“J.T.”, el disco más doloroso de Steve Earle dedicado a su hijo Justin

J.T., el disco más doloroso de Steve Earle dedicado a su hijo Justin
J.T., el disco más doloroso de Steve Earle dedicado a su hijo Justin

Justin Townes Earle hoy hubiese celebrado su 39 cumpleaños. Tristemente casi de dos meses después de la muerte de Justin Townes Earle por una sobredosis accidental, su padre Steve Earle entró en Electric Lady Studios para grabar un LP de sus canciones, como tributo a su hijo llamado “J.T.” El disco está grabado junto con los Dukes, la banda de acompañamiento de Earle desde hace mucho tiempo, que incluye a Chris Masterson a la guitarra, Eleanor Whitmore al violín, Ricky Ray Jackson al pedal steel, Jeff Hill al bajo y Brad Pemberton en la batería.

Justin publicó ocho álbumes y un EP durante 13 años, tenía un estilo de composición mordaz que llevaba la influencia de Townes Van Zandt, el oráculo fatalista del folk que fue el mentor de Earle y el hombre por el que nombró a su hijo. También tenía la impronta inconfundible del propio Earle, cuyas mejores canciones, ya sean interpretadas en bandas ruidosas o solas con una guitarra acústica, siempre han tenido cierta burla del rock ‘n’ roll.

Justin, como su padre, también pasó años como adicto, consumiendo heroína desde su adolescencia. El alcoholismo lo atormentó a lo largo de su carrera y le pasó factura en sus últimos años. Justin fue hospitalizado con neumonía durante el verano, habiendo aspirado vómito en los pulmones, y un médico le dijo que moriría si no dejaba de beber, dijo por aquel entonces su padre Steve.

Pero mientras Steve finalmente se limpió, después de pasar un tiempo en prisión en 1994 por cargos de drogas y armas, su hijo sucumbió a la enfermedad. Entre los sobrevivientes de Justin se encuentran su esposa, Jennifer, y una hija de 3 años, Etta St. James Earle.

A los pocos días de la muerte de Justin, Earle, de 65 años, comenzó a trabajar en lo que se convertiría en “JT”, un álbum de 10 de las canciones de Justin, y una nueva pista de su padre, llamada “Last Words” lanzado este 4 de enero, que habría sido de Justin. 39 cumpleaños. Las ganancias del LP se destinarán a un fideicomiso en beneficio de Etta.

“JT” es, en cierto sentido, un retrato doble de padre e hijo. Justin nació en 1982, mientras que Earle era un compositor oficial en Nashville. Él y la madre de Justin, Carol Ann Hunter, se separaron cuando Justin tenía 3 años, cuando la carrera discográfica de Earle comenzó a despegar. Durante gran parte de la juventud de Justin, Earle estuvo de gira o se perdió en las profundidades de la adicción a las drogas.

En la adolescencia de Justin, una vez que Earle estuvo limpio y fuera de prisión, vivía con su padre y desarrollaron un vínculo musical estrecho. Earle recordó un momento crucial en el que Justin, todavía un novato en la guitarra, quedó atónito por la dura interpretación acústica de Cobain de ” Where Did You Sleep Last Night “ con Nirvana en “MTV Unplugged”, sin saber la procedencia de la canción del ícono folk Leadbelly. Earle le señaló a su hijo la sección L de su colección de discos, donde Leadbelly colindaba con los músicos de blues Lightnin ‘Hopkins y Mance Lipscomb.

Justin tocó en dos bandas, Swindlers y Distributors, antes de ir en solitario a los 20 años. En 2007, el EP debut de Justin, “Yuma”, lo presentó como un tradicionalista elegante con un toque de actitud punk-rock. En unos pocos años, se estaba forjando una reputación en Nueva York, apareciendo con frecuencia (como artista o mecenas) en un bar cerca de su apartamento en East Village.

La canción más dolorosa de grabar es la que cirra el disco: “Last Words”, una desgarradora sinopsis del viaje de un padre, desde sostener a su hijo recién nacido hasta hablar con él por última vez. Earle la escribió menos de una semana después de la muerte de Justin, y la describió como “quizás la única canción que he escrito en mi vida en la que cada palabra es verdadera”. “Lo último que dije fue “Te amo”, canta Earle, sobre una guitarra acústica y comentarios ominosos y monótonos. “Tus últimas palabras para mí fueron “Yo también te amo”.

More from Carlos Pérez Báez

Nuevo disco de Hellsingland Underground, “A Hundred Years is Nothing”

Hellsingland Underground publicaron el pasado 6 de septiembre y que lleva por...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.