Cordovas Hurricane en Madrid. Música para el corazón

Era la actuación de Cordovas en la sala Boite en Madrid el pasado 5 de abril, una de las esperadas en este comienzo de curso rockero en nuestro país.

Cordovas-Madrid-2019.1

Difícil es de describir el rock de Cordovas, su estilo por demás variado a través de sus dos discos, desde el boogie, el country y las canciones de folk sureñas, y hasta el jazz, mezclado, como no, con el eterno R&B con giros, acelerones enloquecidos. Sus letras son de carácter urbano y otras llenas de ironías con toques de surrealismo,  caracterizándose por un sonido elegante y a la vez enérgico . Me atrevo a decir que Cordovas ahora mismo representan mejor que nadie el eclecticismo de la década de los 70 y a mi juicio, el epítome musical de los setenta en estos momentos.

Dos discos fantásticos «That Santa Fe Channel», producido por Kenneth Pattengale de The Milk Carton Kids y su debut en 2012 con un magnífico disco homónimo (reeditado con mejoras hace dos años).

Buenos ejemplos de cómo mezclar sin complejos influencias entre el abolengo musical cósmico de Gram ParsonsUncle Tupelo, unos New Riders of the Purple Sage y unidos a unos aventajados y armoniosos Little Feat, The Band o Commander Cody.

Brutal concierto de Joe Firstman y los suyos en Madrid, penúltimo de su primera gira nacional con un Lucca Soria y Toby Weaver a las guitarras y voces y un portentoso Sevans Henderson a los teclados, y dos baterías, convirtieron ese concierto salvaje y radiante en un suculento plato para degustar por una sala llena y repleta de admiradores.

Su guitarrista Toby Weaver, abrió la noche con un concierto acústico descamando clásicos del blues, country y folk en la oscuridad de la pequeña sala, y fue lo que uno pudo prever, pasión, fuerza que efusivamente enlazaba esos géneros funcionando a las mil maravillas durante casi cuarenta minutos.

Cordovas-Madrid-2019.3

Llegó la hora de Cordovas. Más de una veintena de canciones. Dos horas de ruta por los Estados Unidos en un viaje soleado desde el oeste y hasta el sur de una América maravillosa. Aquella fue la propuesta musical del directo madrileño de una banda afincada en la tierra de Nashville, Tennessee.

Afirmados en la tradición del boogie, el blues y el folk del sur de los Estados Unidos. Los retratos del camino del concierto de Cordovas en Madrid estaban en temas a la orden del día con letras que contenían versos como que «no he dormido en una semana y mis zapatos se sienten ya parte de mis pies, o la historia de un camionero a través de la frontera con México y elige los caminos secundarios para eludir a la ley. O un buen número de relatos sobre romances frustrados o frustrantes, en las iniciales «Talk to me», «Standin’ in the Porch», «Frozen Rose», «Southern Rain» o «Step back Red».

Cordovas-Madrid-2019.2

Perdedores tratando de encontrar el hilo de sus vidas. Todo en un marco de buenas armonías vocales y ritmos reposados. Este golpe de timón hacia un estilo a la vez más elegante y algo menos filoso alcanza su mejor momento en la monumental «Lousiana Hurricane» o la descomunal «I’m the one who needs you tonight».

El poder que el grupo desplegaba sobre el escenario más consistente y poderoso hasta ese momento se refrendó con un set de canciones acústicas, mandolina incluida con temas de Doc Watson con el «Roll on Buddy» o «Love please come home» de Bill Monroe. 

Cordovas de nuevo con el combo al completo nos volvió a traer en forma de maravillosas canciones un buen número de relatos sobre perdedores tratando, de nuevo de encontrar el hilo de sus vidas. Todo en un marco de excelentes armonías vocales y ritmos reposados, caldeando aún más el ambiente con canciones como «This Town’s a Drag», «Old Dog», «All I Found» o «Storms» con ese fondo tradicional que se adaptó como un guante a cada tema, otorgando así aromas añejos y notas especiadas a la  juvenil insurgencia.

Cordovas-Madrid-2019.4

La historia del concierto de Cordovas en Madrid se cerró con el clásico de Robert Johnson «Sweet Home Chicago», «Agua» de Jarabe de Palo sorprendiendo al respetable y el incunable de Grateful Dead «Mr Charlie»

Los Cordovas definen la Americana en los años 70 y 80. Las guitarras y el piano, adaptadas a la atmósfera, son como la continuación de las exploraciones que Allman Brothers y Little Feat llevaron a cabo. El concierto de año. Música con dermis. Música para el corazón.

Texto por Carlos Pérez Báez. Fotos y vídeo por Javier Naranjo y Jorge TG

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine Leer Más