The Mothercrow. La aplastante realidad en el casi irreal 13º Aniversario de Rocksound

Habría que barajar qué es más sorprendente, si vivir un encierro mundial catalogado como confinamiento y la connivencia para con el morral, bozal o mascarilla, o la celebración del décimo tercer aniversario de un lugar que, hoy por hoy, únicamente existe en los corazones de aquellos que pudieron disfrutar de sus paredes antes de ser derribado. Una conmemoración que ha tomado todos los fines de semana, y tomará hasta el último del mes de junio, en otro de esos lugares de ésta, la siempre Layetana Ciudad, convertido por sus feligreses en punto importantísimo del Metal Catalán, del procedente de Can Conill (Tierra de Conejos o extensión monárquica más allá de las fronteras Lleidatarraconenses) e internacional, la Sala Bóveda. Que ha prestado sus siempre mágicas y oscuras paredes a Rocksound, bien, a quienes se niegan a que ésta desaparezca Antonio Celeiro y Producciones Acaraperro, siempre con un posible futuro cual Ave Fénix Rocksound, han vuelto ha hacerlo corpóreo, omnipresente e inmortal con bandas mucho más que amigas cómo la que festejó esa decimotercia cita anual el pasado día diecinueve de junio, los layetanos The Mothercrow.

The-Mothercrow-Rocksound-Aniversario-2021.

Karen Asensio, voz; Daniel Ribeiro, bajo; Max Eriksson, guitarra y Pep Carabante, batería; ascendieron al escenario revalorizando el ridículo panorama del permitido sold  out, representado por cien sillas ocupadas por contenidos y educados seguidores de la banda y de ese siempre presente Rocksound. Eufóricos por dejar de “tocarse encima” y retornar por fin al escenario, su hogar, con sus seguidores, su familia, aún más por disfrutar de su particular homenaje a esa sala que se convirtió, casi, en el salón de su casa e ilusionados, pero con rabia, iniciaron con “Revolution”. Un tema al más puro estilo denuncia con ese lenguaje elegante que sin gritar un “Hay que acabar con todo”, transporta al respetable a cualquier terreno donde la protesta y la inconformidad median como moneda de cambio.

The-Mothercrow-Rocksound-Aniversario-2021.2

Karen, con ese vozarrón que ella asegura no poseer, parecía querer escapar de su vestido negro, estilo japonés, contorsionándose a cada palabra de “Mantis” mientras Max rasgaba docto sus seis cuerdas y Daniel, igualmente erudito, acariciaba las cuatro cuerdas en perfecta armonía con las aparentemente desbocadas baquetas de Pep, sobresaliendo en muchos temas por encima de bombos y platos, en pie, golpeando como si estuviese a punto de saltar más allá de su compuesto instrumento e incluso de Karen.

The-Mothercrow-Rocksound-Aniversario-2021.3

The Mothercrow, al fin y al cabo, poseedores de un exquisito rock, blues, psych, soul setentero de rabiosa actualidad esa noche repartida en catorce temas que continuaron con “Stone” con el riff de Max, casi amenazando con lo que le espera al público con esas seis cuerdas, acompañado por la cadencia de las cuatro cuerdas de Daniel , las baquetas de Pep y la entrada de la voz de Karen, calma con ligeros ascensos hasta que un -¡Yeah!-, eleva todo por los aires sin perder el tono blues para pasar a “Your Hell”, “Mescalito” y “Magara”.

The-Mothercrow-Rocksound-Aniversario-2021.4

Después un incuestionable homenaje a “Leaf Hound” con el tema Freelance Fiend que, aún con el insoportable inmovilismo del respetable, casi maniatado por el protocolo a las malditas sillas, logró, una vez más, que éste, el público, consiguiera a duras penas reprimir su impulso natural de alzarse para saltar, gritar y vitorear al cuarteto layetano como realmente se merecían. Un clima, no enrarecido pero sí muy extraño por esa falta de mezcolanza de hedores emanados por los cuerpos tan poseídos por la música como los de The Mothercrown y, por esa “insana” costumbre de Karen de casi enfrentarse a su público, micrófono en mano, para llenarse de ese aliento y esa energía que la provoca y la retroalimenta, fue roto y enaltecido por la aparición de Zenda Danza, portando unas enormes alas doradas y regalando, al son de “Gauan (Lo-Kanta)”, una nana cantada en euskera que nos transporta al temor de la noche y al cobijo de las negras alas de la Madre Cuervo.

The-Mothercrow-Rocksound-Aniversario-2021

Una mezcla de danza del vientre y tribal fusión, que estimuló aún más, cuando Karen se dejó abrazar por las hipnóticas alas doradas, creando una imposible y mágica imagen acorde con el tema, a un público rebelde al sentimiento de inmovilismo rompiéndolo con un aunado y frenético aplauso y vitoreo que finaliza cuando las cuatro cuerdas de Daniel inician el tema “Forevermore”. De ahí, al último tema “Swat it”, realmente es un aplastamiento de su público, con el funky de “Jaw to the law”, la brutal “Lizard Queen”, el blues rock de “Ashes”, con la que esas cenizas que esconden el verdadero nombre del amor cautivan a un respetable rendido y con el indeseado pálpito de arribar al final. Tras ser gratamente sorprendidos por uno de los nuevos temas, “Howling”, del que será su segundo álbum, comenzaron con “Swat it”, el tema compuesto en honor a la sala que esa noche, un día más del corto mes de junio, celebra su décimo tercer aniversario.

The-Mothercrow-Rocksound-Aniversario-2021.6

Con el que aúnan el festejo, la nostalgia de unas paredes que jamás debieron desaparecer, el anquilosamiento de unas malditas sillas y, por encima de todo, la música de The Mothercrow que supo cómo siempre y cómo nadie, en las impensables circunstancias en las que nos encontramos, enaltecer, arrobar y destrozar a un público ávido de música en directo sin censura en cunas como la conmemorada y ya casi mitológica Sala Rocksound.

The-Mothercrow-Rocksound-Aniversario-2021.5

Texto por yon raga kender

[¿`+¡`_ ´)´¿ ¡¨,[

Fotos por Christian Espinel.

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Dead Bronco y Badlands presentando “The Annunciation” y “Tornado”

Noche de presentación del nuevo disco de BADLANDS en Palau Alameda, Valencia...
Leer Más