EXISTEN DISCOS IGUAL DE BUENOS QUE «SANDY» (1972) DE SANDY DENNY, PERO NO MEJORES…

Sandy Denny Sandy disco

Es curioso lo poco que se habla actualmente de Sandy Denny. Ella fue la cantante y compositora británica de folk-rock más destacada de finales de los 60 y principios de los 70. Alguien decisivo en el impacto que tuvieron grupos pioneros del folk rock británico como Strawbs, Fairport Convention y Fotheringay. Su inquietante imagen y su penetrante voz son, practicamente, el canon del estilo, y su influencia llega hasta nuestros días. No hay cantautora británica que no le deba algo. Lo más conocido de Sandy es Who Knows Where the Time Goes?, clásico absoluto que fue llevada al éxito por Judy Collins, aunque Denny la cantó tanto en Straws como en Fairport Convention. Y, además murió joven: todos los ingredientes para ser una leyenda.

Escucha Sandy de Sandy Denny aquí:

Alexandra Elene McLean Denny nació en 1947 en Wimbledon. Tomó lecciones de piano clásico cuando era niña y se interesó en el canto a una edad temprana, pero tras acabar el instituto decidió a estudiar Enfermería. Empezó a destacar cantando en los pubs de la zona, entró en los Straws y ya nunca volvió atrás. En 1968, se unió a los Fairport Convention, que con ella hicieron sus mejores álbumes: What We Did on Our Holidays, Unhalfbricking y Liege and Lief, considerados unanimemente como los mejores discos de folk-rock británico de todos los tiempos. Aunque era un grupo muy coral, Denny destacó en temas como Tam Lin, Fotheringay y Autopsy (las dos últimas, escritas por ella).

Denny dejó Fairport Convention en 1970 -«estuve demasiado tiempo con ellos y tenía muchas ideas en mi cabeza»- y formó los efímeros Fotheringay, junto a su futuro marido Trevor Lucas a la guitarra. Curiosamente, la banda se disolvió tras un concierto en el Royal Albert Hall donde su telonero, un emergente Elton John, les arrasó. Tras este fracaso, firmó con Island Records e hizo su debut en solitario con The North Star Grassman and the Ravens, producido por Richard Thompson. También ese año hizo un dueto con Robert Plant en The Battle of Evermore, en el mítico Led Zeppelin IV (la única vocalista invitada en toda la historia de la banda).

«Su estilo era único, su fraseo era único. No hubo nadie como Sandy. Tenía una voz muy poderosa. Estaba fabulosamente afinada, como la de Patsy Cline. Nadie escuchó jamás a Patsy desafinando y tampoco escuché a Sandy desafinar. Estaba absolutamente concentrada todo el tiempo». Richard Thompson.

Sandy es su disco más ambicioso y la muestra en el esplendor de su carrera. No grabaría jamás un disco tan sólido como este, que se encuentra a mitad de camino entre sus inicios folk y los intentos fallidos de modernizar su sonido que marcarían sus siguiente discos. La fotografía de portada es de David Bailey (mítico fotógrafo, conocido en el mundo del rock por sus muchos trabajos para los Rolling Stones, entre otros ).

sandy-libreto

Fue el primer disco que le producía su esposo Trevor Lucas y presentaba ocho composiciones propias, una versión del Tomorrow Is A Long Time de Bob Dylan y The Quiet Joys of Brotherhood. (del cantautor y escritor Richard Fariña), para el que eligió un arreglo vocal muy barroco con voces superpuestas que se inspiraba en el Ensemble of the Bulgarian Republic. El álbum logra con éxito mezclar el sabor tradicional de las canciones de Sandy, muchas de las cuales tratan sobre marineros, gitanos y otros temas típicos de la tradición inglesa, con un amplio abanico de arreglos, desde la pedal steel a la orquesta sinfónica. 

Destaca la maravillosa It’ll Take a Long, Long Time. Con John Bundrick en el órgano y «Sneaky» Pete al pedal steel matizando una maravillosa base acústica que puede recordar a Harvest, coetáneo suyo. El resultado es un viaje fantástico, con la potente voz de Sandy por encima de todo, repitiendo las memorables líneas del estribillo: “And it’ll take a long long time, it’ll take a long long time»

Pero el nivel se mantiene altísimo en todo momento. Imposible no hacerlo con el elenco de músicos que participaron en la grabación, todos respaldando a Sandy y su excelente colección de canciones. The Lady, basada en el Concierto para piano de Delius, es todo un reto del que sale airosa. El momento más rockero llega en For Nobody to Hear, donde hay unos excelentes arreglos de metales creados por el maestro Allen Toussaint. Listen, Listen se eleva con la ayuda de Richard Thompson a la mandolina y unos arreglos orquestales muy matizados. Por otro lado, Tomorrow Is A Long Time se convierte en uno de los covers más bonitos de Bob Dylan que se hayan hecho jamás.

sandy3 sandygrave

Este álbum fue el punto culminante de su carrera. Sus canciones suenan enraizadas en la campiña inglesa y están escritas con una sabiduría que ninguno de sus contemporáneos poseía. La música de Sandy era incómoda, exigía demasiado. Quizás, por ello, nunca llegó a triunfar de forma masiva. De allí en adelante, sus intentos por modernizarse y sus problemas personales le harían entrar en decadencia.

A pesar de su inmenso talento como compositora, Sandy estaba atormentada por inseguridades crónicas que la llevaron a los excesos. La frágil autoestima de Denny se vio sacudida por el arquetipo de delgadez del Swimming London. Uno de los primeros perfiles de Melody Maker la describió como rellenita. Según Linda Thompson, «Tenía un talento increíble pero su sueño siempre fue ser bonita, delgada y elegante. Tomaba pastillas para adelgazar y adelgazaba, pero volvía a engordar. Era una verdadera carga para ella».

sd-gettyimages-3296455

Bastante autodestructiva, se cuenta que era la única dama que podía tumbar a sus amigos Keith Moon y John Bonham. Bebía para olvidar su infelicidad, no solo por su inquietud persistente sobre su apariencia, sino también por un gran historial de abortos espontáneos. Al final, fue madre en el peor momento posible. El bebé nació con sólo seis meses y estuvo ingresado dos para liberarle de su dependencia de las drogas.

Cómo estaría Sandy (se lo olvidó en un pub, tuvo un accidente con el bebé a bordo,…) que Trevor, su marido; lo tuvo que secuestrar y llevarlo a Australia al ver que Sandy no podía gestionar la maternidad. Cuatro días después de su partida, la encontraron inconsciente en el piso de un amigo y murió en el hospital poco después. Siempre se ha dicho que se había caído dos semanas antes en casa de su madre, pero ésta no había querido llevarla al hospital y que el medico supiera que su hija era una borracha. En esos días, se fue formando un coágulo en el cerebro que acabó con ella. Otro gran talento que había sido desperdiciado demasiado pronto. Nos quedamos con este homenaje que le rindió el enorme Phil Lynott.

Escrito por
More from Javier Casamor

Angel Olsen presentará su nuevo disco, «All Mirrors» en Madrid y Barcelona

Nuevo disco de Angel Olsen titulado "All Mirrors" que vendrá en enero...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.