La nueva música nueva de Moses Rubin

Tenía claro Moses Rubin que debía rendir homenaje al Sgt. Pepper´s durante la presentación de su nuevo single, anoche, en la Sala Sol de Madrid. En cuanto supo la fecha del concierto, que también coincidía con el cumpleaños de Dylan, su grupo comenzó a preparar la versión reprise del tema que dio nombre al álbum hace ahora cincuenta años. Ese disco era entonces la nueva música, lo nunca oído, y ahora Rubin tras el reciente Subtle Atmospheres (con ocho composiciones formidables) parece recoger la antorcha en la misión de convertir el sonido en algo siempre nuevo.

Moses Rubin concierto 2017.13

Comenzó con varias piezas acústicas en las que su estilo personal -voz a caballo entre Jim Croce y Cat Stevens– edificó una atmósfera cálida con interpretaciones sentidas de Transpennine Express, Southern Land, Leeds y D Woman, la que fuera primer corte de Subtle Atmospheres. Su voz mostrómuchos niveles de expresión, con arpegios envolventes que encandilan a un público que casi llena la sala. La parte eléctrica arrancó con creciente potencia, de menos a más, en progresión constante, sin respiros en la ascensión ambiental, con Halfway Through, Friday, Surreal Deal, Shiny Coloured Waistcoat y Look Back. La segunda referencia ferroviaria (tras Transpennine Express) de la noche es el One After 909, del Let it Be, para espolear después el caballo salvaje que lleva dentro en Everybody´s Lover, uno de los dos temas que ayer presentaba. Siguen la estela de esa tormenta Got to Get Better in a Little While y Tony Higgins, el segundo estreno de la velada, repleto de energía y guitarras poderosísimas.

Moses Rubin concierto 2017.

Escucha el nuevo single de Moses Rubin «Everybody’s Lover / Tony Higgins»

Moses Rubin concierto 2017.6

Acompañaban anoche a este maduro músico Rodrigo García (bajo), Lete G. Moreno (batería), Germán Salto (guitarras eléctrica y acústica) y Sergio Valdehita Muñoz (órgano). En un par de temas se incorpora también Charlie Bautista, una a la guitarra y otra a los teclados. Demuestran un dominio sobrado del escenario y se lo pasan a lo grande mientras el público disfruta a lo ídem. Los bises se sitúaron en una esfera musical de enorme intensidad, generando una electricidad desbocada que conectó sin descanso Steppin´Stones, The Rain (probablemente la mejor composición hasta ahora de Rubin) y el Sgt. Pepper´s reprise. Las teclas sonaron furiosas por abrirse paso entre los punteos extraordinarios de Moses y Salto que se entrelazaron primero y luego se enredaron con las teclas más la furiosa batería. Esto es nuevo, esto está naciendo ahora: es la nueva música nueva. Hoy como ayer.

Texto Miguel López y fotos Ana Hortelano.

Moses Rubin concierto 2017.1

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Iron Butterfly esparció esencia de psicodelia en Tenerife

Iron Butterfly perfumó Tenerife la noche del jueves 23 de febrero de...
Leer Más