Marcus King : Música para el cuerpo, mente y alma

A gran parte de los jóvenes se les ha robado la posibilidad de vivir y sentir la música en su máxima expresión: mp3 , plataformas digitales ,playlists, inservibles atajos que no tienen en cuenta al artista; no importa el orden de las canciones, la calidad del Artwork ni la voluntad  del  creador para que su trabajo perviva en el tiempo. ¿Es una generación perdida?

The Marcus King Band crónica 2018.1

Pero asistir a un concierto de Marcus King y su banda es ver la luz al final del túnel. No seré tan osado como Jon Landau y su lapidaria frase (“He visto el futuro del rock & roll y su nombre es Bruce Springsteen”), pero lo de este chaval es para no volver a perder la fe en la raza humana. Sin perjuicios, sin tener en consideración raza, color o credo, solo la espiritualidad regeneradora que impulsa estas armonías hasta el infinito. Heredero de los Mad Dogs and Englishmen de Joe Cocker y Leon Russell y  de Delaney and Bonnie , mezcla el Soul con el Rock y el Southern con el R&B, aliñando con metales y Hammond unas canciones que saben a Sur auténtico.

The Marcus King Band crónica 2018.

El pasado 13 de octubre nos desplazamos a Avignon para comprobar in situ si lo prometido en estudio (su último trabajo “Carolina Confessions” estará sin duda entre los mejore trabajos editados este año) se traspasaba a las tablas ; y  como los grandes clásicos, es encima del escenario donde el grupo da realmente  la talla.

The Marcus King Band crónica 2018.4

Una pétrea sección rítmica, viento y teclados (DeShawn “D-Vibes” Alexander, otro milagro salido de la cantera de Berkeley que toca desde  los dos años)acompañan a un músico bendecido por los dioses :similitudes con Derek Trucks  a parte , no solo derrocha maestría con la guitarra, sino que su voz parece salida del delta del Mississippi, curtida en mil batallas, y con una fuerza tan asombrosa como extraordinaria.

Un generoso repertorio de casi 20 canciones , siete de las cuales de su último larga durada. Difícil destacar solo, una , si acaso una estremecedora “Confessions” con que inició los bises con una espiritualidad Gospel totalmente inédita : D-Vibes en el B-3 y el trompeta Justin Johnson a capella solos en la penumbra, como si alabaran la gran obra maestra del Señor, mientras el resto de músicos se van incorporando poco a poco para completar una magna creación. De su primer y más crudo disco “Soul Insight” sonó  “Booty Stank”, mientras que de su homónimo segundo trabajo nos regalaron tres cortes casi seguidos (“Rita Is Gone”, “Plant Your Corn Early” y “Virginia”). La versiones escogidas les sientan como un guante : la tradicional “Slow blues” , “Woman’s Gotta Have It” de Bobby Womack, “He Bite Me” de los Meters y para cerrar el concierto un “So What” vía James Brown.

The Marcus King Band crónica 2018.3

Sacrificio, mucho trabajo duro y un talento natural que sitúan  al de Greenville como una de las apuestas de futuro(y de presente)  más excitantes de la actualidad : con él a los mandos los  que amamos la música  tenemos que saber que nuestro mundo no se ha acabado, sino que solo ha cambiado.

Texto y fotos por Albert Barrios.

Escucha el nuevo disco de The Marcus King Band “Carolina Confessions” (2018)

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Bruce Springsteen cruza un magistral “The River” en el Camp Nou

Crónica del concierto de Bruce Springsteen and the E Street Band en...
Leer Más