Courtney Marie Andrews en Madrid: una artista enorme en su mejor momento

Courtney Marie Andrews en Madrid de nuevo, dispuesta a seguir mostrando su evolución como artista. La última vez que pasó por aquí fue hace dos años. Muchas cosas han pasado desde entonces. En lo personal, parece haber renacido tras una ruptura sentimental complicada. En lo relativo a su carrera, presentó un (estupendo) nuevo disco -basado en esa ruptura- en mitad de la pandemia cuya gira de presentación se aplazó por motivos obvios. Por fin, en medio de la tregua que nos dio el bicho, ha pasado tres meses girando por USA y Europa. 

La gira española, última parada del tour, empezó muy mal. Le robaron en el aeropuerto de Barcelona una mochila con su ordenador personal, la libreta donde llevaba todas sus canciones y joyas históricas de su familia, pero parece que al llegar a Madrid el disgusto ya ha pasado. Para presentar sus canciones, Courtney Marie no necesita más que su portentosa voz y su gran pericia instrumental, sobre todo con la guitarra. Presenta muchas de las canciones de su nuevo disco, un trabajo muy emocional. 

Casi todo el recital es como una larga carta al hombre junto al que ha permanecido prácticamente toda la tercera década de su vida. Courtney da rienda suelta a sus fantasmas, exponiendo sus vulnerabilidades y su sentimiento de soledad tras el final de un gran amor.

De todas formas, y respecto a su última visita, uno se queda con la clara impresión de que ya no es la misma persona, ha cambiado. Esa tristeza y fragilidad que transmitía parecen haber sido superados y transformados en una confianza y una fuerza mucho mayores. Courtney parece relajada, feliz de estar de vuelta en la carretera, una vez más en Europa, rodeada de los suyos. En la anterior gira, su compañera fue su abuela (a la que recuerda con emoción) y en esta ocasión son sus padres. Es la noche de Acción de Gracias en EEUU, pero Ms. Andrews prefiere celebrarlo encima del escenario. 

Courtney está sola en el escenario pero lo llena sin problemas, con una innata naturalidad. Es, para nosotros, un faro de esperanza y un regreso a los viejos tiempos, cuando todo era mejor. El público, en absoluto silencio durante toda la noche, puede comprobar la gran madurez compositiva que ha alcanzado. 

Sus tres últimos discos constituyen una trilogía que, posiblemente, no tenga rival en la escena de la música americana. Llama la atención la poca repercusión que han tenido en nuestro país, donde sigue habiendo grandes prejuicios a la hora de valorar el talento femenino.

El concierto se inicia con Rookie Dreaming y tras presentar un nuevo tema, James Dean, se sumerge en la presentación de Old Flowers, con un repaso a sus mejores canciones. Momentos especialmente emocionantes como If I Told, presentada como un tema sobre la luna llena,  It Must Be Someone Else´s Fault o Burlap String, un homenaje a su mentora Amy Ross, cantautora de Arizona que murió muy joven. Entre ellas, intercaladas, no faltan clásicos de su repertorio como Irene o un fantástico How Quickly Your Heart Bends

El concierto finaliza con tres canciones al piano, un instrumento con el que parece menos segura, pero con el que nos pone la piel de gallina con hermosas interpretaciones de Guilty, Carnival Dream y una espectacular Ships in The Night. Para los bises, dos canciones más del disco que le dio a conocer gracias a la admiración de grandes artistas como Elton John, Ryan Adams o Robert Plant: Table For One -una favorita personal, ¿cómo diablos se puede crear algo tan bonito en un aparcamiento de Walmart?- y el homónimo Honest Life.

Los que tuvieron la suerte de asistir al concierto compartieron una actuación que, a pesar de su brevedad (poco más de una hora) nos presentó a una artista que parece estar en la cúspide de la grandeza. En muchos sentidos, Courtney Marie Andrews representa el futuro del Americana: joven, inmensamente talentosa y atractiva para nuevos públicos. Mientras continúen surgiendo artistas del calibre de ella, Andrew Combs, Yola, Aaron Lee Tasjan, etc., el sonido Americana seguirá vivo y palpitante.

Y un deseo, que la próxima visita sea con banda completa, hay muchas ganas en sus fans españoles de poder verla presentando sus canciones en ese formato.

Video y fotografías: Ana Hortelano

Courtney Marie Andrews Madrid Courtney Marie Andrews Madrid Courtney Marie Andrews Madrid

Escrito por
More from Javier Casamor

Gira española de Big Thief, los nuevos reyes del indie rock

La banda de New York publicó dos de los mejores discos de...
Leer Más