Pokey LaFarge ofreció un fantástico concierto en Madrid con Sallie Ford de testigo

Pokey LaFarge, unos meses antes, anunciaba tres conciertos en España (Bilbao, Madrid y Barcelona) en la recta final de su extensa gira Europea, la cual emplearía para presentar su último trabajo Something in the Water”, sexto disco de estudio. Pokey LaFarge contó en España con Sallie Ford para abrir sus conciertos de Madrid y Barcelona y coincidir en el BIME festival de Bilbao. Sallie Ford también se encontraba presentando su último trabajo y disco debut “Slap Backtras dar por finalizada su aventura en Sallie Ford and The Sound Outside.

 

Pokey Lafarge-IMG_2002

 

Sallie Ford, abrió puntualmente los conciertos de esa noche presentándose, en formato trío, con su nueva banda, Anita Lee Elliot al bajo y Amanda Spring a la batería, Sallie Ford-IM6A0986_051pero sobre todo con un muy interesante trabajo bajo el brazo, “Slap Back”, en el que hace confluir Rock, Pop, Psicodelia, Garage y Folk y que merece varias escuchas y en cada una de ellas se descubren detalles que pudieron pasar desapercibidos en audiciones anteriores. En algunas ocasiones trabajos mediocres o poco interesantes, son salvados en vivo por sus autores, superando cualquier expectativa que se tuviera sobre los mismos. Pero lamentablemente también ocurre lo contrario. Aunque con una base rítmica correcta, Sallie Ford se encargó de desdibujar la garra que tiene su album en un concierto anodino y falto de fuerza, desatando el hastío de algunos de los que estábamos allí (aunque haciendo honor a la verdad también los hubo que se deshicieron en dedicarle adjetivos superlativos, que enaltecían su persona, claro está) Con un torrente de voz, cargado de matices pero sin control sobre ellos y muy justa a la guitarra, prueba que este formato de trío, no es el más adecuado a sus habilidades, llegamos a tener la impresión de que estábamos ante un grupo de amigas tocando en la graduación de su instituto por simple diversión, y no ante una banda Sallie Ford-IM6A1245_062americana que habiendo cruzado el Atlántico, se disponía a defender su nuevo disco y a abrir para una más que consolidada estrella de la música contemporánea, de minorías, sí, pero con más de media docena de trabajos a su espalda y alguna que otra mención de prestigio (Premio Independent Music Award al mejor disco de Americana en el año 2010) Pero alguien capaz de crear un trabajo como el que ella tiene, merece el beneficio de la duda y presuponer que en un futuro defienda con más rotundidad su música. Tiempo al tiempo.

 

 

Y llegó el momento de la garganta de Illinois y de su Something in the Water”. Pokey LaFarge y sus músicos tomaron el escenario del Teatro Barceló con sus rítmos atemporales que enarbolan cual bandera, desafiando los sonidos más contemporáneos con la primigenia música de raíz americana. arrancando con el último de los cortes de su nuevo trabajo «Knockin’ the Dust off the Rust Belt Tonight» Pokey Lafarge-IM6A1451_009y continuar con el primero de ellos «Something in the Water«. Pokey LaFarge caló hondo entre el público español desde su anterior y primera visita en el año 2013, prueba de ello es que el público madrileño, y de otras localidades que se se desplazó a la capital, abarrotó el Teatro Barceló para presenciar el concierto que ofreció el cantante americano junto a su gran banda, formada, cual reparto de un vodevil, por un sobrio Adam Hoskins a la guitarra, un espectacular cowboy de nombre Ryan Koenig a la armónica, a la tabla washboard, al banjo… el niño bueno Joey Glynn al contrabajo, la alegre Chloe Feoranzo al clarinete y saxo, el buscavidas TJ Muller a la trompeta y el relojero Matt Meyer a la batería. La inspiración de Pokey Lafarge se nutre del Mississippi, donde el blues primitivo va cogido de una mano al swing y de la otra al country, sin descuidar unas intensas pero sutiles caricias al jazz. Bastaron los primeros acordes para inundar la sala con un sabor añejo, que nos remontaba a la época de los ’30 y ’40 y a la música que se hacía en esos años, en América, incluso en el aspecto visual, con las vestimentas típicas de aquellos años. Una batería muy sencilla, un contrabajo, una sección de vientos, dos guitarras, un polifacético músico que se encarga de tocar el banjo, la armónica, la tabla y lo que se le antoje fueron los encargados, junto a Pokey LaFarge, de refrescar un pasado que a veces empalaga, y que otras se torna en obsesión por recuperar ciertos estilos musicalesPokey Lafarge-IMG_2193_022 intentando dar una vuelta más de tuerca para salirse de las pautas que marcan los tiempos modernos. Pokey LaFarge tuvo al personal en el bolsillo durante toda la actuación, demostrando una gran capacidad para conectar con el público del Teatro Barceló, cómplice en todo momento con el americano, que iba desgranando su repertorio canción a canción, como si cada una fuera un regalo perfectamente empaquetado, con su papel y su lazo. Y con «Central Time» dio por finalizada su actuación, que para muchos pasó en el tiempo que dura un suspiro, el tiempo que un niño emplea para abrir sus regalos del día de Reyes. Aunque embocando la salida pudimos constatar diversas opiniones, no tuvimos duda de que presenciamos un gran concierto de un excelente showman y músico, valorando positivamente la mejor respuesta del público en esta ocasión, hacia el de Illinois.

 

 

Texto por Ángel Manuel Hernández Montes, Esteban Campos y Carlos Pérez Báez.
Fotos de Esteban Campos.
Vídeos por Carlos Pérez Báez.

 

Galería fotográfica del concierto de Pokey Lafarge en el Teatro Barceló de Madrid el 30/10/2015 (Fotos Esteban Campos)

 

Galería fotográfica del concierto de Sallie Ford en el Teatro Barceló de Madrid el 30/10/2015 (Fotos Esteban Campos)

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine Leer Más