Sheryl Crow finalmente nos hizo felices

Sherl-Crow crónica Barcelona review

Sheryl Crow está de vuelta. Sin hacer mucho ruido se ha embarcado en una gira que la ha traído a España 27 años después de su actuación en el Doctor Music Festival. Viendo el concierto de ayer, esperamos que la próxima visita no se dilate tanto en el tiempo.

Tras su paso por el Azkena, con excelente crítica, y el Starlite de Marbella tocaba su paso por el ALMA Festival. Sheryl Crow fue la encargada de dar inicio a esta segunda edición de la nueva etapa ubicada en el Poble Espanyol. Era su segunda visita a la ciudad, si no contamos su paso dentro de la banda de Michael Jackson en 1988. En aquel primer concierto en la sala Zeleste presentaba “Tuesday Night Music Club” disco que a la postre le llevó a viajar por el mundo con un status de estrella emergente. Un par de años más tarde, formaría parte del cartel del Doctor Music Festival con su disco homónimo bajo el brazo. Y tras eso un largo hiato de 27 años en nuestros escenarios. 

Sherl-Crow_DSI0315©DesiEstevez

Quizás por eso, el repertorio que sonó en la plaza mayor del Poble Espanyol fue toda una colección de grandes éxitos cuya mayor parte provenían de sus dos primeros discos. Y eso que tiene “Evolution” recién salido del horno, pero su paso anoche por el nuevo disco fue muy escueto. Tras el breve discurso de inauguración del festival por parte de su director, Sheryl Crow y su banda salieron al escenario al ritmo del stoniano “Start Me Up”. “Real Gone” fue la encargada de arrancar con fuerza el concierto. Da gusto escuchar que sigue manteniendo su tono de voz como si no hubieran pasado los años. A eso, sumad que viene acompañada de una banda que suena como un tiro. A su izquierda, las miradas se centraron en Audley Freed que dejó durante toda la velada su sello de calidad con las guitarras. 

Sherl-Crow_DSI0406©DesiEstevez

Tras unas palabras en castellano y catalán, Sheryl Crow nos invitó a un viaje hasta el principio de todo y la intención de que la noche fuese una fiesta. Y lo cierto es que tiene la fórmula para conseguirlo. Un repertorio de sobras conocido por todos hizo que el público corease cada uno de los temas. “A Change Would Do You Good” a ritmo trotón del que pasea alegremente por el campo sirvió para ajustar algún pequeño tema de volumen. A partir de aquí todo vino rodado. La nostalgia llenó la plaza mayor del Poble Espanyol a ritmo de “Run, Baby Run”, pero si se nos había prometido una fiesta, nada mejor que su primer éxito. “All I Wanna Do” significó el desembarco en el mundo de su primer trabajo y a la vista está que quedó en la memoria de todos. 

Sherl-Crow_DSI0398©DesiEstevez

Con un inicio como este resulta fácil engancharse a un carro al que aún le seguirían un par de éxitos más. Y si para Sheryl Crow alguien fue “My Favourite Mistake”, para el que escribe ese es el mejor error que tiene. Fue además la primera ocasión en la que dejó las guitarras para colgarse el bajo. Las luces de neón en la gran pantalla convirtieron el escenario por un momento en la ciudad del pecado para “Leaving Las Vegas” antes de que la cantante de Misuri rescatara los toques country de “Strong Enough” para continuar. 

Sherl-Crow_DSI0292©DesiEstevez

Si minutos antes podíamos ver a la artista más turista ensalzando la arquitectura de Gaudi, ahora llegaba el turno de la más comprometida. Tras el alegre ritmo de “Hard To Make A Stand” se esconde una historia escrita hace treinta años sobre un chico que estaba transicionando. Además le sirvió como excusa para agradecer estar de gira por salir por una temporada de las mentes cerradas de su país. “Evolution” fue la única muestra de su reciente trabajo de mismo título. Un tema dedicado a las tan en boca inteligencias artificiales. No me hubiera importado que, aprovechando esta incursión en el nuevo disco, hubiera cambiado “First Cut Is the Deepest” por “Diggin’ In The Dirt”. Pero tampoco le voy a poner pegas a escuchar el clásico de Cat “Yusuf Islam” Stevens. “Cross Creek Road”, la única concesión a “Threads”, nos dejó un espectacular final a cargo de Audley Freed

Sherl-Crow_DSI0379©DesiEstevez

El tramo final del concierto comenzó con “There Goes the Neighborhood”, que mejora cuando se la desnuda de los toques de modernizar su sonido en la época. Continuó con uno de sus clásicos más deliciosos,“If It Makes You Happy” antes de ponerse playera con “Soak Up The Sun”, un tema que flirtea peligrosamente con el pop más comercial. Pero tampoco se le ha pedido nunca que fuese una cantante de densos textos y ella había prometido una noche de fiesta. Así que ninguna objeción a esa golosina sonora antes del último clásico antes de los bises.

Sherl-Crow_DSI0329©DesiEstevez

Poco tiempo dejaron al público en stand by entre “Everyday Is A Winding Road” y “Steve McQueen”. El último disparo eléctrico del que pudimos gozar antes de echar por última vez la vista atrás a aquel “Tuesday Night Music Club”. El viaje al pasado se cerraba con “I Shall Believe” dejando en boca el sabor de ese último trago reposado tras una buena velada. Esperamos que no tarde casi treinta años en querer tener una cita con nosotros. Pero si la vida no nos volviera a encontrar con Sheryl Crow, al menos deja en el recuerdo un concierto impecable.

Fotos: Desi Estévez

 

Escrito por
More from Sergio Leiva

Ludovico Einaudi en el Liceu

Ludovico Einaudi saltó a la fama cuando, en 2011, su música formó...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.