Crónica del concierto de The Magpie Salute en Barcelona

The Magpie Salute, comandados por los ex Black Crowes, Rich Robinson,  Marc Ford y el bajista Sven Pipien visitaron por primera vez nuestro país para presentarnos su  su primer disco High Water I publicado este mes de agosto. Primer trabajo de estudio tras su directo homónimo publicado el año pasado grabado en Woodstock en Nueva York. Su última parada de tres de esta gira nacional fue en la sala Razzmatazz el pasado martes 13 de noviembre. A continuación, te ofrecemos dos opiniones, 2 juicios sobre el concierto de los Magpie Salute en Barcelona a cargo de Albert Barriosyon raga kender. Fotos a cargo de Desi Estévez.

The Magpie Salute Barcelona 2018 crónica.

Magpie Salute : Tiempo de cosecha

Texto por Albert Barrios.

Comenzar de cero, escapar de alargadas sombras del pasado, fabular un nuevo discurso que excite y motive. Pesadas losas que han tenido que superar Rich Robinson y Marc Ford a la hora de erigir una nueva banda con que encarar el futuro, bebiendo del pasado sin autocomplacencia. En abril del año pasado en Londres vimos solo un desdibujado esbozo, un bienintencionado intento de poner en marcha un proyecto que sembraba dudas, a  un John Hogg al que le venía grande la tarea de liderar una banda en que la nube de Chris lo eclipsaba todo. Pero el trabajo duro ha dado sus frutos, y es tiempo de recoger lo sembrado.

The Magpie Salute Barcelona 2018 crónica.1

A pesar de que en BCN el sonido no fue todo lo bueno que podíamos esperar fuimos afortunados de poder disfrutar de un grupo que no repite set lists, , en el que sus dos lideres disfrutan sobre el escenario, y  que John ha encontrado al fin  la tranquilidad para imponer su propia personalidad. Comenzaron con una clara declaración de intenciones, con cuatro canciones del nuevo disco: “High Water”, “Take It All” , “For The Wind” ( Con una inusitada intensidad , posiblemente heredada de los tiempos de Rich en Bad Company) y una “Open Up” donde las armonías vocales sonaron a gloria.

Pocas bandas se pueden enfrentar a versionar a Blind faith con “Had to Cry Today” con tanta clase (el groove con que dota al grupo Sven Pipien es fundamental)  , o darle la vuelta a “The Killing Moon” de Echo & The Bunnymen para reposarla en su justa medida. Ford demostró con “Smoke Signals” que siempre será uno de los mejores herederos del Neil Young de los 70’s, mientras que Rich con su “Yesterday I Saw You” de Paper nos recordó que es uno de los mejores artesanos del negocio.

The Magpie Salute Barcelona 2018 crónica.5

A continuación un mini set acústico con Jonh, Rich y Marc : estrenaron “Sister Moon” y “Hand In Hand” , y de regalo la primera cita a la banda madre , una festiva y muy coreada “Welcome to the Goodtimes”. En la vuelta a la electricidad The Byrds revolotearon en “Walk on Water”, se pusieron Blues con “The Vulture” de Ford y rockearon con “What Goes On” de la Velvet.  Aunque el nuevo disco no sea todo lo convincente que tendría que ser, “Can You See”, con ese toque CSN&Y, fue de lo mejor de la cosecha propia. A partir de aquí, el delirio.

The Magpie Salute Barcelona 2018 crónica.4

Enlazar “Ballad in Urgency” con “Wiser Time” de una manera tan sublime me dejó KO : dos de los mejores guitarristas de su generación desafiándose con una cómplice mirada, retándose, impulsándose el uno al otro. Uno de esos momentos en que la música te lleva a otra dimensión. “Thorn in My Pride”  es un clásico no solo de los Crowes, sino del mejor Rock que se ha parido en los últimos treinta años, y así se lo hizo saber el público al grupo. Cerrando el cuarteto de inmortales de los de Atlanta nos golpearon con un “Jealous Again” via Faces que dejó con una inmensa sonrisa a toda la sala , y con  “Send Me an Omen” abandonaron el escenario con la sensación del trabajo bien hecho.

El primer disco de la banda fue precipitado , y “High Water I” no es lo que esperábamos de unos músicos tan decisivos en nuestro transito vital y musical. Pero a pesar de la irregularidad, ahora si me creo a Magpie Salute. Necesitan un par de canciones que se escapen de su zona de confort, soltarse en el estudio y que Hogg arrase el escenario. Viejos compañeros de viajes, nuevos retos, y la sensación de estar de nuevo en casa.

 

The Magpie Salute Barcelona 2018 crónica.6

 

Seis alambres y un punto y aparte, “The Magpie Salute”.

Texto por yon raga kender.

La exégesis, a priori centrada en textos doctrinales, es en realidad una exposición de la interpretación de textos y, por ende, de cualquier hecho. Es decir, al fin y al cabo por mucho que cualquiera quiera erigirse en exegeta preparado, no ofrece otra cosa más que su propio punto de vista en nombre de una objetividad que, no hay duda, se halla apoyada en una insustituible parcialidad de la personalidad. Esto es, bonita y acertada palabra, exégesis, pero no es más que una apreciación partidista, una postura como podría ser la de una discusión entre dos personas en base a cualquier hecho mundano, una trifulca más entre distintos caracteres que, en ocasiones, incluso han provocado batallas y guerras entre clanes y países y, también, el hallazgo de algún descubrimiento significativo para la evolución del ser humano. La exégesis, en realidad, habla de construcción y destrucción pues, al fin y al cabo, interpretar conlleva reescribir lo analizado convirtiendo aquello en obsoleto u erróneo y tachable siempre, no hay que olvidarlo, desde un punto de vista personal. Son muchos los ejemplos, uno de ellos, si bien, quizá, más que exégesis, haya sido un guitarrazo provocador de un levantamiento y, en cierto modo, destierro y, ni por asomo, usurpación sino un cambio de formas y una evolución, desde luego, igualmente categórico. Fue el de la formación, presentando su primer trabajo, “High Water I”, que pasó el pasado día trece de noviembre por la Sala Razzmatazz 2 de la siempre Layetana ciudad. Provenientes en su mayoría de aquellas tierras allende un océano que antaño se creía infierno y fin del mundo, liderada por el intérprete de su propia realidad, Rich Robinson, “The Magpie Salute”.

The Magpie Salute Barcelona 2018 crónica.3

Ya, el propio nombre del grupo, “The Magpie Salute”, es una exégesis del de la siempre presente antigua formación en base a una interpretación británica para evitar el mal de agüero. Si bien, sus componentes, liderados por, en ocasiones, las aparentes mil cuerdas de la guitarra de Rich Robinson, son increíbles intérpretes y, desde luego, en ningún momento una interpretación, Marc Ford, guitarra, Sven Pipien, bajo; John Hogg, voz; Joe Magistro, batería; y, a los teclados, Matt Slocum. Ascendieron al escenario sin atisbo alguno de miedo al mal fario y, agarrando sus instrumentos, iniciaron sin más preámbulos una corta Intro calentando para lanzarse al tema que da nombre a su primer larga duración, “High Water” y que encabezaría la veintena de entregas en qué consistía el repertorio de esa noche. Con propiedad Robinson, la de Rich, fueron las guitarras, la suya y la de Marc, las que protagonizaron en todo momento cada tema y cada instante, la cadencia de Sven y Joe, desde luego, lejos de ser conclusiva y, su ralea lo exige, con autoría y presencia, igual que las teclas de Matt, latentes tras la inconfundible voz de John, se unían a ese disfrute del público intentando imitar los imperecederos finales rasgados de cada tema.

The Magpie Salute Barcelona 2018 crónica

Admirando la perdición de voluntad en las seis cuerdas de Rich, cual si se encontrase sólo en algún local de ensayo o, en algún páramo de su tierra natal, dejando que su expresividad, su exégesis musical, llegara hasta el último rincón de la sala. Ajeno, incluso, a Matt, igualmente absorbido por el declinar de la media docena de alambres mientras el público, cual melómano de clásica, finalmente observaba y escuchaba embelesados por las agudas estrofas. Comenzando por temas de ese primer álbum, “High Water I”, “Take it all”, “For the wind” u “Open Up”, salteadas por particulares versiones como “Had to cry” de “Blind Faith” o “The Killing Moon” de “Echo and the Bunnymen” y el tema de la época en solitario de Rich, “Yesterday I saw you”, rock americano algo saboteado por las inexplicables y ya demasiado a menudo deficiencias sonoras de la sala. Si bien, no impidieron que el caudal de música arribara a un respetable eufóricamente circunspecto que ovacionaba en cada tema con avidez, “Sister Moon” o “Hand in Hand” antes del primero de los temas de “The Black Crowes”, “Welcome to the Goodtimes”, continuando con otro de los del primer albúm, “High Water I”, “Walk on Water” y saltar a “The vulture” del inolvidable “Labi Siffre”, “What goes on” de los siempre presentes “The Velvet Underground” y volver a su álbum de presentación con “Can you see”, antes de empezar a finiquitar la noche con tres temas de auténtica interpretación, en todas sus formas del exegeta Rich, de “The Black Crowes”, “Wiser time”, “Thorn in my Pride” y “Jealous again”, para acabar con el último tema de su nuevo trabajo, “Send me an omen”, dejando al público en eufórica y contundente ovación, mientras abandonaban sus instrumentos y el propio escenario. “The Magpie Salute”, cerró su pasó por la siempre Layetana ciudad, dejando mucho más que un buen sabor de boca, con el eco de esas poderosas guitarras cuyo punto de vista, siempre particular y, desde luego, con una autoría inconfundible, aún resuena por la marítima ciudad a la espera de una nueva visita de ésta banda de puro rock americano guiada y construida por el brutal intérprete Rich Robinson, “The Magpie Salute”.

[¿`+¡`_ ´)´¿ ¡¨,[

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Una noche americana en Madrid. II Edición con sus caballos salvajes

Una noche americana en Madrid. La II Edición de Honey Roots-Noche Americana...
Leer Más