IX Tenerife Festival 50’s Rock & Roll, Hotel Panorámica Garden, Los Realejos, 16-17 sep 2011.

Hound Dogs en IX Tenerife Festival 50′s Rock and Roll 2011
Hound Dogs en IX Tenerife Festival 50′s Rock and Roll 2011
Hound Dogs en el IX Tenerife Festival 50's Rock and Roll 2011
Hound Dogs en IX Tenerife Festival 50’s Rock and Roll

Si no hubiera estado allí, difícilmente podría imaginar que existen bandas que componen canciones originales y actuales de rock’n’roll y rockabilly clásico, y que tanto las bandas como sus canciones están absolutamente vigentes !qué bandas tan fantásticas! Hound Dogs, Little Boy Arnold, Charlie Hightone, Fernando Lavado, Atomic Leopards, Little Big Rebel, Los Contratiempos, Parking Boards. El Tenerife Festival 50’s, la gran fiesta anual del rock’n’roll, fue algo increíble, una gozada de principio a fin.

Gracias una vez más a la Asociación Vulcan Rockers de Tenerife por su gran trabajo y dedicación. El éxito del IX Tenerife Festival 50’s fue la recompensa a las cosas bien hechas, como lo había sido su anterior propuesta el 19 de febrero de 2011 en el cine Víctor, el Festival Taburete Rockin’, Old School Reunion.

Pero vayamos a desempolvar lo que fue esta 9ª edición del Tenerife Festival 50’s Rock and Roll celebrado en el Hotel Panorámica Garden de Los Realejos, aunque resulte complicado resumir lo que supuso el maravilloso festival de rock clásico por excelencia en las Islas Canarias que organizaan los Vulcan Rockers de Tenerife.

Una, porque el motivo está por encima de los conciertos, el hotel los días 16 y 17 de septiembre funcionó fenomenalmente como un lugar de reunión, debate y diversión para todo aquel amante de la buena música, intercalado con una gran fiesta hawaina el sábado en la piscina del hotel.

Y otra, por la magnífica programación de un cartel de categoría para los amantes del rock & roll en sus más amplias variantes, esta vez con Charlie Hightone and The Rock-It’s (Madrid), Los Hound Dogs (La Coruña), Little Big Rebel (Tenerife), Atomic Leopards with Fernando Lavado (Barcelona),  Little Boy Arnold (Alicante), Los Contratiempos (Tenerife) y los Parking Boards (Tenerife).

Sin olvidar las zonas de venta, promoción y merchandising en el mismo lugar donde se celebraban los conciertos: Custom Brothers, simpáticos granjeros hillibillies que customizan todo tipo de objetos, Rockin Rastro, venta de discos y objetos de segunda mano de la época, stand Estremécete del libro de Antonio Reyes, y el stand de venta de camisetas, la mayoría diseñadas por el gran Nano Barbero, ¡grande!

 

Los encargados de comenzar la noche del 16 de septiembre fueron un combo de Atomic Leopards, del que a última hora se cayó, por problemas personales, uno de sus principales componentes. Originarios de Barcelona, Fernando Lavado (Gatos Locos, Black Cats) lideraba la banda encargándose de la voz y la batería, Guillermo González (Teté y los Ciclones) al contrabajo, una de las sensaciones de esta edición, y Nelo (Hound Dogs) completó a la guitarra una formación de fortuna.

Los catalanes defendieron a capa y espada su sonido rockabilly e ibérico, bordando momentos estelares a través de su contrabajista Guillermo González, quien, vestido perfectamente para la ocasión, nos devoró con sus cuerdas al igual que Lavado con su ritmo neo-billy. Conscientes de la atención de un público bastante rebelde, supieron inteligentemente cómo mantener un concierto divertidísimo y emotivo a partes iguales.

Los siguientes en pisar el escenario fueron los alicantinos Little Big Arnold, con Héctor Guerrero (Voz y guitarra) al frente, Pepe Lee (Sun Rockets) al contrabajo, Ruth a la batería y washboard, y Javi a la guitarra.

Mientras se trasegaban las copas en la barra del bar, las chicas se retocaban, y los chicos se engrasaban los cabellos, los alicantinos desplegaron durante su sesión una potente imaginería sónica de aquel “Where the rock & roll was born!!! Sonido Sun Records, puro y duro. Sam Phillips merodeando por todos los rincones del hotel, trenes cruzando delante de nosotros, Elvis embarrado hasta las trancas de country, blues, rythm & blues, mucho swing y western ¡sencillamente maravillosos!

Héctor “Cash” Guerrero, nos transmitía emoción con su voz, a la vez que Ruth con su wasboard y Pepe Lee, contrabajo, nos traían ese rock de trenes traqueteando por la curva sin ver la luz del sol y dejándonos clavados en la prisión de Folsom.

Liberados de aquella preciosa actuación en la prisión del Panorámica Garden, Dj’s Big Vinnie nos devuelve a la realidad inspirándose en clásicos e indispensables del vinilo por unas horas.

Si no os gusta ésto, estáis muertos por dentro, fantástica primera noche. Algunos se quedaban en prisión y otros a coger el Black Cadillac aparcado en una zona reservada junto a la puerta principal.

Sábado 17 de septiembre. Bajo los cálidos rayos de sol, en el césped de los jardines donde se celebra la fiesta Hawaiana, Manolo, presidente de Vulcan Rockers, nos recibe obsequiando collares hawaianos. Algunos vienen de la piscina y todos recargamos energía con las riquísimas paellas de mariscos servidas por el atento personal del Panorámica Garden. Salíamos de prisión, y música de Perra Mala y Manolo Vulcan Gato para desentumecer oídos y resaca, y bajo el templete surge la sorpresa: antes de comenzar Los Contratiempos y los Parking Boards, Fernando Lavado se arma para dispararnos con muchos clásicos del rock’n’roll.

Paella, cerveza, sombrillas, collares hawaianos, bikinis, pareos, gafas de sol y tablas de surf, estamos ya en Pismo Beach o incluso diría San Onofre, ¡¡vaya olas de  buena música!! Fantásticos los Boards y Los Contratiempos, aquéllo no eran olas para principiantes, dogpatch hawaiano con “Shake, ratel and roll” inflamable de Héctor Quintero (Little Big Rebel), Los Contratiempos, Charlie Hightone y Fernando Lavado, rock y olas virulentas para una mañana inolvidable.

La propuesta nocturna, de órdago, comenzaba con la gran promesa tinerfeña y ahora realidad,  Little Big Rebel and His Rockin’ Band, Héctor Quintero como frontman y Antonio Reyes de escudero a sus espaldas en la guitarra, magníficos el resto de sus componentes. Dani Diamond nos envolvió con los sonidos mágicos de su pedal steel durante parte de la gran actuación de los canarios que descargaron mucho Doo woop y rockabilly por sus dedos y salivas. Sorprendieron a muchísima gente que no los conocía y demostraron que tenemos Little Big Rebel para rato, su propuesta fascina, la guitarra de Antonio Reyes “as well”, y la descarga en el escenario de Héctor hizo temblar los cimientos de la isla, la gente en la isla de El Hierro se preguntaba la noche de aquel sábado si eran sacudidas de la tierra o los contoneos de Little Big Rebel en Los Realejos. Triunfo en toda regla, los tinerfeños abrieron el apetito a una noche grande.

Y si difícil fue explicarlo todo, hasta este momento, lo de Hound Dogs y sus rugidos sonoros es más complicado aún, los gallegos con Félix (voz y guitarra rítmica), David “Pitis” (batería), Nelo (guitarra) y Antonio (contrabajo) fue ese punto de inflexión de la noche, el tren de nuevo pasaba por San Quentin Prison, hacía parada técnica en el Panorámica Garden y de nuevo comunión entre el country, los sonidos de la ciudad, el western, Sun Records, etc.

Canción tras canción el público rugía tras una estructura perfecta de la velocidad de sus canciones y aceleración en sus letras, mucha rabia y mucha contundencia rítmica tanto en David y Félix, ¡¡¡vaya dos showmen!!!,  El público se empezaba a calentar más y más, no había más madera ni carbón para el tren, su cantante seguía contoneándose con su blanco traje, sin nunca perder el aullido del buen rock and roll ¡qué elegancia!

La actitud lo es todo en este negocio y los gallegos lo saben y lo tenían muy claro, y descargaron todo su potencial saliendo a matar desde el principio con muchos temas valientes propios y otros que no lo eran. La locomotora rockera aumentó más aún cuando David “Pitis” se levantó de su asiento en la batería y de pie, engrasando, continuó cantando imparable hasta alcanzar una velocidad de crucero. Todo un concierto con ritmo, sin pausas y con la máquina escupiendo vapor sin parar. Si nos tendríamos que quedar con alguien del festival, Hound Dogs, ¡¡que sigan ladrando!!

Los fuegos de artificio vendrían con Charlie Hightone and The Rock-It’s, Iván Vela (voz y guitarra acústica), Héctor Guerrero (guitarra), Pepe Lee (contrabajo), Javi (guitarra) y Ricardo Cuenca (guitarra). Con los madrileños no se juega, lo sabíamos, es la banda más querida y respetada dentro del panorama de rock clásico en nuestro país. Pero el mérito sigue siendo mayor al verlos en faena, mantienen su marca y la superan al salir a escena.

Son salvajes, son paganos, es el sonido de la ciudad, la música norteamericana de los años 50, ellos estaban para demostrar como los demás que el rock and roll  se inventó para ver bailar a las chicas. La voz de Charlie Hightone  está tamizada con los fantasmas de Perkins, Orbison, y muchos canallas de la Sun Records.

En Tenerife rindieron pleitesía a Gene Vincent y Eddie Cochran, aquello se convirtió casi en Sodoma y Gomorra, sudor, lágrimas, sexo, humo, diversión y desenfreno. Iván y su banda no tienen problema en ponerse a la altura de los referentes anteriormente citados, firmando un excelente concierto con subida final al escenario de la mayoría de músicos que nos habían dejado con la boca abierta.

El Festival se despidió de su novena edición con Dj’s Perra Mala y Manolo Vulcan Gato, un festival francamente agradable, exquisito y muy bien organizado. El trato dispensado por toda la organización hacia Dirty Rock fue encomiable y de agradecer, apuestas así las seguiremos apoyando año tras año. Que tomen nota otros organizadores de festivales ya que la novena edición dejó a su audiencia flotando entre trenes, Cadillacs, granjas, cuero, tatuajes, mucho rock and roll y ritmos pegadizos con la certeza de haber presenciado algo mágico durante dos días.

 

More from Carlos Pérez Báez

Kiss y Mötley Crüe “THE TOUR”

Kiss y Mötley Crüe realizarán, a partir de julio, una gira conjunta...
Leer Más

1 Comentario

Los Comentarios están cerrados.