Courtney Jaye edita «Hymns & Hallelucinations», su disco de gospel psicodélico

Courtney Jaye edita su nuevo álbum, Hymns & Hallelucinations, un disco que ella define como “música espiritual para bichos raros”. Toda una experiencia auditiva, con canciones coescritas junto a Kenny Childers. El disco ha sido grabado en los 444 Studios de Nashville, producido por ella misma bajo la dirección musical de William Tyler. Los músicos participantes son el propio Tyler (guitarras), Jack Lawrence (bajo), Loney John Hutchins (teclados), Mikaela Davis (arpa), Luke Schneider (pedal steel) y Austin Hoke (violoncello).

Escucha Hymns & Hallelucinations de Courtney Jaye aquí


Nacida en Pittsburgh, Pennsylvania, sus padres se mudaron a Atlanta cuando era adolescente. De ascendencia judía, los discos de Grateful Dead y Neil Young le cambiaron la vida. Desde muy joven, pasó la vida viajando por el país hasta que acabó en la isla hawaiana de Kauai, una experiencia que influyó en sus primeros pasos compositivos. En 2005 publicó su debut en Island, Traveling Light, un buen disco de rock americano. En él, junto a canciones propias, se podían escuchar canciones compuestas junto a gente como Gary Louris, Matthew Sweet o Butch Walker. Aunque parecía que podía iniciar una carrera de éxito, no fue así y se pasó el resto de la década publicando discos autoeditados. Con The Exotic Sounds of Courtney Jaye (2010), empezó una nueva fase, ya en Nashville.

Los títulos de las canciones (Let There Be Light, The Kingdom Is Inside Me, Take It Up With The Lord.) no dejan lugar a dudas. Pero la temática, más que religiosa, es la búsqueda de certezas en la vida. Cuando estaba dando vueltas a la idea de grabar un disco góspel encontró su principal apoyo en Ikey Owens (Mars Volta, Jack White). Su muerte inesperada en México hizo que Jaye sintiera que, tarde o temprano, grabaría este disco como homenaje. Ocho años después, por fin ve la luz.

“Hice todo lo posible para hacer un disco sobre las experiencias cercanas a la muerte, personal, artística y profesionalmente, que me llevaron a entenderme a mí misma con la esperanza de que pueda ayudar a otros que pasan por lo mismo. Quiero que sepan que no están solos, que estas pruebas que la vida nos pone tienen un propósito”

Como complemento al disco, Jaye ha creado cortometraje de 30 minutos que Jaye define como “una exploración visual e introspectiva, meditativa y psicodélica del alma de una mujer: su ira, su confusión, su tristeza, su sexualidad, su desafío, su oscuridad, su fuerza y ​​su luz”. Al igual que el disco, es la historia de una mujer que descubre «las partes más profundas de sí misma mientras enfrenta sus miedos, evoluciona en el camino y se ilumina con el Poder Supremo detrás de todo».

Mientras presenta este disco que le llevo una eternidad acabar, Jaye ya está inmersa en su nuevo proyecto: un disco de canciones de cuna. En el repertorio, entre otras, Stand by Me y My Darling de Wilco. También podemos escucharla en el disco homenaje a Neal Casal que salió el año pasado.

Etiquetas de la historia
Escrito por
More from Javier Casamor

Senora May lanza su nuevo disco «All Of My Love»

La cantautora de los Apalaches afronta con optimismo su segundo álbum, llenándolo...
Leer Más