Jesper Lindell, cuando la música te toca el alma

   El pasado 17 de noviembre asistimos a uno de los conciertos más emocionantes del año en la sala Clamores de Madrid. Jesper Lindell acompañado por su banda nos elevó a su crepúsculo particular. 

   Todos los estilos músicales: jazz, blues, country, folk, rock, heavy, música clásica… tienen algo en común: la capacidad de hacerte sentir, Jesper Lindell hace ese estilo de música.

Jesper-Lindell.Clamores.171122.27.Jessy_

   En verdad, llegué hace muy poco a su música, gracias a unos compañeros en la redacción. Aunque no me gustan las etiquetas, debo admitir que no suelo escuchar mucha música clasificada como country, folk, o música de cantautor. Pero después de que tantos amantes de la buena música le pusieran por las nubes, decidí darle una oportunidad para ver de dónde venía tanta exaltación ante su inminente paso por España. Busqué su último y segundo trabajo, «Twilights», un disco que ha recibido unas críticas extraordinarias, sobre todo teniendo en cuenta la corta carrera de este joven sueco. De hecho, aquí en Dirty Rock, se ha hablado maravillas del disco. Y con razón.

   Desde el primer momento que empecé a escuchar el disco, supe que Jesper Lindell tiene algo. Su voz, áspera, pero a la vez tierna, arropada por una música cálida y ondulante de unos músicos totalmente entregado a su labor. Y luego las letras, otra cosa en la que no me suelo fijar mucho, pero es imposible no hacer caso a lo que canta. Palabras que te hacen pensar y replantear las cosas, mientras la música te toca el alma. Sí, definitivamente, Jesper Lindell tiene algo.

“Desde baladas que suenan a gospel, a Nueva Orleans, hasta un sonido beatlemaniano, la diversidad de las canciones de «Twilights» es amplia. Igual de diversa es la rica voz de Lindell, que puede reconfortarte, calmarte y animarte a levantarte de tu asiento.” – Carlos Pérez Báez

   Y luego tenemos su directo. Anoche, todos los afortunados que estuvimos presentes presenciamos una magia y una noche de música única e inolvidable.

Jesper-Lindell.Clamores.171122.12

   Aunque bien es cierto que no parecían muy conectados (tanto el público como la banda) durante las primeras dos canciones, ya después de tocar ‘Twilight’, con las armonías preciosas de Carl Michael Junior Lindvall (teclado) y Jimmy Reimers con el violín, empezaron a fluir. Kristoffer Schander (Blues Pills), aportó su toque funky a la música. Jesper se dirigió a él como «su salvador» pues tan sólo dos semanas antes le pidió unirse la gira con ellos y hubo de aprenderse todas la canciones en un pis pas.

   Desde ese momento y durante el resto del concierto, con pinceladas a Bo Diddley, Bob Seger, Van Morrison, The Band, e incluso, a veces, un poco Dr. John en la increíble interpretación del jovencísimo Rasmus Fors en los teclados y el hammond, les vimos superarse en cada canción, llevando al público a una euforia que terminaría con dos bises. 

“No sonábamos a The Band, pero les escuchaba mucho. También mucho soul, Van Morrison, y música americana contemporánea”

Jesper-Lindell.Clamores.171122.04

   En el primer bis, salió Jesper, solo con su guitarra, tocó ‘Christmas Card’, una preciosa balada que decía que no suele tocar en directo y que había escrito durante los 7 meses que duró la diálisis después de que su padre le donara un riñón tras una enfermedad congénita. La emoción estaba servida y rebosaba la copa.

La banda está formada por :

Jesper Lindell – voz y guitarra

Kristoffer Schander – bajo

Jimmy Reimers – guitarra, violín y coros

Carl Michael Junior Lindvall – piano

Rasmus Fors – órgano y acordeón

Simon Wilhelmsson – batería

Jesper-Lindell.Clamores.171122.23

Otros amigos que asistieron al concierto opinaron así:

-Jesper Lindell, música que eleva el espíritu. (Sergio Alvarado)

-The Band resucitó anoche en Clamores. Jesper Lindell y sus músicos transportaron al público al Big Pink del siglo XXI. Seguro que un día después prevalecerán en el ambiente, chispas de energía flotando. (Isabel López)

-Jesper Lindell Band ha ofrecido en Clamores el mejor concierto del año en mi humilde sentir, a falta de 44 días para que concluya 2022. Uno suele ir a bastantes conciertos porque algunas pocas veces te sientes absolutamente seguro de que estás en el mejor sitio que hay en el mundo en ese momento. Esta noche ha sido una de esas «algunas veces». Seis músicos asombrosamente compenetrados han derramado una fiesta musical desde el primer acorde hasta el cierre, sin tregua en el ascenso hacia las cumbres de la emoción. Guitarras, teclas, percusión, trompeta, acordeón, violín y exquisitas armonías vocales se han sucedido hasta culminar una sesión imposible de olvidar. El espíritu de The Band brillaba en los enfebrecidos ojos de un Jesper en estado de gracia, clavadito físicamente al Van Morrison que sale en la portada de Moondance. A su vera un hombre-orquesta que podría salir en cualquier western de Peckimpah, un teclista de hermosa voz, un imberbe de metro noventa que ha combinado el acordeón con el órgano («Me encanta Garth Hudson») y un bajista inesperado que se entendía a las mil maravillas con el batería. La humildad serena y ardiente del grupo ha entusiasmado al público, entregado a unos prodigios sonoros que se sucedían como fuegos artificiales en cada rincón del escenario. Fiesta total. Tocan varios días en nuestro país y lo recomiendo fervientemente a los amigos melómanos. (Miguel López)

-Jasper nos ha regalado lo más granado de la ambrosía sonora de los 70. (David Martín)

-Si mezclamos 250 gramos de feeling del Van Morrison de «Tupelo Honey» con 400 gramos de las canciones más ‘southern soul’ de The Band, con una pizca del soul acústico de Nathaniel Rateliff en solitario y un par de litros de un afán de superación encomiable, resulta uno de los mayores talentos recientes que nos hayamos echado a los oídos: Jesper Lindell.  (The Mad Note Co.)

-Apasionada inocencia, talento a raudales, nos hicieron volar ayer en Madrid! (Alicia Sagi-Vela)

-Música con alma. Rebosa verdad. (Antonio Sancho)

  • 15 noviembre en Bilbao, Kafe Antzokia
  • 16 noviembre en Santiago, Riquela
  • 17 noviembre en Madrid, Sala Clamores
  • 18 noviembre en Zaragoza, Rock & Blues
  • 19 noviembre en Avilés, Factoría Cultural
  • 20 noviembre en Santander, Little Bobby
  • 23 noviembre en Valencia, Loco Club
  • 24 noviembre en Barcelona, La Textil
  • 25 noviembre en Segovia, Wic
  • 26 noviembre Béjar, La Alquitara
  • 27 noviembre en Valladolid, Porta Caeli

Texto, fotos y videos por Jessica y Ana Hortelano

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

The Hillbilly Moon Explosion y James Leg reventaron la noche

Crónica del concierto con cartel doble de The Hillbilly Moon Explosion y...
Leer Más