Más allá de «Grease»: La extraordinaria carrera música del Olivia Newton-John – Segunda parte (1978-2016)

Olivia-Newton-John-Segunda-parte-1978-2016.j

En el aniversario de la desaparición de Olivia Newton-John continuamos con el repaso de su carrera artística y de sus álbumes de estudio. En esta segunda parte del artículo, abordamos su éxito mundial con “Physical”, su participación en la película de culto “Xanadu”, el nacimiento de su hija, su enfermedad y su progresivo alejamiento del mundo del “show business”.

Reinando en las listas del cambio de década:

Esta nueva era comienza en noviembre de 1978 con la aparición de “Totally Hot” (MCA), número 7 en el Billboard 200. Al relance del éxito mundial de “Grease”, cuyo álbum con la banda sonora de la película ha vendido más de 30 millones de copias en todo el mundo, Olivia Newton-John se presentó al público mostrando un nuevo “look”, más maduro y sofisticado, enfundada en cuero negro y abordando nuevos temas pop-rock con una voz que aprovechaba todo el potencial de su característico timbre y su delicada afinación en una línea más agresiva, bordeando en ocasiones los límites de su amplísimo rango vocal. Las letras de los temas evolucionaron en consecuencia hacia visiones del amor que incorporan menciones explícitas a lo físico, sin por ello alejarse completamente del tradicional plano sentimental. Es el caso de la canción homónima “Totally Hot” (número 52 del Billboard Hot 100), del corte “A Little more Love”(número 3), del tema “Deeper than the Night” (número 11) o de la excelente versión del clásico de Spencer Davis y los hermanos Winwood “Gimme Some Lovin’”. Una interpretación la de este último que supuso un auténtico “tour de force” para la artista, resuelto con sorprendente solvencia al tiempo que con elevadas dosis de elegancia y sobriedad.

Enseguida, ONJ es invitada a participar en un nuevo proyecto cinematográfico que terminará viendo la luz en 1980. Nos estamos refiriendo, claro está, a “Xanadu”, otra película musical, con Olivia Newton-John, Michael Beck y Gene Kelly como principales estrellas y con composiciones a cargo de John Farrar (productor habitual de los discos de ONJ) y Jeff Lynne (ELO). La historia gira en torno a una musa llamada Kira (Olivia Newton-John) que regresa a la tierra para ayudar a un artista falto de inspiración (Michael Beck). Este terminará encontrándola al crear, con la ayuda de un antiguo director de Big Band (Gene Kelly), que ahora es un constructor acaudalado, un “night club” llamado Xanadu. El artista y su musa acaban enamorándose pero su relación es imposible ya que ella debe regresar al Olimpo de donde no está autorizada a ausentarse permanentemente.

Si bien el resultado de la película en términos de crítica, público y recaudación fue decepcionante (algo previsible a la vista de semejante guión), en el plano estético y conceptual su legado es mucho mayor, ya que ha generado a lo largo de los años un numerosísimo grupo de seguidores. Del álbum (número 4 en el Billboard 200) se extrajeron varios singles. Entre los temas destacables del LP y dejando aparte los que corresponden en solitario a la Electric Light Orchestra, Olivia Newton-John es la intérprete en “Magic” (numero 1 en el Billboard Hot 100), “Xanadu” (numero 8), “Suddenly” (con Cliff Richard, numero 20), así como en “Whenever you’re Away from Me”, interpretada junto con Gene Kelly. En definitiva, aunque solo sea por escuchar los temas de la banda sonora y admirar los extravagantes “looks” que ONJ luce para la ocasión, ver de nuevo Xanadu puede merecer la pena, siempre y cuando se esté dispuesto a soportar los tediosos diálogos y las horrendas coreografías, con interminables planos de patinadores sobre ruedas y de bailarines en la cuerda incluidos.

Continuando con los discos de estudio de Olivia Newton-John, entramos en la década de los ochenta con uno de los hitos principales de su discografía. No es otro que el aclamado álbum “Physical” (MCA, número 6 en el Billboard 200), publicado en octubre de 1982. En pleno “boom” de los videoclips y de la MTV, ONJ muestra su cara más atrevida y provocadora en el videoclip correspondiente a la canción homónima. Un tema este, “Physical” que parece ser le fue ofrecido previamente a Rod Stewart, personificación del “macho” en el mundo de la música (¿recordais su célebre “Do you Think I’m Sexy?») y, más tarde, a la energética Tina Turner, en cierto modo una versión femenina del cantante de las islas. El manager de esta última, que también lo era de ONJ, terminó adjudicándoselo -para bien de la música y de sus fans- a su, quizá un tanto menos “sexy” pero sin duda más bella e igualmente prestigiosa, cliente británica. “Physical” alcanzaría el numero 1 en el Billboard Hot 100. Por su parte “Make a Move on me» se alzó a un excelente número 5, mientras que el tema “Landslide” sólo consiguió llegar al número 52.

En 1982, Olivia Newton-John dedicará sus esfuerzos al exitoso tour “Physical”, que le llevará a actuar por todo el mundo. Mientras tanto, su discográfica aprovechará el receso para presentar la segunda entrega de “grandes éxitos” con el álbum “Olivia’s Greatest Hits Vol. 2” (MCA/EMI, número 16 en el Billboard 200) un “superventas” que incluirá temas desde 1977, fecha de su primer álbum recopilatorio, además de dos canciones inéditas procedentes de descartes de las sesiones de “Physical”.

Ese mismo año, ONJ se embarcará en un nuevo proyecto cinematográfico junto con su compañero y amigo John Travolta, en un intento de reeditar el éxito obtenido por la pareja en el film “Grease”. Así nació “Two of a Kind”, estrenada en diciembre de 1983, película que sería un completo fracaso comercial, recibiendo opiniones muy negativas por parte de la crítica. Por el contrario, la banda sonora, publicada por MCA, fue un éxito de ventas, llegando al número 26 en el Billboard 200, y de ella se extrajeron tres singles firmados por Olivia Newton-John. El primero, “Twist of Fate” consiguió alcanzar un excelente número 5 en el Billboard Hot 100, constituyendo el decimoquinto y último “top 10” de la artista. El segundo, formando dúo con John Travolta, es “Take a Chance”, que solo pudo entrar en la lista “Adult Contemporary”, eso sí, alzándose hasta el número 3. Finalmente aparecería el single con la canción “(Livin’ in) Desperate Times”, un tema que ascendió hasta el número 30 del Billboard Hot 100.

El lento declive:

Tras un breve descanso en su intensa actividad artística, Olivia Newton-John regresó a los estudios en 1985 para ofrecernos su duodécimo trabajo “Soul Kiss”, siempre con la producción de John Farrar, un álbum adaptado a los gustos de la época con un synth-pop de líneas suaves que le permitirá llegar al número 29 en el Billboard 200. Del mismo se extrajeron dos singles. De ellos, el que incluía la canción de título homónimo alcanzó el número 20 en el Billlboard Hot 100, un tema que sería remezclado posteriormente en un maxisingle de 12 pulgadas. En conjunto, “Soul Kiss” supone el comienzo del declive comercial y artístico de ONJ, a quien -al igual que a otros artistas de éxito en los setenta- le costó mucho encontrar un sitio en el agitado panorama musical de mediados de los ochenta.

Tras un tiempo dedicado a cuidar de su única hija, nacida en 1986, habrá que esperar hasta 1988 para que vea la luz el decimotercer álbum de estudio de la artista. Se trata de “The Rumour” (Mercury), primero en mucho tiempo en no ser producido por el sempiterno John Farrar y cuyo tema principal, del mismo nombre, viene firmado por Bernie Taupin y Elton John, este último también acompañando al piano. A pesar de la cuidada producción, el disco no llegó a calar en lo comercial, alcanzando solamente el número 67 en el Billboard 200 y ahondando en el notable declive de la carrera de ONJ. El single que incluía el tema principal, “The Rumour”, no pasó del numero 62 en el Billboard Hot 100.

A la vista de la situación, John Farrar regresará a la producción en el siguiente LP de Olivia Newton-John, “Warm and Tender”, con cambio de discográfica (Geffen) y grabado íntegramente en Melbourne, que sería publicado en septiembre de 1989. Pero el descenso en popularidad de la artista se hace evidente, ya que el álbum no pudo pasar del número 124 en el Billboard 200. Al menos, el single con la canción “Reach Out for me”, firmada por Burt Bacharach, pudo tocar el número 74 del Billboard Hot 100.

Intento de relanzamiento y enfermedad:

En un intento por dar a conocer la exitosa trayectoria musical de su cliente y relanzar su carrera, Geffen pondrá a la venta en junio de 1992 el álbum “Back to Basics: The Essential Collection 1971–1992”, el tercer recopilatorio de la cantante, que además incluirá cuatro temas inéditos. La acogida fue relativamente tibia, ya que el álbum se detuvo en el número 121 del Billboard 200. Este álbum supondrá un antes y un después en la vida de Olivia Newton-John, ya que cuando todo estaba listo para iniciar un tour de promoción del disco, la cantante fue diagnosticada con cáncer de mama, un terrible zarpazo que no detendrá sus ganas de vivir ni su carrera artística, pero que lógicamente le hará pagar un considerable peaje en lo sucesivo.

Olivia Newton-John volverá al estudio tras un par de años de tratamiento para grabar un nuevo disco. “Gaia: One Woman’s Journey” (Festival). Este será un álbum diferente a todos los que le precedieron ya que la propia cantante se presenta como autora y coproductora de todos los temas incluidos en el mismo. Además, el LP apenas tuvo distribución en Estados Unidos, donde no sería editado hasta 2002, aunque sí en Australia y en el Reino Unido, país en el que alcanzó el número 33 de las listas. Lo que hace especial a este disco es la temática de algunas de sus canciones, centrada en su experiencia personal con la enfermedad.

La próxima parada ante los micrófonos del estudio se producirá cuatro años después, en 1998, con el regreso de Olivia Newton-John, más de dos décadas después, al country-pop a través del LP “Back with a Heart” (MCA), un disco grabado en Nashville que alcanzaría el número 59 del Billboard 200, además del número 9 del US Top Country Albums.

En los años subsiguientes asistiremos a la publicación de un cierto número de álbumes de diferente concepción y factura, tanto directos como el “Highlights from the Main Event” (BMG-Ariola), reflejando el concierto que ONJ ofreció con John Farnham y Anthony Warlow en 1998 o “One Woman’s Live Journey” (Festival Mushroom), de 2000, como recopilatorios, “Magic, the Very Best of Olivia Newton-John”, (MCA) de 2001 y “The Definitive Collection” (BMG), también de 2001. En 2002 aparecerá el álbum de dúos titulado “2” (BMG), en el que ONJ estará acompañada principalmente de artistas australianos, aunque con presencia de alguno norteamericano, como el propio Michael McDonald con el que interpreta la canción “Act of Faith”.

Para cuando “Indigo: Women of Song” (Festival Mushroom) fue publicado en 2004, la carrera artística de Olivia Newton-John estaba reducida prácticamente a su presencia en el mercado australiano y, de manera residual, en el británico. Se trata de un álbum de “covers” de canciones previamente grabadas por cantantes femeninas que tuvo escaso eco entre la crítica y el público.

En 2005 sale a la venta un álbum doble recopilatorio, “Gold” (Hip-O) que solo entrará en las listas australianas, pero ese mismo año aparecerá también “Stronger than Before” (ONJ), editado por el propio sello de la artista, en el que la cantante nuevamente aborda el tema de las mujeres que han luchado contra el cáncer. Cuenta con la presencia en forma de cameos de varias artistas e incluye una canción dedicada a su hija Chloe. Con el tema del cáncer como fondo, Olivia Newton-John grabará también en 2006 “Grace and Gratitude” (EMI, Greenhill), un disco que se distribuirá en exclusiva en las farmacias Walgreens con fines exclusivamente benéficos.

Sus últimos trabajos:

En años sucesivos irán apareciendo varios discos coincidiendo con las fiestas navideñas, uno de ellos junto con su colega y amigo John Travolta. También se publicará algún disco en directo (con John Farnham) y un último recopilatorio “40/40 The Best Selection” (UMG), que cubre prácticamente toda su trayectoria musical. “A Celebration in Song” (EMI), su álbum número veintitrés y último en solitario, es un disco de dúos publicado coincidiendo con la gala “Olivia Newton-John and Friends: Gala Fundraising Concert”, celebrada en Sidney en 2008. Cabe destacar también la presencia de ONJ en la película australiana de 2011 “A Few Best Men”, en cuya banda sonora ONJ participa con varias canciones, recibiendo críticas negativas a causa de la deficiente producción de los temas del disco, en el que se abusa de ese mal endémico de la música en el siglo XXI que es el “auto-tune”. Sin duda fue un gran error no haber reservado esas canciones para un álbum de la artista producido con el nivel de calidad que su trayectoria profesional y categoría artística hubieran exigido.

Y así termina este breve repaso a la discografía de estudio de esa gran artista que fue Olivia Newton-John. Toda una vida dedicada a la música a la que acompañó un merecido éxito, especialmente a lo largo de los años setenta y primeros ochenta. Hoy recordamos su voz, pero también su honestidad y profesionalidad como cantante. En el estudio y en directo, en solitario o acompañada por grandes artistas, desde la balada hasta el synth-pop, pasando por el country o el rock clásico, Olivia Newton-John nos ha ofrecido lo mejor de su arte, de ahí que queramos recordar hoy sus canciones y, por encima de todo, su gran simpatía y humanidad, representadas en esa franca y perenne sonrisa que le acompañó siempre.

Si quieres leer la primera parte de especial de Olivia Newyon-John, clica en este párrafo.

Texto Enrique Martínez.

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Se acerca un nuevo disco de Bruce Springsteen

Podríamos tener la semana que viene nuevo single de Bruce Springsteen. Sería...
Leer Más