¡Cámara lista, preparen flash! Keroxen 2017 Cuarta sesión

Yo soy un realista, que muchas veces divaga entre melancolías y autocomplacencia. Y como muchas veces la realidad no me gusta, intento disfrazarlo todo de arte. 

Decía Bunbury esta semana que “el amor, el arte y la contemplación son los principales abrigos para levantarse cada mañana.” Y es que el arte es de las pocas cosas que me emocionan cada día. Porque el amor es maravilloso pero no es tan habitual, ni tan tangible en el día a día. 

Yo encuentro este arte en la música en vivo, los grandes cineastas, las series de televisión, y en un buen libro. Son mi cura, mi alivio, donde me escondo del miedo, donde mitigo todas mis heridas, dolores y penas. Porque, aunque siempre he sido un soñador, mi imaginación es limitada y no consigo imaginarme otros mundos. No poseo el ingenio necesario para describir con detalle lugares donde no he estado. 

20171021-Keroxen2017-04

Y nunca había estado en ese marco incomparable que es el Espacio Cultural el Tanque. Es difícil entenderlo sin estar allí. Algo muy singular. Fue un amor a primera vista. Me quedé prendado.  Surgido a partir de la rehabilitación de un depósito industrial de la refinería, es un sitio mágico, es algo así como estar dentro de Blade Runner, futurista pero a la vez lúgubre y oscuro. Maravilloso.  

Una vez conocido, me avergüenzo de no haber estado aquí antes. Tan solo la visita ya merece la pena. Y me pregunto por qué su uso es escaso. La de partido que se le podría sacar a un sitio tan especial. 

Me acerco también por primera vez al Keroxen. Hoy es todo nuevo. Y lo hago con miedo a una apuesta muy underground y arriesgada, frikie dirían muchos de mis amigos. Pero como dijo una vez David Simón “Que se joda el espectador medio». Y es que el creador de la mejor serie de la historia de la televisión -“The Wire (la escucha)”-, hizo una serie con un ritmo poco habitual en su género. Cada plano, cada frase, es más propio de una gran novela que de un episodio televisivo. Es una serie que todo el mundo debería vivir una vez en su vida. Pero es casi imposible. Se impone la dictadura del espectador medio. 

Por lo pronto veo el festival muy bien organizado. Una pena el pobre fluir o tránsito de gente. Pero claro, es lo que tiene. The Wire también comenzó con índices de audiencia muy bajos Pero tras el boca a boca y con el tiempo, no sólo alcanzó miles de seguidores en todo el mundo, sino que hoy hay unanimidad en que es una de las mejores series de todos los tiempos.

Pero hay que ser muy tenaz, valiente, para acometer algo así. Vaya por delante mi felicitación a los organizadores del Keroxen, prometo volver todo lo que pueda. 

20171021-Keroxen2017-02

Para empezar, me encuentro en el pequeño escenario a OVEJAS NEGRAS. Una propuesta de performance literaria, de “feminazis” que diría la España más rancia. Me gustó en especial Alejandra Galo porque me transmitió muy bien su mensaje, su alegato contra la cultura dominante del patriarcado, y la realidad de su imposición a pesar de los pequeñitos avances que vamos dando. Muy certera también la aparición de Roy Galán desenmascarando los mitos de la violencia machista inversa. Nuria Delgada desnuda en escena – célebre por “Manolo cómeme el coño”- transgresora atrevida. Y completaba el reparto Nira Llarena. A uno que este tipo de propuestas a veces le producen cierto hastío, he de reconocer que no sólo se me hizo amena, sino que fue algo muy interesante. Y me parece genial que este tipo de propuestas encuentren su sitio y espacio. Ataviadas con cencerros, culminó su alegato haciéndolos sonar de forma muy emotiva. 

Después comenzó la música con la joven Izaskun González como RRUCCULLA. Con su juventud desparramó toda la electrónica y la combinó con la batería en una propuesta muy atractiva y refrescante. Efectos, ruidos y melodías desde el ordenador y ella improvisando a la batería. Primando el sentido emocional de todo. Fue entrañable. Me la imagino en jam sessions de jazz. Creo que ha conseguido un “algo” personal que le hace disfrutar con lo que emprende, mejorándose a sí misma. Y esto se palpa en su directo. Habrá que seguirla muy de cerca, su futuro es más que prometedor.

20171021-Keroxen2017-08

Después llegaron la gran sorpresa de la noche para mí. FIERA. Me encantó su frase la que da título a toda esta crónica festivalera “¡Cámara lista, Preparen Flash!”. Yo admiro mucho de los ingleses su uso y abuso de la parodia y la ironía. Es algo sanísimo someternos a la crítica ingeniosa para así evitando la tragicomedia y ayudarnos a mejorar.  

Letras corrosivas. Me encantó “Tan agustito” costumbrismo ácido: “…ese cheslón me viene de perlas, leche de soja, mueble de Ikea, disco de saldo por internete, cerveza fresquita con mi cliente…» «…más gente sola, cada vez más suicidio, más mierda en la tele”, o “pisapales” frescos, humorísticos. Nos hicieron bailar, genios y figuras. Juegos de palabras, “me viene la imagen de mi jefe en albornoz depilándose” Un magnífico descubrimiento. En ocasiones me recordaron a Guadalupe Plata.

Un gran momento fue cuando haciendo referencia a su libro de cabecera, del cual nos iba a leer un extracto, sacó el catálogo de Ikea para leernos 2 párrafos, ¡Que grande!

Tras ellos, la japonesa KYOKA afincada en Berlín. Con unas magnificas visuales de Alba G. Corral, maestra en el género. Fue una atmósfera de baile que cautivó al personal.

Kyoka desprende mucha naturalidad y es muy jovial.  A mí me pareció quizás un poco monótono. Pero una jornada ecléctica y muy completa que dejó un fantástico sabor de boca.

20171021-Keroxen2017-17 20171021-Keroxen2017-20

El Keroxen un día, más pronto que tarde, dejará de ser diferente para ser un referente

Y poco a poco hacemos el traslado hacia el Ocean Club, donde continúa la velada. Todo fluye muy bien en el festival pero claro, el tanque es inigualable. Allí nos espera un entregado POSTMAN, Tomás de la Rosa, que juega en casa. Calidad generosa que nos ambienta para la llegada del plato fuerte de la noche. 

FASENUOVA, que están en una fase de madurez con una puesta en escena impecable. Ernesto Avelino es un monstruo a la voz y Roberto Lobo se encarga de lo demás. Se nota que disfrutan en el escenario. Una pena no haberles visto en el Tanque que se prestaba más para ellos. Y se me hizo muy corto. Creo que tenían que haber tocado más tiempo -con lo difícil que es verles por estos lares- nos merecíamos más.

20171021-Keroxen2017-26

Pero es una pasada verles en directo.  Conjuraron una vez más su música malsana, que funciona como un retrato perturbador, poético y violento de la alienación humana. Algo muy intenso, desde luego, pero nos quedamos con ganas de más.

Para acabar GILMER GALIBARD (Eduardo Guzmán).  Sus sonidos techno, industrial y acid house, a los platos, trajeron la traca final, el baile y la locura. Una noche fresca y mágica de Keroxen fluida y disfrutada.

20171021-Keroxen2017-43

El Keroxen un día, más pronto que tarde, dejará de ser diferente para ser un referente. Se lleva a cabo en un tanque. Y ese tanque es como una emoción, como un sentimiento, que no se deja ver desde la superficie. Allí no te dará nunca la luz del sol. Para vivir esa sensación, tendrás que realizar en un acto de fe, y sentirlo.

Texto: José Fradejas.

Fotografías: Jesús Villa

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Guitar Wolf visitarán nuestro país la próxima semana

Gira española en marzo de Guitar Wolf, power trío de Punk-Garage japonés...
Leer Más