Oh Bro! en la Aldea Gala

Andaba yo pensando que me estaba quedando atrás, o al margen, envejecido y sin saber salir, desconectado de un mundo aturdido por músicas urbanas, cuando cinco irreductibles de Murcia me dieron una bofetada de realidad en plena huerta.

O-Bro-Fillmore-2022-4

O-Bro-Fillmore-2022-7

Ahí estábamos, en la aldea gala, resistiendo a lo que llega después de la posmodernidad, escuchando canciones con sabor a granja, disfrutando del hecho incontrovertido de ser unos pueblerinos pasados de moda que se emocionan con la música que la generación de nuestros padres no escuchó y la de nuestros hijos no escuchará, bañándonos en autenticidad, esa que brota de los primeros compases de un concierto que empieza con la reverencia a The Band, “The Shape I’m in”. Vamos a bailar, vamos a bailarnos a nosotros mismos.

O-Bro-Fillmore-2022-6

Son Oh Bro!, gente con años de música en los bolsillos, que cambian de instrumento en cada canción, que intercambian roles, ahora canto yo, ahora cantas tú, ahora tú tocas el bajo, o no, en esta lo toco yo. Pito Hervás, Miguel Bañón y Carlos Vudú, en primera línea de la escena, armonizan, se dan réplicas, se turnan. ¿The Band, decíamos? El espíritu de los canadienses se nos manifestó la noche del primer viernes de fiesta sin mascarillas, mientras bebíamos cerveza y sonreíamos, y un perro cruzaba entre nuestras piernas, y la noche se llenaba de estrellas, y el relente empapaba las plantas.

O-Bro-Fillmore-2022-8

O-Bro-Fillmore-2022-9

Vinieron Oh Bro! a presentar su primer disco, de inequívoco título, “Move into the country”, una colección de canciones que podían confundirse con versiones de clásicos que no conocías, y no los conocías porque no existen, porque son de ellos, piezas redondas en su clasicismo, como “Rain Comes down my Head”, que a veces se enamoran del pop como “What I Like about You”, baladas a corazón abierto como “Suzie Come Home” y a tres voces como “You Were my Water”.

Las alternaron con otras que sabes que no son suyas pero bien podrían serlo, porque las llevan a su terreno del mismo modo en que Dylan traía todo a casa. ¿Puedes imaginar “Fat Bottomed Girls” en una fiesta vaquera? ¿Quieres saltar con “Happy” más de lo que lo has hecho cuando la tocaban los Rolling Stones?

Todo eso es posible con Oh Bro! y todo sucede en ese territorio musical que no se rinde, en el que Raúl García saca la tabla de lavar de un aparte de la batería, donde Hervás cambia el dobro por el bajo, y Vudú el bajo por la mandolina, y Bañón toca todas las guitarras que tiene cerca, y el violín de Irene Cano centellea bajo el techado de un aparcamiento pintado de colores, y las planchas de la cocina desprenden el olor de las salchichas, un lugar sagrado donde nadie come pollo teriyaki, donde nos congregamos al llamado druídico de Paco Oncina, maestro de ceremonias del Fillmore Huertano, sabiendo que la realidad virtual no existe, que la música no es un algoritmo sino una emoción.

Oh Bro! actuaron en el Fillmore Huertano de Elda, el viernes 29 de abril de 2022.

Fotos y vídeos por Juan J. Vicedo.

O-Bro-Fillmore-2022-5

Etiquetas de la historia
, ,
Escrito por
More from Juan J. Vicedo

Imposible vivir así. Enrique López y Miguel López

“Todo sobre el adiós de The Band y la película más musical...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.