Bonnie Bramlett: Alton, Illinois

A la hora de juzgar la calidad de un músico no solo nos tenemos que fijar en sus aptitudes  técnicas, sino también en su  capacidad de emocionar, conmover y excitar al oyente y/o espectador. Bonnie Bramlett reúne todas esas cualidades y muchas más, lo que la convierte en una de las mejores cantantes salidas nunca de los USA: tanto acompañando a los mejores intérpretes del momento, como con su marido Delaney Bramlett en el supergrupo “Delaney & Bonnie” o en una carrera en solitario sin ningún traspiés a tener en cuenta. Esta última faceta suya como solista será la que repasaremos con más atención, ya que es a partir de este momento en que sin olvidar sus raíces Blues & Soul  se adentra en la musicalidad propia del Southern Rock.

Nacida en 1944 en Alton, cerca del rio Mississippi, desde pequeña se empapa de la música tradicional americana las veinticuatro horas del día, tanto en su casa como en la calle, y sobre todo en el coro de la iglesia, donde hace sus primeros pinitos como cantante. El Góspel y Mahalia Jackson en particular son sus grandes pasiones, y como ella misma afirma, desde el primer momento se sintió cantante. A la edad de 15 años, Ike Turner se fija en ella y la convierte en primera “Ikette” blanca. Tina, ya en la veintena, tendrá una influencia decisiva en su forma de cantar, incitándola a interpretar con las entrañas y el corazón.

Bonnie-Bramlett-Delaney-home-disco

 Poco después se enrola en una banda llamada the Enemies (los futuros Three Dog Night) y se muda a L.A. En la capital del entretenimiento es contratada como solista en el programa de la ABC “Shindig!”, de cuya banda residente the Shindogs forman parte lo mejor del « Wrecking Crew”, y entre ellos Delaney Bramlett, un músico de sesión y cantautor con el que conecta inmediatamente. Cuándo cancelan el espacio se casan y crean  el celebérrimo dúo “Delaney & Bonnie”: descubiertos por Gram Parsons en el club Snoopy’s de Laurel Canyon, en los siguientes años facturarán un puñado de legendarios discos hasta su separación en 1972.

Bonnie-Bramlett-Delaney-accept-no-substitute-disco

Sweet Bonnie Bramlett” (1973) aún tiene trazas de ese Soul deudor del sonido de la pareja. Acompañada por la Average White Band, y editado por Columbia, a pesar de ser su debut se podría calificar como un disco de transición, buscando un discurso propio que la aleje de la alargada sombra de su ilustre pasado. Sigue haciendo coros para gente como Carly Simon o Little Feat, pero se impone un tiempo de cambio. Siguiendo el consejo que le dio en su momento Duane Allman se traslada a Macon, donde debido a la insistencia de Johnny Sandlin convence al “capo” Walden  y firma por Capricorn.

En Georgia curará las secuelas del matrimonio fallido y su adicción a las drogas, en una comunidad que la recibe con los brazos abiertos y la hace sentir como en casa desde el primer momento. Fruto de este momento dulce surge su mejor disco, “It’s time” (1975), grabado en los estudios de Capricorn en Macon  con la ayuda de   lo mejor del personal de la casa. Las dos primeras canciones del disco son firmadas por ella, y el resto joyas prestadas por Gregg Allman, Scott Boyer y Eddie Hinton entre otros. Humeantes guitarras con slide  y pianos y teclados que surgen de lo más profundo confieren al conjunto  un aroma sureño totalmente irresistible, que hace de este álbum un tesoro a redescubrir y reivindicar para situarlo entre lo mejor del género.

Bonnie-Bramlett-It´s-time-disco

Plenamente integrada en la comunidad sureña y más cercana que nunca a la familia Allman, edita “Lady’s Choice”(1976), que a sugerencia del productor Johnny Sandlin mezcla standards de Soul y R&B con alguna versión de Dylan .Se busca  un mayor impacto comercial con los duetos con Bobby Whitlock , Dobie Gray , Gregg Allman, Jimmy Hall y Mickey Thomas y con el soporte de los músico de sesión de Muscle Shoals, pero no está a la altura de su antecesor. Demasiado funcional y estricto, le falta la espontaneidad y emotividad de “It’s time”.

Capricorn apuesta por el disco y la envía junto a The Marshall Tucker Band y Grinderswitch a Inglaterra en una gira que busca nuevos mercados para  la “implantación” de la marca .Una buena muestra  del alto grado de compenetración y empatía entre las bandas es el concierto “sold out” realizado el 29 de noviembre de 1976 en el Birmingham Odeon de las Islas Británicas ,con Grinderswitch de banda de acompañamiento y presentando las canciones del nuevo disco junto con versiones de Jackie Wilson y Boby Bland, así como su gran éxito “Superstar”, escrito junto a Leon Russell y popularizado en la versión que realizaron The Carpenters.

“Memories”(1978) es su despedida de Capricorn. Los nuevos sonidos de finales de los 70’s hacen mella en la producción, y aunque su voz sigue intacta  y en su ADN no existe la posibilidad de realizar un disco malo, la inspiración queda ya lejos. En directo aún da la talla, como se puede comprobar en el bootleg “Live at the Bottom Line” (1978), una ardiente actuación junto a una más que solvente banda comandada por el ex Wet Willie Rick Hirsch. Presenta las nuevas canciones, pero es en el apartado de versiones donde hay que quitarse el sombrero :una furiosa “Liiving on the open road” de su época con Delanney, «Can’t Find My Way Home» de Blind Faith , una cita a Dolly Parton en  «Holding On To You» o una «I’ve Just Seen A Face» de The Beatles en clave Gospel nos dan una aproximación de lo que era capaz Bonnie Bramlett encima de un escenario, y nos deja la duda de porque nunca editó un álbum en directo.

En 1979 se une a la banda de Stephen Stills (es precisamente en la gira inglesa cuando un Elvis Costello en total estado de embriaguez realiza insultos racistas hacia James Brown y Ray Charles y es golpeado con un puñetazo en la cara  por una indignada Bonnie) y a principios de década edita  “Step By Step” (1981), un disco de raíces cristianas que pasa justo el aprobado. La tibia reacción de crítica y público la dirigirán hacia su otra  gran pasión: la interpretación. Siempre en papeles secundarios, tanto en televisión como  en cine, es su rol como la camarera Bonnie Sheridan, compañera de trabajo de Roseanne Barr en “Roseanne” el que le dará más satisfacción y reconocimiento. Curiosamente el papel del jefe de ambas lo interpreta Martin Mull, cómico y músico que en los 70’s grabó varios discos para Capricorn.

Entre 2002 y 2008 edita cinco discos centrados en el Jazz y el Soul, y ocasionalmente actúa en directo, sobretodo apoyando a su hija Bekka : digna heredera de  la tradición familiar de sus padres, formó parte de Fleetwood Mac a mediados de los 90’s cuando se marchó Stevie Nicks y ha aparecido en más de 120 discos como cantante de estudio. Bonnie Bramlett, una mujer en un mundo de hombres que se hizo respetar (y querer) y que supo labrarse su propio camino sin traicionar a su arte e ideas.

Bonnie-Bramlett-Delaney-Friends-Eric-Clapton-disco

Escrito por
More from Albert Barrios

Benmont Tench, Festival Blues& Ritmes, 09/04/2022: ¡Qué noche la de aquel día!

Una noche histórica, una velada para el recuerdo de uno de los...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.