Buffalo Tom, la grandeza de lo cotidiano.

    El pasado 11 de septiembre, recibimos a una de las grandes bandas americanas de Rock Alternativo. La sala esta desangelada y se comenta como posible causa el adelanto del concierto de James en la Riviera, del jueves 12 al 11, coincidiendo con el de Buffalo Tom en el Teatro Barceló.

“Cuando empezamos éramos sin duda una banda de clase trabajadora. Si no hubiéramos trabajado, no podríamos habernos ganado la vida. Por lo que siempre estábamos girando o haciendo otro disco. Te acostumbras a esos hábitos y entras en un círculo vicioso”.

   Cuando saltan puntuales los músicos al escenario, la almendra central del teatro ya está repleta de seguidores de esta banda. Algunos british no han dudado en viajar para verles, atendiendo a la llamada del bajista.

   El frío da paso al calorcito y enseguida pillan la estela terminando por darlo todo. Casi dos horas de concierto, lleno de riffs a la guitarra, voces desgarradas y temas ya consolidados. No en vano, pueden presumir de servir de inspiración a bandas posteriores y de tocar juntos desde hace treinta años, sin perder un ápice de autenticidad. Traen bajo el brazo su noveno nuevo disco “Quiet and Peace” publicado en 2018 por Schoolkids Records. Un trabajo que respira frescor y buen rollo por los cuatro costados. Los de Bostón apuntan un poco más cerca del estilo de sus vecinos, The Lemonheads, con un sonido noventero renovado, divertido y acertado, pero sin renunciar a la calidad que nos tienen acostumbrados desde que publicaran aquella joya en 1992,  ese «Let Me Come Over» que es gloria bendita.

“Intentamos hacer cosas diferentes en este disco, pero al mismo tiempo, son las canciones más Buffalo Tom que he escrito nunca. Creo que nuestras canciones están más enraizadas y son menos opacas ahora de lo que solían ser. La gran diferencia es el mensaje de las canciones. Nunca hubiera cantado desde la perspectiva de otro personaje cuando tenía 20 años. Pero ahora sí puedo hacerlo”


   La banda está formada por el guitarrista y voz principal Bill Janovitz, un desachado de energía. Las púas ancladas sobre el mástil del micrófono, en sus manos, saltaban por los aires con cada tema.


   Chris Colbourn es el bajista y hace los coros. Aunque esta en segundo plano, casi en la zona oscura, canta algunos temas como “Mineral” del álbum “Let Me Come Over” (1992), “Roman Cars”, uno de los nuevos temas y “Kitchen Door” del álbum “Sleepy Eyed” (1995). Tiene un humor muy fino y comparte complicidades con Bill.


   Y cerrando el triunvirato, que hacía explotar cada canción, Tom Maginnis, que daba con los toques de sus baquetas ritmo a los temas. Quizá la pieza menos engrasada del trío era Tom. En más de un tema la línea base se le fue un pelín, aunque la experiencia del grupo no lo acusó en exceso. No era una locomotora afinada, pero tengamos en cuenta que sólo han dado un concierto en Europa y ha sido en Madrid, tras la cancelación de los bolos del Visor Festival en Benidorm y el de Barcelona.

P1070996
   Un recorrido por todos los discos publicados hasta la fecha, con las mejores canciones de su trayectoria y que el pasado miércoles nos hicieron disfrutar de lo lindo. Música sin concesiones.

“Empezamos siendo amigos y rápidamente nos convertimos en hermanos, todos crecimos dentro de esta relación”

«The freckles on your arms
Like frosted tips of blades of grass
We let you eat out
Golden skin
The freckles on your nose
When you wrinkle it, I suppose
I’m in trouble now
I’m in trouble now
I’m in trouble now…»

P1080014

   Buffalo Tom son una banda que vienen de la plena era del Grunge, pero ellos apostaron más por el Power Pop que en realidad bebe de las fuentes del Punk. Eso hace que, en algunos momentos, sus riffs y progresiones parezcan descuidadas y estén cercanas a la amalgama de acordes-disonancias. Pero ojo, puede ser sólo una pose, pues es la firma del estilo musical y todo lo hacen con una elegancia tremenda. Una especie de «punk de salón» que nos hizo gozar a todos. Nos sentimos afortunados de haber sido su única parada europea porque no nos pasa a menudo. Gracias a Buffalo Tom y Salud!

P1070956

Texto y fotos  – Ana Hortelano, Javier Naranjo

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

The Cynics en Madrid. In Music we trust

Si bien, hace unos meses durante su paso por la misma mítica...
Leer Más