Adiós a Manu Dibango

El célebre saxofonista camerunés Manu Dibango, falleció este martes a los 86 años, días después de haber contraído el nuevo coronavirus. El saxofonista camerunés fue autor de “Soul Makossa”, mega éxito pionero de la música disco. Su obra tenía influencias del jazz, el soul, los ritmos africanos y la chanson francesa.

El músico de jazz autor de “Soul Makossa“, considerada piedra filosofal del jazz africano a partir de los años 70, acusó a Michael Jackson de plagiarlo en su álbum “Thriller” con “Wanna Be Startin’ Something”. Finalmente los dos artistas lograron un acuerdo financiero.

Ni siquiera el coronavirus le perdonó su estatus de leyenda, tras permanecer seis días hospitalizado. “Soul Makossa”: el primer mega éxito de la música africana contemporánea. A pesar de que fue lanzada originalmente en 1972 como la carea B del tema “Hymne de la 8e Coupe d’Afrique des Nations”, que celebraba la llegada de la Selección de fútbol de Camerún a los cuartos de final de la Copa Africana de Naciones, ese mismo año el discjockey David Mancuso, artífice de la fiesta The Loft, se encargó de instalarla en el ADN de la música disco. Por lo que se le considera una de las canciones fundacionales del género. Su éxito fue tan instantáneo y contundente que, además de agotar las copias importadas que existían del disco en Nueva York, fue incluida en la programación de la emisora de radio negra por excelencia de la ciudad, WBLS, generando tal revuelvo que aparecieron 23 versiones del hoy clásico.

Este éxito funk de poco más de cuatro minutos, interpretado en el dialecto camerunés duala (“makossa” significa “yo bailo”), fue comprado por la multinacional Atlantic Records al sello francés Fiesta Records. Si bien en aquella época alcanzó el puesto 35 de la cartelera Billboard Hot 100, e impactó en la cultura latina, lo que evidenció el disco Latin-Soul-Rock (1974), de la Fania All-Stars.

Primero se sentó al piano y más tarde tomó el saxo, influido por el jazz, el soul, los ritmos africanos y la chanson francesa de Serge Gainsbourg. Después de acompañar a otros artistas, como el congoleño Grand Kallé, Nino Ferrer y Dick Rivers, y de prestar su talento para la publicidad y el cine, el camerunés inició su carrera solista. Al momento de lanzar “Soul Makossa”, que posee dos nuevas versiones manufacturadas por él mismo, ya contaba con tres álbumes en solitario: Saxy Party (1969), Manu Dibango (1971) y O Boso (1972), los primeros de una discografía que casi abrazó el medio centenar de producciones. Balade en saxo (2013) fue la última de ellas.

Mientras se adentraba en otros instrumentos como el vibráfono, la marimba y el balafón, Dibango, que en 2019 celebró sus seis décadas sobre los escenarios, colaboró con otro hito de la música contemporánea africana: el desaparecido artista y activista nigeriano (amén de padre del afrobeat) Fela Kuti, de la misma manera que con el también nigeriano King Sunny Adé y el grupo de gospel sudafricano Ladysmith Black Mambazo.

Manu Dibango colaboró en trabajos con Herbie Hancock y Bill Lawsell (para su disco Electric Africa, de 1985), Peter Gabriel y Sinéad O’Connor (Wakafrica, 1992), y con Eliades Ochoa y su Cuarteto Patria (CubAfrica, 1998). Si bien fue considerado un artista rupturista y adelantado a su tiempo, mucho antes de que la “world music” sirviera para etiquetar lo inexplicable, en Francia lo estimaban más que en su propio país. Por eso no es fortuito que uno de los primeros en despedirlo haya sido el ministro de Cultura galo, Frank Riester. Descansa en paz.

More from Carlos Pérez Báez

Extremoduro “Para todos los públicos”, gira española

Extremoduro anuncian una extensa gira española a partir de mayo por casi...
Leer Más