Wayne «The Train» Hancock en España, el Tren está en camino

Wayne "The Train" Hancock
Wayne "The Train" Hancock
Wayne "The Train" Hancock
Wayne «The Train» Hancock

Hey Wayne, where’re you going? I’m wanna go to Juke Joint Jumping !

Wayne “The Train” Hancock es en la actualidad el auténtico pionero y “Viper” en rescatar y establecer ese puente principal de unión entre el country y el rock and roll de raíces. En tiempos revueltos, música de verdad.

La oportunidad que se nos ofrece nuevamente, con su visita a España, es absolutamente única por muchísimas razones: conocer de primera mano los cruces estilísticos entre el country y el rock, fertilizados en el Hillbilly, el Honky-Tonk y el Western Swing.

Estamos ante el espíritu y esencia viva de aquel cadáver encontrado en el 53 en la parte trasera de aquel Cadillac azul del 53 en West Virginia.

La profecía y legado de Hank Williams estaba escrito en Wayne Hancock, eso es indudable. Williams, al escribir su último legado, el single I’ll never get out of this world alive (Nunca saldré de este mundo vivo), su herencia inyectó tristeza, alegría y raíces vaqueras a un joven tejano de Dallas y posterior Marine.

 

A la vista está, seis discazos entre muchísimo abuso de alcohol, drogas, peleas en Junk Joints, Ball-Rooms y Honky-Tonks, han hecho de Wayne “The Train” Hancock un artista que canta y compone todas sus canciones a corazón abierto, que te retrotrae a esos sonidos de granero y algodón, cabaña de troncos y raíles de tren.

El tejano afincado en Austin (la nueva ciudad de la música), ha conseguido con sus aullidos y Blue yodels, con su convoy de Texas Swing, Western, Blues, Jazz, Honky-Tonk y Hillbilly Jazz con alguna traza de sonidos Hawaianos, traerse a sus huestes a fieles del Nashville sound y adeptos del Country Alternativo y Rock .

Con apenas 28 añitos se saca de la manga su primera obra maestra, Thunderstorms and Neon Signs (1995), y de ahí en adelante la locomotora del tren Hancock no ha parado de fabricar artefactos de relojería como That’s What Daddy Wants (1997), Wild, Free and Reckless (1999), A-Town Blues (2001), el directo Swing Time (2003), Tulsa (2006) y Viper of Melody (2009), producido por el gran Lloyd Maines, músico y productor ganador de varios Grammy, músico para Wilco, Susan Gibson o Jeff Walker entre otros, productor de aquel éxitoso álbum “Home” (Dixie Chicks), y padre de Natalie Maines.

Prepárate para recibir en España al auténtico garganta rota y aullido solitario. Un artista sublime que esperemos que esté acompañado por su fieles escuderos Eddie Biedel, Paul Skelton, Dave Biller, Bob Stafford y John Doyle ¡ Y sin batería oiga!

Amalgama Jimmi Rodgers-Hank Williams, voz “twangy”, tormenta descarrilada, amante de Big Sandy y todo el West Coast Swing. Johnny Paycheck le flipa, fuma marihuana como un tren, bebe lo que no está en los escritos, sus conciertos son tormentas tremendas de polvo, whisky y heno (lo puedo afirmar por haberlo vivido en mis carnes), amistades peligrosas con sus grandes amigos Hank III (nieto de Hank Williams) y Brian Setzer, Rockabilly, le encantan las motos: a sus 46 años sigue siendo un temerario por esas carreteras de las Hwy 66, I40 e I35. Siendo telonero de los ZZ Top, tuvo la osadía de mandarlos al infierno ante más de veinte mil fans, no escucha la radio y ha estado implicado en multitud de broncas y peleas. Sus compañeros de profesión lo respetan, trabaja en su nuevo álbum. Si te fijas es el Bogart de la canción, labio en alto como dicen los AC/DC, “stiff upper lip”, es Wayne “The Train” Hancock, un tipo simple, con canciones bellas y extraordinarias como carreteras.

Las Juke Joints en España estarán jumping el próximo 8 de febrero en Bilbao (Sala Azkena), 9 de febrero Madrid (Gruta 77), 10 de febrero Valencia (Durango Club) y 11 de febrero Barcelona (Sidecar) para luego continuar por media Europa, concluirá su gira en el viejo continente el próximo 26 de febrero en Suecia. En verano lo tendremos de vuelta por España en el Screamin’ Festival que se celebrará del 4 al 10 de junio en Calella (Barcelona), y por supuesto estará también en otros festivales en Europa.

Cuando la locomotora Wayne Hancock y sus vagones empiecen a entrar por estos locales españoles, la madrugada del 1953, aquella gasolinera y aquel cuerpo y sombrero en la parte trasera del Cadillac azul, se liberarán y lincharán nuestros oídos.

El tren está en camino y solo pasa una vez,  como decía Jimmie Rodgers «Waitin’ for a Train».

Confirmada también la actuación de Wayne «The Train» Hancock (10 de junio),  en la primera y gran edición de Muddy Roots Festival en Europa, que se celebrará en Bélgica los días 9 y 10 de febrero con un cartelazo de órdago hasta el momento.

 

 

More from Carlos Pérez Báez

Bryan Ferry de gira por España en julio

Bryan Ferry actuará en España el próximo mes de julio con dos...
Leer Más