Jeremy Ivey edita su mejor disco, «Invisible Pictures»

Jeremy Ivey edita su tercer disco, Invisible Pictures. Después de dos discos producidos entre él y su esposa, Margo Price, en esta ocasión ha contratado un productor externo. El elegido ha sido Andrija Tokic, conocido por sus producciones a Alabama Shakes, Riley Downing o Hurray For The Riff Raff. Tras su destacado disco de 2020 (Waiting Out the Storm), el disco busca aires nuevos. Nuevo productor, nuevos músicos y una variada muestra de canciones que discurren por el rock, pop, indie e incluso flamenco. Jeremy ha confesado ser un gran admirador de nuestro Paco de Lucía.

Es su tercer álbum para ANTI Records. El más especial, ya que se comenzó a componer tras haber sobrevivido a un episodio muy grave de COVID-19. De hecho, es posible que si no llega a ser por Fiona Prine, la viuda de John Prine, quien después de la muerte de su esposo le dejó el nebulizador y le administró Albuterol a Prine en el hospital, quizás se hubiera quedado por el camino.

Escucha Invisible Pictures de Jeremy Ivey aquí: 

Nacido en San Antonio, Jeremy sufrió un derrame cerebral y le diagnosticaron parálisis cerebral durante la infancia como resultado de la adicción a las drogas de su madre biológica. Los médicos dijeron que nunca aprendería a caminar o hablar, pero Ivey luchó y logró convertirse no solo en un talentoso multiinstrumentista, sino también en un escritor profundamente poético. Cuando era niño, fue adoptado por una familia fundamentalista, que le prohibió escuchar música popular y lo mantuvo aislado del mundo real. Por supuesto, en cuanto pudo, Ivey salió a la carretera en busca de una identidad. Durante años viajó por el país, trabajando en cocinas y tocando la guitarra para llegar a fin de mes. Finalmente, llegó a Nashville, donde comenzó a colaborar (y finalmente se casó) con otra luchadora, Margo Price.

Después de años de vagar por la escena de bares y honkytonks de Nashville, la pareja experimentó un gran éxito con Midwest Farmer’s Daughter de Price, en gran parte coescrito y grabado con Ivey. Jeremy hizo lo mismo en 2019 con su propio debut en solitario, The Dream and The Dreamer, que Rolling Stone comparó con Beck. El siguiente, Waiting Out The Storm, de título muy profético, fue igualmente bien recibido. Sin embargo, cuando comenzó a trabajar en Invisible Pictures, Ivey decidió esforzarse compositivamente, volviendo a la música compleja y armónicamente sofisticada que lo había fascinado en sus años de juventud pero que había pasado a un segundo plano desde que se mudó a Nashville.

“Empecé a escuchar mucho a Paco de Lucía y a tocar más la guitarra acústica en casa. Empecé a usar más matices en mi escritura, y luego inventaba acordes para acompañar esas melodías, incluso sin saber qué era lo que estaba tocando. Cuando cantas una melodía en tu cabeza, puedes ponerle tres acordes o nueve. Esta vez, busqué siempre llegar a los nueve».

El álbum es un intento de escapar de los sonidos de Nashville. Hay una gran libertad creativa, recurriendo a todo tipo de sonidos, desde el flamenco y la música clásica hasta el indie rock clásico y las melodías del pop British. Un álbum apasionado y trascendente que recuerda a John Lennon o Elliott Smith. De hecho, Ivey se fue a Los Ángeles para mezclarlo junto al colaborador de Elliott Smith y Beck, Rob Schnapf. En cuanto a las letras, abandona la crítica social para explorar sentimientos como la depresión, la identidad y la pertenencia. Muchas de las canciones evocan a la música de los 70, pero con un toque moderno que las hace completamente vigentes. Hay ecos de Nilsson, Cohen, los Kinks…

Orphan Child mezcla la sensación de estar perdido con la sensación de ser un niño adoptivo, pero deja un halo de esperanza. La segunda pista, Trial By Fire, es una exquisita combinación de piano, guitarra acústica y cuerdas sobre aceptarse a uno mismo. Keep Me High, coescrita con Margo, empezó como un tema dedicado a su nuevo hijo, pero acabó en algo diferente. Aunque muchas de las canciones exploran temáticas complicadas, siempre hay un sentimiento de esperanza, como en la pegadiza Invisible Pictures, que se esfuerza por encontrar el lado bueno de la Navidad. Fue escrito tras los atentados que hubo el 25 de diciembre de 2020 en Nashville. El barroco Empty Game trata sobre el increíble consumismo que nos devora. Black Mood, busca misericordia en medio de una profunda depresión; Phantom Limb es una melodía indie rock que habla de una relación abusiva.

Mike Campbell ha elegido a Jeremy para que sea el telonero de los Dirty Knobs en la presentación de su nuevo disco. Tiene que aprovechar el tiempo libre que le ha dejado Margo Price. Al ser la parte de la pareja más exitosa, ella siempre es la prioridad. Pero ahora Margo está en stand by, componiendo canciones y a punto de publicar su biografía.

JeremyIveymm

Jeremy Ivey Invisible Pictures. Jeremy Ivey Invisible Pictures. 

Escrito por
More from Javier Casamor

Daniel Romano: finalmente libre.

El cantautor canadiense demostró en el Café Berlín que la evolución en...
Leer Más