Cody Jinks regresó el pasado mes de julio con “Lifers”. Otro soberbio disco de once canciones tras “I’m not the Devil” (2016) por parte de este magnífico cantante y compositor tejano en el que vuelve a combinar buen Country y Honky Tonk de enjundia de la estirpe de Johnny Paycheck, Merle Haggard, Waylon Jennings o Junior Brown, a la vez que redefine las raíces del Country a cada paso que da en más de media de docena este intérprete de Fort Worth en Texas desde 2015 y que otrora fuera el cantante de una banda de trash metal en su ciudad durante seis años como fueron los Unchecked Aggression.

Nos quitamos el sombrero ante el nuevo disco de Cody Jinks. Desde su maravillosa e inicial “Holy Water”, una plegaria apasionada para saborear la santidad y agua santa, tan escasa cada vez en nuestro mundo. Una espectacular “Can not Quit Enough” que se cierra con el tipo de fuego instrumental que hemos llegado a esperar de las actuaciones más calientes a lo Sturgill Simpson. La fronteriza “Desert Wind” o la desgarradora “Somewhere Between I Love You and I’m Leavin’” a lo George Jones con esa opulenta voz de Junks que suena como su estuviese en el salón de tu casa.

El norteamericano volvió a regrabar y publicar el año pasado  “Less Wise” su tercer trabajo, álbum con el que despegaría definitvamente. El nuevo disco contiene tres canciones adicionales, dos versiones alternativas de “Hippies & Cowboys” y “Somewhere in the Middle,” y una versión de Hank Williams Jr. en “Whiskey Bent & Hell Bound.

Cody Jinks comparte el privilegio de compartir ese trono junto con los mejores artistas del género en estos momentos junto a Whitey Morgan, Sturgill Simpson, Chris Stapleton, Dave Rawlings, Daniel Romano, Bob Wayne, Andrew Combs, Shooter Jennings, Joey Allcorn, Jayke Orvis, Brett Detar, Cale Tyson o J. P. Harris.

Cody Jinks se ha comprometido voluntariamente a seguir adelante con las orgullosas tradiciones de la música country. Y ahora mismo, no hay mejor trovador llevando esa bandera. Uno de los mejores discos del año “Lifers” de Cody Jinks.