Brant Bjork en el Kafe Antzokia, Bilbao

Inicio de gira por la península ibérica de Brant Bjork, que aunque ya nos ha visitado en varias ocasiones, siempre es un tour esperado por muchos amantes de la escena stoner. En esta ocasión, el que fuera miembro de Kyuss, Fu Manchu, Vista Chino o Ché venía con la compañía de Sean Wheeler, otro de los pioneros del movimiento de Palm Desert, que interviene brevemente como voz principal en un par de momentos del set.

Brant Bjork en el Kafe Antzokia, Bilbao.5

Bjork promociona en este “Gree Heen Tour 2017” europeo su último plástico: Tao Of The Devil. Los músicos que acompañan a Brant son The Low Desert Punk Band: el guitarrista Bubba DuPree (Void), el estupendo bajista Dave Dinsmore (Ché) y el batería Ryan Güt. El sonido durante el concierto fue muy bueno. Potente volumen, pero los instrumentos se distinguían perfectamente entre sí. En alguna ocasión anterior el rollo que lleva Bjork se me ha hecho un poco pesado de soportar en vivo, pero en esta ocasión no me lo pareció. El concierto fue excelente.

Brant Bjork en el Kafe Antzokia, Bilbao.4

      Buena entrada en la sala. A la hora establecida el cuarteto hace acto de presencia, y casi sin respiro entre canciones atacan un set de temas de cuarenta y cinco minutos redondo, con representación de todas las épocas en solitario de Brant, como aparece en su reciente álbum en directo “Europe ´16”. Una ceremonia de riffs pesados y obsesivos a cargo de “Stackt”, esa oda a la marihuana que es “Controllers Destroyed” (de su disco “Black Flower Power”) , “Buddha Time (Everything Fine)”, “Humble Pie”, “Too Many Chiefs…Not Enough Indians” (de “Jalamanta”), “Dirty Bird”, “The Gree Heen” y “Stokely Up Now”, entre la algarabía general de los muchos fans de Kyuss presentes en el club, ávidos de pegarse un viaje por el valle de Coachella y el desierto de Joshua Tree.

Brant Bjork en el Kafe Antzokia, Bilbao.3

      Momento para la estrella invitada de la noche. Impecablemente trajeado, pero con pinta de sosias del Tom Waits más pasado de vueltas, Sean Wheeler aparece en el escenario y comparte las voces principales en “Dave´s War” y “Biker Nº 2”. Bailes tribales del menda entre los músicos y entre el público, tirándose por el suelo como si fuese un chamán en pleno trip ácido. Todo un personaje. No lo había visto nunca en directo y me impresionó. Si llega a estar todo el concierto sobre las tablas quién sabe como hubiese acabado la cosa. Tras irse, el grupo termina la parte principal del concierto con “Lazy Bones” y “Automatic Fantastic”, entrelazados como una sola canción, más un recuerdo a la etapa de Bjork & The Bros con “Let The Truth Be Known”.

Brant Bjork en el Kafe Antzokia, Bilbao.2

      El bis lo abrieron con “The Future Rock (We Got It)”, y “Low Desert Punk”, antes de que Wheeler volviese a subir a tocar “Freaks Of Nature”. Medio desnudo, con un gorro de lana y una máscara, se pasó la canción aporreando una pandereta rota, con un objeto mezcla de consolador y linterna en la mano, y soltando latigazos con el cinturón en plan Indiana Jones mientras lanzaba gestos al cielo. Un ritual escénico digno de ver de un tipo salvaje cuando actúa, pero que luego resultó ser de lo más educado cuando le saludamos brevemente al acabar. Casi dos horas de show, y la verdad es que lo pasamos muy bien. A cuidarse.

 Texto por J.M.Martínez y fotos por Koldo Orue.

Brant Bjork en el Kafe Antzokia, Bilbao.8

 

Escrito por
More from Koldo Orue

Tal día: Benediction «Grind Bastard» / Tau Cross «Tau Cross»

Tal día como hoy de 1998 los Benediction publicaban su quinto álbum...
Leer Más