Mike Oldfield y “Five Miles Out” (1982): el viaje infinito

MIke Olfield Five Miles Out review disco

Tan singular como peculiar, hay que situar el origen del álbum un par de años antes de su publicación, concretamente el 20 de septiembre de 1980. Esa noche, justo después de una actuación en Barcelona englobada en su gira europea, Oldfield decide contratar (para él y sus músicos) un avión privado para llegar a la siguiente actuación en San Sebastián. Pero con lo que no contaba era con la total inexperiencia del piloto y el erróneo traspaso de información con la torre de control.

Sobrevolando el aeroplano los Pirineos, se mete de lleno en una tormenta que desata el pánico y el caos inmediato. De manera casi milagrosa consiguen atravesarla y llegar a su destino, pero los días posteriores el músico británico tiene claro que tiene que canalizar el aluvión de emociones de alguna manera, y esa manera es la composición de la canción “Five Miles Out”. Aunque no se trata de un disco conceptual, será el punto de partida de una de las obras más celebradas del genio de Reading.

MIke Olfield Five Miles Out review disco.

Y es que si estamos de acuerdo en la sublimidad de la trilogía inicial, “Five Miles Out” está solo un peldaño por debajo. Después de un periodo de transición, de varios LP’s en los que no acaba de dar con la tecla adecuada, Mike reprende la senda del éxito manteniendo la originalidad y personalidad propias, pero sin renunciar a las nuevas tecnologías.

Es cierto que la utilización de sintetizadores y más partes vocales lo ayudan a volver al primer plano de la actualidad, pero no es algo buscado: es simplemente lo que le apetece hacer en ese momento. «Taurus II» es la gran masterpiece del álbum, un festín de los sentidos de casi 25 minutos en que la inclusión de la gaita de Paddy Moloney le acaba de otorgar la categoría de inmortal.

MIke Olfield Five Miles Out review disco.

«Family Man» sorprende como irresistible single que mezcla pop y progresivo, «Orabidoo» es una melosa sincronía de guitarra y teclado, y en “Mount Teidi» experimenta con ilimitados sonidos. Cierra con la canción que da título al álbum, super intensa y rockera, con Oldfield cediendo espacio y libertad a los integrantes de su banda, con la gran Maggie Reilly al frente.

¿Y la portada del disco? el perfecto inicio de un viaje infinito…

Escrito por
More from Albert Barrios

Los Zigarros: pasemos la noche juntos (La Mirona, Girona, 25 de Enero de 2020)

Ayer por la noche volví a constatar con Los Zigarros ese tópico...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.