North Mississippi Allstars editan su disco nº 13: «Set Sail»

North Mississippi Allstars editan su nuevo trabajo Set Sail, su segundo trabajo en New West Records. Curiosamente, la versión digital apareció el pasado viernes, pero la versión física tendrá que esperar al 1 de abril. En esta ocasion, los dos hermanos Dickinson han grabado junto a Jesse Williams (bajo) y Lamar Williams, Jr. (voz). Siempre han sido un grupo en constante cambio de formación. Los dos nuevos fichajes son, como ellos, hijos de grandes músicos y han mamado la música desde la cuna. Por lo tanto, encajan perfectamente en el espíritu del grupo, que alcanza ya su decimotercer disco.

Escucha Set Sail de North Mississippi Allstars  aquí:

Como siempre, la familia cuenta y en esta ocasión son las hijas de Luther, Lucia e Isla, las que ponen coros en varios temas. Convertidos ya, con sus altos y bajos, en una de las bandas más respetables de su generación, no tienen nada que demostrar; les basta con mantener el nivel en cada trabajo.

«La música y la familia son 100% mi vida y eso me basta. Ojalá tuviera más tiempo en el día para más música y más familia. La mañana es más creativa para mí, cuando mi mente está fresca y despejada. El arte es un oficio y tienes que presentarte a trabajar, mantener el hábito de ser productivo.» Luther Dickinson

Formado en 1996 por el guitarrista Luther Dickinson y el multiinstrumentista Cody Dickinson, los hermanos han trabajado con artistas como Robert Plant, Mavis Staples, Los Lobos, Black Crowes , John Hiatt, o Tedeschi Trucks Band, además de convertirse en productores muy solicitados en la escena. La razón está clara, dominan todos los registros del Americana: rock, blues, funk, psicodelia, gospel,… Todo cabe en ese crisol propio que da a esta música nuevos enfoques partiendo de la tradición.

Algunos de los temas más destacados son Set Sail Part I, tema que abre el disco denunciando el aumento de las aguas causado por el cambio climático, y que funciona como una elegante apertura perfectamente orquestada que pone las bases del disco. Elegancia y calidad, dos imprescindibles en toda su trayectoria. Never Want To Be Kissed es puro soul vintage y la colaboración de William Bell a las voces nos retrotrae a los maravillosos tiempos del sello Stax.  La colaboración de los miembros de la banda de soul de Memphis, The Bo Kays. Una emocionante canción sobre la tristeza que encierra un beso de despedida que William canta como solo un maestro del género puede hacer.

Juicy Juice es otro de los grandes momentos del álbum, con lucimiento especial de Jesse Williams, con una caliente línea de bajo que sube la temperatura y convierte a la banda en una apisonadora y que hubiera podido firmar el propio Prince.

Es realmente destacable el esfuerzo de los hermanos Dickinson por mantener viva a su banda manteniendo un notable alto en cada uno de sus lanzamientos. La llegada de Lamar Williams Jr. (hijo del bajista de Allman Brothers) es una bocanada de aire fresco para el grupo, pero en realidad no podemos esperar muchas más sorpresas: diez canciones de calidad interpretadas de manera exquisita por un plantel de grandes músicos. Pocos pueden darnos más en estos momentos.

Dickinson Brothers

Escrito por
More from Javier Casamor

Hablamos con Dori Freeman, una de las nuevas promesas del country-folk americano

Desde Blue Ridge, la verdadera cuna del country; Dori Freeman, una de...
Leer Más