Sam Amidon, desde los Apalaches pasando por el Támesis, llega a Madrid.

  El pasado 23 de enero, Sam Amidon junto a su banda vino a presentar en esta comunidad musical, Suena Conde Duque, su última publicación, titulada “Fatal Flower Garden EP” (A tribute to Harry Smith)* (2019)  y temas de sus anteriores discos como “The Following Mountain”  publicado en 2017, ambos con material propio.  Las portadas de Amidon también se impregnan de su creatividad con escuetos dibujos naíve de montañas o un retrato del propio Harry con una mariposa. Es un músico que no deja nada al azar.

    * Harry Everett Smith (29 de mayo de 1923, Portland, Oregón – 27 de noviembre de 1991, Nueva York) fue un polifacético artista, místico y bohemio norteamericano. Considerado una de las figuras centrales de la vanguardia americana de la segunda mitad del siglo XX. Aunque principalmente destacó como cineasta y musicólogo, se definía como pintor y sus actividades se desarrollaron en una multitud de ámbitos que incluían la lingüística, la antropología, el cine o la traducción. A lo largo de su vida, mantuvo también un marcado interés por las temáticas relacionadas con esotérica, el misticismo y el ocultismo.

   Entre sus obras más conocidas, se encuentra la Antología de Música Folk Americana, lanzada en 1952, compilación de discos de música Folk y Country americana (publicada entre 1926 y 1932). La compilación de Smith, publicada por la discográfica Folkways Records, tuvo una gran influencia en el revival de la música Folk y Blues que se vivió en Estados Unidos en los años cincuenta y sesenta, y en la que participaron artistas como Bob Dylan o Joan Baez. 

   Harry Smith falleció como consecuencia de un ataque cardíaco mientras cantaba en los brazos de Paola Igliori, en la habitación 328 del Hotel Chelsea de Nueva York. Sus cenizas son custodiadas por su mujer, Rosebud Feliu-Pettet.” 

    La música de Amidon es pura magia e improvisación sujeta a un orden, como el de la propia naturaleza. Oriundo de Vermont, ha crecido rodeado de bosques, puentes tendidos sobre caudalosos ríos y senderos para perderse. Con ello ha construido una mitología propia a la que une su versatilidad a la hora de tocar diferentes instrumentos. Aquí le hemos visto con el banjo, la guitarra acústica y una voz increíble, profunda, limpia y cristalina. Ha creado un Folk que algunos llaman renovador, pero es más una asimilación del Folk tradicional hasta crear un estilo más actual y experimental, más suyo. 

” When I was a kid, most of the albums we listened to in the house were made by people who lived in the area and that meant that I had mentors living nearby”

   Le acompaña a la guitarra Bert Cools, un genio de la electrónica y los efectos. Vive rodeado de samplers y sintetizadores. Acaricia sus cuerdas con el arco de un violín o un slide, obteniendo sonidos más graves e incluso distorsionados. 

   Al bajo, batería y teclados se encuentra Chris Vatalaro, el inventor más genial que he visto de juguetes de percusión. Desde un cubo en forma de anillo, un apósito en la punta de su zapato, cables que rodean su cuello, campanillas tibetanas colgando entre sus dedos, cualquier material es susceptible de extraer un sonido peculiar.    

 

 “Suena Conde Duque” hace una labor de acercamiento entre compositores y ciudadanos, disfrutando de conciertos en directo y descubriendo nuevos artistas y estilos. El camino no es tanto una forma de comprensión, si  no más de llegar a sentir la música desde nuestro interior. Este proyecto también incluye conferencias y talleres dirigidos a adolescentes y público en general impartidos por los propios músicos.

Texto, fotos y vídeo por Ana Hortelano

Escrito por
More from Ana Hortelano

The 44 Dealers celebraron su décimo aniversario con Blues

Crónica del concierto de The 44 Dealers celebrado en el Café Berlín...
Leer Más