Existen discos igual de buenos que “Ragged Glory” de Neil Young and Crazy Horse (1990) pero no mejores…

Neil Young Ragged Glory disco aniversario
Neil Young Ragged Glory disco aniversario

Probablemente sea el disco de Neil Young que más vueltas ha dado en el reproductor de mi casa o en mi coche. “Ragged Glory”, disco publicado un 9 de septiembre de 1990 por parte del viejo lobo y sus caballos locos, Crazy Horse, nos ofrece uno de sus trabajos más memorables y uno de los mejores discos de rocanrol de todos los tiempos envuelto en 10 salvajes y épicas canciones dentro de un acertado título, “Andrajosa, harapienta gloria”. Neil Young dejó definitivamente que sus caballos saliesen del establo junto con el co productor David Briggs.

“Ragged Glory” es sin duda un monumento al espíritu del rock and roll, a la búsqueda de la pasión sobre la precisión, al poder puro y al alma sin adornos. Neil y sus chicos en Crazy Horse con el guitarrista Frank Sampedro, el bajista Billy Talbot y el batería Ralph Molina, salvajes en todo el disco, elevan gloriosamente cada canción a un siguiente nivel. No hay baladas acústicas, todo, incluso su himno al ecologismo es intensamente eléctrico.

Durante la hora y poco que dura el disco se respira toda energía indómita y creatividad. Disco de guitarras de saber cómo acariciarla y extraer de ella sus notas más dulces, desterrarando de sus cuerdas las partes más oscuras. Su voz, siempre rústica, como la de los coros sin matices, parece que están a punto de quebrarse sin poder alcanzar la próxima estrofa.

El final de la década de los ochenta, tan errática musicalmente, llegó con el regreso de Crazy Horse y el reconocimiento como abuelo del grunge gracias a discos como Ragged Glory o su relación con bandas como Pearl Jam o Sonic Youth, a las que llevó de gira con su banda en 1991. No todo iba a ser alegrías ya que durante la década de los 80, después de pasar toda su carrera en solitario con Reprise, decidió arriesgarse con un viejo conocido, firmando para el sello de David Geffen en 1982 y lanzando discos bastante fríos y no a la altura, hicieron que Geffen presentara una demanda sin precedentes contra Young por hacer álbumes no representativos de su música. Young pasó gran parte de la década de los 80 concentrándose en lo que realmente importaba, cuidando a sus hijos, quienes habían sido diagnosticados con parálisis cerebral.

La demanda se resolvió fuera de los tribunales en 1986 y Young lanzó dos álbumes más para que Geffen cumpliera su contrato con “Landing On Water” y “Life with Crazy Horse” en 1987, antes de regresar a la comodidad familiar de su primer sello, Reprise. Después de reunirse sorprendentemente con David Crosby, Stephen Stills y Graham Nash para el sencillo álbum American Dream a fines del 88, Young siguió con “This Note’s For You” con el verdadero regreso a la forma de “Freedom” (1989) al año siguiente, en el que Neil Young, y su alma, estaban de vuelta.

Neil Young usa entonces Crazy Horse como su vehículo para su exploración sónica. Durante sus largas improvisaciones, aprovechan un modo primordial de creatividad enrarecido. Eso ocurrió cuando se reunieron en Broken Arrow, el rancho de Young en Redwood City, California, para tocar una serie de canciones dentro de su granero de madera contrachapada. Ese conjunto de canciones terminó convirtiéndose en dos sesiones de grabación durante dos semanas. No se repitió ninguna canción durante las sesiones para mantener fluida la espontaneidad.

“Ragged Glory” es andrajoso y desgarrado, arenoso y valiente, con el menor brillo posible. “Country Home”, “Over and Over”, “Mansion on the Hill”. “Days that used to be”  o “Love and Only Love”, todo el disco. Un grupo de amigos, los Crazy Horse, apiñados alrededor de su jefe, entonando nuevas canciones mientras el sol se esconde tras los campos de trigo.  El rocanrol no morirá jamás con músicos como Neil Young, es difícil de que alguien se anime a asegurar lo contrario. “Ragged Glory” uno de los grandes discos de todos los tiempos de uno de los grandes. “Love and only love, will break it down, break it down, break it down and over and over, and over again!” 

Escucha “Ragged Glory” de Neil Young and Crazy Horse (1990) pero no mejores…

NO MUSIC. NO LIFE. PLAY IT LOUD, MUTHA! FUCK YOUR SPEAKERS. MAKE ART NOT FRIENDS. MUSIC IS MEDICINE

Discos olvidados en nuestra sección Discos olvidados.

 

 

More from Carlos Pérez Báez

Adiós a George Young guitarrista de The Easybeats y consejero de AC/DC

A los 70 años murió este pasado domingo 22 de octubre George...
Leer Más