The Cynics en Madrid. In Music we trust

Si bien, hace unos meses durante su paso por la misma mítica sala madrileña El Sol, The Cynics fueron más que puntuales, el pasado 30 de enero se han hecho de rogar… De hecho, empezaron casi 40 minutos después de la hora anunciada, arrancando con una tímida «Here we are» y una voz que no llegaba. Pero ya nos había avisado Kastelic, su excéntrico frontman nada más salir al escenario: su voz estaba sufriendo los efectos de una agenda apretadísima de promociones y conciertos (su paso por nuestro país incluía 8 conciertos en 8 días). El crooner decía que debía beber mucha agua. Ipso facto se tomó un largo trago de la botella de Cuervo que portaba en su mano.

The-Cynics-Madrid-2020.1

Pero el siguiente tema, el más oscuro “No Place to Hide” con su línea de graves contundente, hizo que el público saltara por primera vez. El setlist, lleno de algunos de sus temas predilectos, como “Blue Train Station”, “Abba”, “No Friend of Mine”, “Baby What’s Wrong”, “The Way It’s Gonna Be” o “Girl, You’re On My Mind”, también incluía un par de canciones de su álbum más reciente, incluyendo “I Need More”. La sorpresa de la noche llegó cuando empezó a sonar algo que nunca habían tocado con su lineup actual – un tema de la cara B de un sencillo que editaron en el ’86 llamado “Summer’s Gone”.

The-Cynics-Madrid-2020.2

El sonido del grupo de Pittsburgh ha sufrido un par de cambios a lo largo de los años: a veces más folk-rock, a veces más agresivo… Pero lo que no cambiará nunca es el buen rollo que desprende Michael Kastelic, el excéntrico frontman del grupo. Sigue como una auténtica cabra, con su pandereta, armónica y maracas, se movía sin parar, con esa sonrisa y esos gestos tan suyos.

The-Cynics-Madrid-2020.3

Los dos Asturianos, Angel Kaplan y Pablo González respectivamente al bajo y la batería, que llevan más de 10 años con la banda, cumplieron su parte, dándolo todo para una sala llena de fans con muchas ganas de disfrutar de esta potencia con la que Michael y Gregg ya llevan 40 años conquistándonos con su sonido punk,
psicodelia y garage de los años 60 .

The-Cynics-Madrid-2020

Pero, por desgracia, todo acabó demasiado pronto. Ni una hora y media había pasado (con bis incluido) cuando sonaba «Get My Way» y quedó claro que la voz de Kastelic ya no podía más. Para despedirse de Madrid, dijo que esperaba poder volver a subirse a las tablas para su 50° aniversario. Esperemos que así sea.

Texto y fotos por Jessica Jacobsen.

Etiquetas de la historia
, ,
More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Cronómetrobudú en la Noche del Rock presentando «Esperanto»

Cronómetrobudú actuó el pasado día 23 de Noviembre de 2018 en el...
Leer Más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.