The Staves publican “Good Woman”, su primer trabajo en seis años

The Staves publican “Good Woman”, su primer trabajo en seis años. Un trabajo en el que dan un paso adelante, acercando su folk rock clásico a sonidos más contemporáneos. Para ello, las hermanas Staveley-Taylor contrataron esta vez a uno de los mejores productores para conseguir su objetivo: John Congleton. Su trabajo con St Vincent, Sharon Van Etten y Angel Olsen le avalaba.

Escucha Good Woman, el nuevo disco de The Staves, aquí.

El trío lleva ya una década de carrera. Nacidas en Watford (UK), las hermanas Emily (voz), Jessica (voz / guitarra) y Camilla Staveley-Taylor (voz / ukelele), aprendieron a a cantar escuchando la colección de discos de sus padres (Simon & Garfunkel, Joni Mitchell, Crosby, Stills, Nash & Young). A las chicas nunca les faltaron padrinos. Nada más empezar su carrera, hicieron coros para Tom Jones. Giraron con Bon Iver, que les produjo If I Was, en 2015. Hace poco pusieron coros en el nuevo trabajo de Paul Weller.

Este era un trabajo difícil de superar y decidieron que el camino a seguir era experimentar con un sonido que les llevara más allá del folk. La esencia de la banda siempre serán sus armonías, que son el esqueleto de cada una de sus canciones. John Congleton deja que sigan siendo la base del trabajo, pero igual que hace con su habitual Angel Olsen, las viste con sintetizadores y capas de sonido que resaltan las virtudes de las letras más maduras de su carrera.  

“Las mujeres estamos sometidas a un estándar de comportamiento increíblemente alto. Odiamos todas estas ideas contradictorias de ser tierna pero también fuerte… Y ser cuidadoras, pero no necesitar que nadie te cuide. Y entonces es cuando dices: ¡No!, solo estoy tratando de ser un jodido ser humano, como cualquier hombre”

No han sido buenos tiempos para las hermanas. En 2018, cuando empezaban a componer para este disco, Emily fue madre por primera vez, en medio del final de su relación amorosa. Por otro lado, perdieron a su madre y su abuela con un intervalo de pocos meses. De allí viene la canción que da título al trabajo, Good Woman. Construida a partir de conversaciones con sus familiares perdidas (de hecho están sus voces de fondo), es toda una declaración de autoconfianza y empoderamiento femenino.

Good Woman es más que la suma de sus canciones y crece en cada escucha. Hay muchos matices en cada canción y es difícil destacar alguna por encima de otra. El tema título marca el camino del disco. Careful, Kid es una buena muestra de su atrevimiento por buscar nuevas direcciones, pero también hay lugar para sus habituales baladas acústicas, por ejemplo en Nothing’s Gonna Happen. Posiblemente, la pureza más clásica se haya perdido por el camino, pero a cambio las canciones suenan actuales y brillantes. Un paso adelante en la carrera de las británicas.

 

 

Etiquetas de la historia
, , ,
Escrito por
More from Javier Casamor

Natalie Prass, sobresaliente lección de estilo y elegancia

Estuvimos en la sala Galileo Galilei para ver a la cantante americana,...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.