The Cassavetes, trabajo, espectáculo y muy buen ambiente

La noche del sábado 12 de noviembre pudimos acudir a lo que a nuestro entender ha sido uno de los mejores, si no el mejor, concierto del grupo canario The Cassavetes. Los valoradísimos Rubén Hernández a la voz y guitarra y Francis Pérez (La Pista Búlgara, y Diplomáticos, entre otros) también a la guitarra, y los sorprendentes Jesús Pastor al bajo,  y  Fran Frechín a la batería, nos dieron una sacudida rockera de envergadura, En el Mojo Club de Las Palmas de Gran Canaria con la tienda de discos ambulante como testigo Secon Jand Music Store, junto a la Plaza de la Música. ¿Quién puede pedir más? ¿Y concederlo?

Los Embajadores en concierto Mojo Club Las Palmas 2016

La velada comenzó con Los Embajadores, un grupo serio que tocan bien, muy sólido. Provenientes de Lanzarote, mostraron un repertorio fluido y dinámico. Con buenas voces y mucho rock’n’roll. Con su calor fueron llenando la sala con un público que acudió entregado y dispuesto a pasarlo bien. Toda esta atmósfera se convirtió en la rampa idónea, el trampolín perfecto para la entrada de The Cassavetes

Escucha el nuevo disco de Los Embajadores «Venimos de allí» (2016).

The Cassavetes en concierto Mojo Club 2016

En esta ocasión The Cassavetes vinieron a presentar su cuarto Ep “Brilliant Life” publicado el pasado verano transformaron un lugar oscuro como el Mojo Club , en un caos controlado, sucio, expresivo y peligroso de canciones durando algo más de una hora por parte de esta banda tinerfeña que atraviesa un periodo dulce de creatividad compositiva.

The Cassavetes en concierto Mojo Club 2016

The Cassavetes contagiaron al público que casi llenaba la sala, ellos tampoco dejaron de sonreír con esas manos ganadoras y latigazos como «Brilliant Life», «Here we go», «Dizzy», «Rose Tattoo», «Hometown», «Strange Toy», «Not Ever» junto con Christian Bormann de Sucios Gringos a los coros, o su versión de “Deslumbrante baby” de Ataúd Vacante, y que Cassavetes interpretó como “Dazzling girl” edificaron su reino aquella noche, provocando nuevamente en la isla oleadas de placer por el espinazo de quién sabía que lo iba a ver.  Canciones tocadas como si el mundo acabase esa noche, con unos escoltas y motores como Fran Frechín a la batería y Jesús Pastor al bajo enormes.

The Cassavetes en concierto Mojo Club 2016

Con un público que bailó y cantó estribillos, que estaba allí consciente de lo que había venido a hacer comenzó la actuación de Rubén Hernández (Diplomáticos, José Mesa y los Presentes, Venus en Surf y Moral Femenina) y los suyos. Rock elegante, de buenos textos, con escarceos cómplices por las voces y tiempos de los The Plimsouls, Psychedelics Furs, Dinosaur Jr.,  y también escenas y puntos más «Velvet-ianos». Temas que fueron carburando poco a poco entre el público logrando reacciones jubilosas, reflejado todo en sus letras por encima del envoltorio instrumental. Los Cassavetes estuvieron fenomenales -si les preguntas siempre se regodean en ese fallito nimio de siempre, de todos los grupos- nos lo hicieron pasar bien.

The Cassavetes y Christian Bormann en concierto Mojo Club 2016

La velada fue transportada hasta el cierre por los Fuckin Four Factory de Diego Hernández y compañía con una sesión musical que consolidó una velada perfecta.

Escucha el nuevo disco de The Cassavetes «Brilliant Life»

Texto por Jesús Villa y Carlos Pérez Báez. Fotos por Jesús Villa.

no images were found

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Wáchina Wáchina Festival vol.6 en Loco Club y 16 Toneladas

Sexta edición del Wáchina Wáchina Festival vol.6, evento de garage y rock...
Leer Más