Flaco Barral: el blues abierto del monte

Las primeras palabras que suenan en UyyyUyUy!, el estreno discográfico en solitario de Flaco Barral, son una invitación irresistible: “Nos vamos al monte, el fin de semana”. Esa propuesta llega envuelta por varias capas de sonidos sensuales, casi de otro tiempo, fuera del sota, caballo y rey que todo lo uniformiza. Para describir esa textura, aquí va la lista de instrumentos que jalonan el álbum: chaturangui (instrumento de origen indio de 22 cuerdas), bansuri (flauta de bambú), tabla hindú, waka waka, Kalimba, silbido, armónica, dobro, piano, batería, guitarra acústica, el bajo, congas, shaker, cabasa, guitarra slide, banjo, tampura, chaparrasca, banjo, beatbox, bouzouki y mandolina. Falta añadir en esta cadena instrumental la voz, la guinda que acentúa el sello de Flaco Barral, un estilo personalísimo que se traslada también a las letras de los 13 temas que conforman el primer disco de esta joven promesa con 72 años de edad.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.7

“Hubo un disco que yo hice en el año 1973, Chau. Lo grabé una semana antes de venir de Uruguay y tres meses antes del golpe de Estado. Me dijeron que hiciera un álbum y acaba de editarse después de 44 años, justo coincidiendo con UyyyUyUy! Le han dado ahora un premio al diseño de arte en los Premios de música uruguaya, los Graffiti 2017. Chau también está nominado como mejor disco de rock y blues. El día 9 entregan los premios Pensábamos que luego podríamos terminar el disco, pulir alguna cosa que faltaba y que saliera. Con el golpe, quedó inconcluso y ahora lo acaban de sacar exactamente como quedó. Nunca salió, salvo algún tema. Es un récord: después de 44 años sale un disco. Todo lo que he publicado son colaboraciones o grupos en los que he estado. Yo era muy de grupo, pero no saqué nada hasta ahora como solista. Me sentía más arropado. Tenía un montón de temas en los cajones y pensé que eso no podía ser”, dice Flaco. También quita el hipo la extensa nómina de colaboradores en este debut: Tonky de la Peña, Ñaco Goñi, Fede Aguado, Kike Jambalaya, Stephen Jordan, Osi Martínez o David Gwynn, entre otros virtuosos del panorama blues.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.6

La portada es una imagen titulada La Codicia del Oro, de 1933, obra de Pedro Barral, su “viejo”. “Mi padre era muy bohemio. Era de los típicos que iba por las mesas y dibujaba en los manteles de papel. Ya llevaba el pelo largo, pantalón bombilla y así”, explica. “El dibujo es también un guiño al mapa de Uruguay por la silueta que crea. Me pareció perfecto para UyyyUyUy!, porque dice en el fondo que hay mucho dolor y soledad”, añade.

Escucha «UyyyUyuy!!» (2017) por Jorge Flaco Barral.

El punto de partida sonoro es la citada Nos Vamos al Monte, toda una inmersión en el universo del autor. Tras la puesta en marcha del motor, los primeros compases recuerdan a Brossa d´Ahir (1977), la obra maestra maldita de Pep Laguarda&Tapineria. En otras palabras, aromas utópicos y sonidos liberadores. Ambos discos comparten el anhelo de regresar a la naturaleza en busca del auténtico espíritu humano. La voz suave pasa de los amigos a las estrellas, de la hoguera al alba: todo lo necesario para el efímero vuelo de la juventud.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.11

La segunda canción da título al disco: UyyyUyUy!, una expresión que es al mismo tiempo quejido, como corresponde a todo bluesman de ley. La palabra “soledad” parece resumir una cierta desazón que se arrostra con optimismo invencible. Sincopada, rítmica, armónica y dolorosa: todo a un tiempo. “Hay mucha soledad. Se percibe al ver en Facebook que la gente escribe: ´Voy a tomar un café´. Ostias, ¿para qué dicen eso? Esa persona está sola, quiere comunicarse con quien sea, como sea”, explica.

El territorio onírico se pisa con Instinto Animal, capas de sonido y susurros que a veces evocan al depredador que se agazapa en todo bicho viviente. “Es un tema lascivo”, puntualiza Flaco. La política a lo grande llega a continuación: Amor, Amor. Este blues puro, con sabia guitarra, es una proclama antiviolencia, una declaración de principios que suena de maravilla en esta pieza donde las cuerdas brillan especialmente. “Yo estuve en esa época. Me sentía identificado con el movimiento hippy. En contra de las malas vibraciones y demás. Hoy día vivimos otra cosa totalmente diferente, aunque siga pensando lo mismo en cuanto a conceptos. Y sí, el disco es un poco hippy. Reconozco que no puedo con mi manera de ser. Por más que quiera, me sale el ramalazo y hago hippiadas”, confiesa.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.10

Este Amor entronca con Tiempos de Cambiar, que empieza con un piano a lo Nueva Orleans (“Aquí Kike Jambalaya toca de la ostia”, señala Flaco) y luego se suma una espléndida armónica de Osi Martínez que sopla contra la pasividad. Es un grito que pide acción: “Tiempos que a la vida le tendremos que ganar”. “Es una llamada a que la juventud no espere, a que se mueva y trate de imponer lo suyo. Hay que estar peleando siempre, hasta el final”, suspira Flaco.

La Casa de las Matemáticas es un instrumental de una pasta muy diferente, porque esta es otra de las características del disco: cada canción es de su padre y de su madre. Cada corte tiene un sabor propio. “Está escrita en un momento que pasé muy jodido, en Uruguay. Los pájaros que suenan al principio de la grabación proceden de un tío que los fotografía y los graba (avesdeuruguay.com). Son los pájaros de Montevideo que yo escuchaba. A veces cantan tanto que te despiertan. En aquella casa donde me alojé, todos eran matemáticos, los papeles estaban llenos de sumas y restas. De ahí el nombre”.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.9

Julito es otro blues, sección divertimentos, con un hallazgo tremendo: “Te quiero a granel”. Quizá sea la primera vez que se utiliza esta expresión en la historia del género y suena entre coros risueños. Así se llama precisamente uno de los motores de La Coquette, el legendario local madrileño de blues.
Divertida, alocada y crítica son palabras que pueden explicar Bla, Bla, Bla. El banjo juega con la voz. Hace unos años, en unos premios Goya, un galardonado dijo una frase para recordar: “Antes de hablar voy a decir algo”. Pues eso. “Ese bla, bla, bla lo hacíamos en conciertos, un estribillo para parar y tomar impulso”, confiesa Flaco. Como colofón, concluye en plan disco rallado.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.8

Ya me Estoy Cansando se sitúa entre los sonidos de la India, con dos voces y densidad experimental. La compuso en Menorca, en 1975, y ahora da la cara tras una morosa cocción de 42 años: una productividad que conmocionaría a Ángela Merkel. Es bastante infrecuente escuchar este tipo de sonidos orientales. Barral era seguidor de Ravi Shankar y aprendió de un sitarista en Montevideo. “Desafiné mi guitarra para poder acompañar al sitar de una forma especial. Esa afinación la mantengo hasta hoy”, dice.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.5

La recta final llega con un blues polvoriento: Hoy Me Quiero Emborrachar. Como su nombre indica, es una canción tabernaria, casi del Far West, e ideal para cantar en la barra del bar entre abrazos y nuevas rondas de bourbon. “Está tratada como country-blues”. Más blues en Años Lindos, Años Locos, donde Flaco demuestra que se las sabe todas. Se ven trucos de años de carretera y se siente que otros muchos están escondidos entre callejuelas sonoras. Esos años constatan que la gran revolución de nuestro tiempo es la música que estalla en las cabezas. “No es nostálgica, sino una vista a un pasado del que no reniego. Repetiría mi vida, tranquilamente. Hombre, quizá arreglaría algunas cosas…”, evoca.

Perro Flaco podría ser la mejor pieza del disco. Lo lógico es que fuera la canción del verano. Los protagonistas de la letra son la ducha, la puta mala suerte (que se va y no se va) y una forma liberadora de tararear. Una delicia de principio a fin.

Y hablando de fin, Con Este “Do” se despide el disco. Juegos de palabras que comienzan o acaban con esas dos letras y un vistazo lúdico que acaba en lo alto. Aparenta ser “un disco sencillo”, como dice Flaco, pero Uyuyuyuy! ofrece una inusual riqueza de instrumentación y unos arreglos primorosos de músicos que denotan un desbordado amor por la música. ¿Qué dicen a Flaco los que han escuchado esta obra tan montaraz? “Me dicen que estos discos ya no se hacen. Es la frase más repetida. No quería que fuera solo blues. El álbum se puede conseguir a través de mi correo (flaco@flacobarral.com) o por Youkalimusic.com, la casa de discos”, concluye.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.3

Una carrera de experimento en experimento

Flaco Barral (Montevideo, 1945) lleva 44 años en España y aún mantiene un lejano acento uruguayo. En su país formó bandas como Opus Alfa y Días de Blues, grupos pioneros que rozan la leyenda en el país americano. Llegó en barco a España tras 13 días de travesía y se instaló en Barcelona. “Allí me sacaron las banderas, me tocaron la vena y me fui a Menorca”, explica. “Escuché en la ciudad condal un tema de Hilario Camacho en la radio y me dije que estaría bien hacer algo con este personaje. Lo que fuera. Tiempo después, ya instalado en Menorca, llaman a la puerta de mi casa y un joven se presenta: ´Soy Hilario Camacho´. Yo fumaba entonces, pero no creía que pegara tanto. Me dijo que él era cantautor y que había oído un tema mío. Le conté que en ese momento no podía atenderle, porque me iba en la mobylette a un concierto que daba en una barbacoa. Y me dice Hilario: ´¿Y no podemos pasar a recoger mi guitarra y te acompaño?´. Allí tocamos temas de los dos, facilitos, para disfrutar. Al acabar la actuación me pregunta que si puede quedarse en mi casa. Acomodé un cuarto, pillé la cama de un amigo y se quedó mes y medio. Compusimos algunos temas juntos y se fue a Madrid. Me dijo que iba a preparar su nuevo disco y que volvería a Menorca para que yo participara. Pensé que no volvería nunca más. Pero volvió. Pulimos el disco La Estrella del Alba y ya vine a Madrid con él, tras casi tres años en la isla”, rememora.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.1

“Yo soy muy experimental y entonces tenía temas que no eran blues. En el disco de Hilario, el tema que compuse se llamaba Mis Pies Pisan la Roca, Mi Cabeza sobre Nubes Va Flotando, un título cortito, muy comercial”, bromea. Se lanza a componer blues en castellano, algo muy infrecuente entonces. “Entonces no había mucho blues en España. Casi nada. A la Coquette (escenario de la entrevista) acudían negros que venían desde la base de Torrejón. Vi aquí a David Lamar y a David Gwynn. Con Tonky, que colabora en este disco, empezamos a tocar, en 1978, en Cañones y Mantequilla, y luego fuimos a otro grupo, Raza. Son todos amigos, hemos compartido penurias, de todo. Que hemos ido a tocar a un sitio y no nos pagaban, y claro…Son parte de mi vida, ni más ni menos. Tenían que estar en UyyyUyUy! Quería que cada uno diera sus pinceladas en lo que cada uno podía ser útil”, indica.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.2

Después ha participado en aventuras tan relevantes y diversas como el disco «Elixir» (con Azahar). También ha estado en Labanda (folk), Azabache (rock sinfónico), Raza (hard rock), Raga y Blues (en busca de los sones indios que George Harrison sembró por todo el orbe)… “Compré un día un chaturangui. Mirando por Internet descubro a un músico canadiense Harry Manx. Estuvo tirado por la India como unos diez años, aprendiendo en plena época hippy”.

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.4

Tras pasar dos tercios de su vida en nuestro país, ha explorado desde sus orígenes otros territorios musicales, a veces con incursiones en los sonidos árabes e indios, a veces perdiéndose por meandros de folk o de rock, y siempre regresando al blues.

Texto por Miguel López y fotos por Ana Hortelano.

 

Flaco Barral entrevista nuevo disco 2017.

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Ina Forsman, la nueva voz del Soul y Blues

Crónica del concierto de Ina Forsam en la sala Clamores en Madrid...
Leer Más