Javier Corcobado se reencontró con Tenerife 3 décadas después de hacer la mili en la Isla

Javier Corcobado en Tenerife, 19 mayo 2012 en el Aguere Espacio Cultural de La Laguna. Foto por Emilio Prieto.
Javier Corcobado, 19 mayo 2012 en el Aguere Espacio Cultural de La Laguna. Foto por Emilio Prieto.

Javier Corcobado ofreció, el sábado 19 de mayo en el Aguere de La Laguna, un intenso concierto: «Su nombre es Catorce y tiene quince años. Hoy quiero rezar por él. La heroína es su pan diario, su Dios, su doctrina y su fe»Catorce«, Arco Iris de lágrimas, 1995).

Y lo fue desde la primera canción: «Una gota de miel viene desde tu herida hacia mi boca» («Desde tu herida«, Agrio beso, 1989).

Y también profundo: «La libertad es la cárcel más grande de todas las cárceles»La libertad«, Tormenta de tormento, Corcobado y los chatarreros de sangre y cielo, 1991)

Y denso: «Con el número que tiene por delante la fecha 10-4-84»Canción pequeña II«, No he olvidado cómo jugar embarrado, Mar otra vez, 1985)

Y dramático: «Hemorragia bonita de tierna chiquita, tumbada en la nieve, perdida en el monte»Ladrada del afilador«, Tormenta de tormento, 1991)

Y por supuesto, romántico: «y es que el amor es algo que viene y se va como las golondrinas y hay que darle de beber en cada esquina»Te estoy queriendo tanto«, Manuel Alejandro, 1972).

Con un setlist maravillosamente elegido para esta especial, memorable y algo nostálgica ocasión, Javier Corcobado arrulló al personal para luego agitarlo y después ponerlo en pie y, en el encore, terminar aplastándolo contra las butacas de la Sala 1 del Espacio Cultural Aguere de una lacerante ciudad de los adelantados que igual parece Dogville que Puerto Hurraco.

Javier Corcobado setlist 19 mayo 2012 en el Aguere Espacio Cultural. Foto por Emilio Medina.
Javier Corcobado setlist 19 mayo 2012 en el Aguere Espacio Cultural. Foto por Emilio Medina.

Susana Cáncer, muy esperada, no pudo asistir por una enfermedad que también le impedirá estar en Pamplona y San Sebastián, próximas citas de la banda. Y Javier Corcobado confirmó a Dirty Rock que hizo algunos cambios al repertorio por tal motivo, con un setlist menos melódico, más rock.

Como ya dijimos al anunciar este concierto de Javier Corcobado en Tenerife, los músicos que viajaron a Tenerife acompañando a Javier Corcobado fueron: Jesús Alonso, creativo batería de recursos que lleva diez años con Javier y que además de las baquetas utiliza escobillas y mazas y también hace coros, Juan Pérez Medina, cuyo 29 cumpleaños celebramos al dar la medianoche, un guitarrista que imprime la misma sensibilidad a su Fender Jazzmaster cuando acaricia o pellizca las cuerdas con los dedos que cuando las rasga con la púa hasta lastimarse el antebrazo, y Sergio Devece, un bajista excepcional de contagiosa expresión corporal que acaba de incorporarse a la banda y también toca con dedos y púa.

 

Magníficas fotos por Laura Sánchez Pérez (Lula), «laurashots» en Flickr.

 

Previo al concierto de Corcobado, a las seis de la tarde, se organizó una charla sobre su obra poética y a las siete, la proyección del documental “Notas discontinuas de México”, un DVD incluido en la 1ª edición y ediciones limitadas de su anterior disco “A nadie”, grabado en 2008 y publicado en 2009 por Intolerancia, el sello de Gerry Rosado, quien produce el disco, el mejor disco de su carrera según Javier Corcobado, y mejor disco de rock alternativo 2009 en Los Premios de la Música de España.

Y después del concierto disfrutamos de una fiesta fantástica en el hall del Aguere, donde Fernan Honky instaló un equipo adicional para la ocasión y allí estuvieron pinchando él mismo, Javier Corcobado y Laura «Lula» Sánchez. Fernan Honky también sonorizó el concierto, con un nivel notable, seguramente por el gran número de conciertos sonorizados por él mismo en los últimos meses en el Aguere.

Todo el evento y en especial el concierto, dejó satisfechos a los entregados fans de un artista que incide en la esencia, los sentimientos y cultura universales, y otorga a la tristeza o la rabia el rango de valor que enriquece a los seres humanos, como la risa, la música o el baile. Javier Corcobado es el Buñuel de la música española en Pídele a Dios que me muera, es nuestro Lars Von Triers cuando nos habla de Miguel Ángel el afilador, es el James Chance español tocando el saxo con sus Contortions, es una navaja suiza: todo en uno, eterna, infalible y bien afilada.

El siguiente vídeo de la actuación lo tomó José Antonio Fernández alias «Fradejass» y en su canal lo encontró Fran Medina. Próximamente esperamos tener vídeos y audio del concierto con buena calidad, cortesía de la productora del evento Los ’80 Pasan Factura.

 

Cruzada contra la mediocridad

Antes y después del concierto tuve la oportunidad de hablar con Javier Corcobado. Le pregunté por la idea del futuro que teníamos en los 80. Me habló del triunfo de la mediocridad, del solo vale la risa y el baile, del valor de la tristeza, de la autocensura como síntoma inequívoco de nuestra derrota. Le recordé la playa de Las Gaviotas y algunas otras cosas, y le alegró recordarlas. Después del concierto me habló de cómo compró su primera trompeta en una papelería en La Cuesta, y cómo el dependiente que se la vendió le enseñó a tocar. Me habló de sus primeras grabaciones, en la mili, en un radiocassette Philips cuyo micrófono le gustaba, y de cómo desmontaba la cinta de la carcasa, la cortaba en trozos de unos 20 cm. que unía de nuevo al azar y con cinta adhesiva de papelería, para volver a montarla en la carcasa y realizar una copia a otro radiocassette, no por línea sino de altavoz a micrófono. Mientras me hablaba me venía a la mente la música concreta y un examen en Logroño donde había que hacer un montaje de audio, que en aquellos tiempos se hacía de una forma muy similar, a cuchilla y adhesivo, y de la sintonía de «No me digas que no», en la que usé esta técnica. También me habló del saxo, confesando simpáticamente que no sabía tocarlo, como si yo no hubiera podido notarlo. La conversación fluía con más personas, animada y entrañable, ilusión de lo que podría ser y no es. Fue entonces cuando Kaos-Guanarteme habló de Los Contortions y a Javier se le iluminó la cara. Así pasó un tiempo hasta que la ilusión se desvaneció para dar paso a los anhelos viciados, a las imágenes que se pierden por el pasadizo de debajo del Aguere, donde hace más de 30 años estaba el Mamuth y hoy no parece que haya pasado tanto tiempo, porque la cosa no ha mejorado mucho.

En la mili, en Cartografía en el centro de Santa Cruz de Tenerife, Corcobado escribió más de 300 poemas, y muchas de las canciones que luego materializó en discos, empezando por Mar Otra Vez.

 

Los 80 Pasan Factura

 

Los '80 Pasan Factura
Los ’80 Pasan Factura

Los 80 Pasan Factura es el nombre de una editorial y sello discográfico que a veces organiza algún concierto muy especial, como el homenaje a Domi (D.E.P.) o éste de Javier Corcobado, volcándose en el evento con una afición pasional: ellos no se plantean sus conciertos como un mero negocio, sino como la realización de un evento memorable, histórico. El concierto de Javier Corcobado fue en la Sala 1, seguramente es el primer concierto de rock en la Sala 1, lo cual ya dice mucho. Son verdaderos investigadores a los que les asiste la razón del gran conocimiento de lo que hacen. Para la producción cuentan con un buen grupo de íntimos allegados que lo dan todo, literalmente todo, para que las cosas salgan lo mejor posible.

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

La Banda Trapera del Río celebrando su 40 aniversario

Crónica del concierto de La Banda Trapera del Río el 2 de...
Leer Más

1 Comentario

  • Gran concierto. Intenso, afilado, rockero y al mismo tiempo entrañable. «Editor de sueños» (2006) es el otro disco de Corcobado que te dije que tenía, además de «Tormenta de tormento». Un saludo.

Los Comentarios están cerrados.