Guantanamo Baywatch, hay una fiesta en el garage

En el límite entre el verano y esa otra cosa que llega a Alicante después del verano y no es el otoño, la Sala Stereo reabrió sus puertas. Quedaba poco para la medianoche y Les Pick-Ups llenaron ese breve tiempo con más de una docena de trallazos que no sobrepasaban los dos minutos.

Con una carismática Jenny Fuzz delante del micro y la veterana Shelby Cobra guardándole las espaldas como únicos vestigios del lado femenino que le dio nombre a la banda, el quinteto alicantino dio una lección de esencias punkies para regocijo de un público entregado de antemano.

Les Pick-Ups - Stereo 2017 (1)

Y entonces llegaron los de Portland, Oregón, un sitio que está muy lejos y desde el que soplan vientos de autenticidad que son bienvenidos a estas tierras hispanas donde cada vez más abunda la impostura. Los Guantanamo Baywatch estaban en el garaje de su casa y ese garaje se llamaba anoche Sala Stereo, y allí cabíamos todos en esa fiesta en la que no había nadie que no quisiera divertirse. Así debe ser: a los lánguidos, a los hípsters y a los pesimistas que se los coman los tiburones de la bahía.

Guantanamo Baywatch - Stereo 2017 (3)

Venían a presentar su nuevo disco, “Desert Center”, un disco curioso porque nace del traslado de su líder, Jason Powell, a Mesa, Arizona, y sin embargo en sus surcos hay mucha música surfera, lo que indica que el desierto o el océano son ante todo estados de ánimo. Powell, que es un tipo tímido y agradable, oculto bajo su melena, sonríe mucho, tímidamente, pero es una fuerza desatada cuando ataca su guitarra y guía a la banda por esos instrumentales galopantes que tienen sangre de rockabilly.

Chevele Wiseman no sonríe, se ríe abiertamente mientras empuja los caballos en cada nota de su bajo de color rojo, y Chris Scott lleva la fiesta consigo detrás de sus tambores. Ella se ha quedado en Portland y él ha vuelto a California. O sea, que cada uno de este trío vive a suficiente distancia uno de otro como para que ensayar juntos sea una quimera. Pero de verdad que no se nota. Y además son cuatro, porque han unido a un segundo guitarrista que redondea su sonido y que tiene la misma pinta de buena gente que los demás.

Guantanamo Baywatch - Stereo 2017 (2)

Gente que se divierte haciendo lo que hace, que parece feliz de hacerlo y hace felices a los que se entregan a ese rito comunitario de bañarse en las olas de su playa, esa playa que está en un garaje de Portland o en una calle de Mesa, Arizona. Ese garaje en el que guardan sus guitarras vividas y trasteadas, sus pedales clavados en maderas de bricolaje, sus canciones sencillas, suficientes para transmitir su mensaje.

Nos entregaron un buen puñado de ellas, algunas del nuevo disco, como “Video” (una canción muy especial, dijo Powell), o de los anteriores, como “Do what you want”, y antes de despedirse nos regalaron “Diana”, ese viejo tema de Paul Anka, con el que los vigilantes de la bahía mezclan a la perfección el trepidante rock de las guitarras con la melodía sentimental de un tiempo eterno.

Fotos y vídeos por Juan J. Vicedo.

 

 

 

Escrito por
More from Juan J. Vicedo

John Paul Keith, Regreso al Futuro

Crónica del penúltimo concierto de la gira de John Paul Keith en...
Leer Más