público y ves sus caras de extrema felicidad, conscientes de que posiblemente cualquier tiempo pasado fue mejor, pero también de que Nicki , Ross , Scott and Co. ni olvidan ni miran atrás con ira , sino que marcan el camino a seguir para perpetuar estas celebraciones de paz , amor y libertad que tanto necesitan nuestros corazones.

Texto por Albert Barrios. Fotos por Desi Estévez.

Nicki Bluhm Barcelona 2018.3

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Redd Kross y BUM en el fin de temporada del Loco Club

Redd Kross y BUM cerraron la temporada de conciertos en la sala...
Leer Más