Sam & Dave

Donald “Duck” Dunn ha muerto, reconocido por ser uno de los mejores bajistas de la historia, miembro de Stax Records y de Booker T & The MGs

Donald “Duck” Dunn muere uno de los mejores bajistas de la historia, miembro de Stax Records y de Booker T & The MGs entre otros artistas

por

Ha fallecido Donald “Duck” Dunn, magistral bajista y sinónimo absoluto del sonido Stax y su desarrollo posterior en el Blues, Soul y Rhythm & Blues, murió hoy 13 de mayo a los 70 años de edad, en la ciudad de Tokio en Japón, mientras se encontraba de gira junto con dos de sus mejores amigos del sello de Memphis, la Stax Records, los grandísimos Eddie Floyd y Steve Crooper, un trío denominado Stax!. ndudablemente aparte de poseer uno de los currículum musicales y ser uno de los músicos de sesión más importantes en Estados Unidos, el nombre de Donald “Duck” Dunn siempre va estar relacionado con The Mar-Keys y especialmente el de Booker T and The MGs a partir de 1965, con el que grabó multitud de clásicos y obras maestras, además de ser junto a Steve Crooper los dos únicos miembros blancos de la formación, convirtiéndose The MGs una de las primeras bandas de color en admitir músicos blancos dentro de lo que se llamaba cultura negra a mediados de los años 60. Booker T and The MGs lo componen incialmente Booker T. Jones (organo y piano), Steve Cropper (guitarra), Lewie Steinberg (bajo), and Al Jackson, Jr. (batería), Donald «Duck» Dunn sustituye a Steinberg en 1965.

Bruce Springsteen bebiendo cerveza con el público en Filadefia el pasado 28 de marzo.

Bruce Springsteen a lo Eddie Floyd repite homenaje al Soul tomando cerveza con su público en el Wells Fargo de Filadelfia

por

Bruce Springsteen rindió homenaje al sonido Stax con todas sus consecuencias el pasado miércoles 28 de marzo en Filadelfia. Alzando su mano y bebiendo cerveza junto a su público en la grada. Era el primer concierto de los dos programados en el Wells Fargo Center en la ciudad de Filadelfia, The Boss llevaba dos horas y cincuenta minutos sobre el escenario. Era el momento y la ciudad perfecta para llevar el soul más musculoso y lleno de sudor a los espectadores.