Natalie Prass, sobresaliente lección de estilo y elegancia

Natalie Prass fue la encargada de cerrar el ciclo de conciertos Momentos Alhambra Música, que ha contado en esta edición con un cartel de lujo: Alejandro Escovedo, Ryley Walker, The Mastersons, Marlon Williams y muchos otros. También era el cierre de la gira de presentación del segundo disco de Natalie, The Future and The Past, después de exactamente 70 conciertos. Las largas colas a la hora de apertura de puertas denotaban que era un concierto muy esperado por la parroquia madrileña, y la Prass no defraudó.

IMG-20181126-WA0076

Natalie y su banda prepararon para la ocasión un repertorio especial, un poco diferente al estándar de la gira europea. El jefe de sala de Galileo Galilei hizo las presentaciones e inmediatamente la banda comenzó los primeros acordes de Sisters. Ovación cerrada para celebrar la entrada a escena de Natalie, vistiendo el vestido rosa con el que hizo la presentación televisiva del disco, en el show de Conan O´Brien. Adaptándose a una sala que, como dijo la estrella de la noche, era muy old style, el repertorio tiró un poco por el lado más jazzie de la banda, aprovechando el virtuosismo de Eric Slick (batería de Dr. Dog, entre otros proyectos) y el bajista Brandon Lane, que brilló especialmente en un espectacular solo en Never Too Late. Completaban la banda sus paisanos de Richmond y miembros del grupo desde su debut Alan Parker (guitarra) y Jacob Ungerleider (teclados). Se nota el crecimiento y compenetración de todos, después de estar girando juntos durante meses.

IMG-20181126-WA0679

Your Fool y Bird of Prey, dos temas de su álbum debut, sonaron encadenados y acabaron de elevar definitivamente el tono del concierto. Natalie es una cantante extraordinaria técnicamente y sabe llenar de matices cada uno de sus temas. Nada mejor que el directo para apreciarla en toda su grandeza. Heredera de las voces más elegantes del soul, pudimos ver en el setlist Deja Vu, un viejo éxito que compuso el añorado Isaac Hayes para Dionne Warwick, aunque finalmente no llegó a interpretarlo. Esta noche hubiera encajado a la perfección en el repertorio.

Y, la verdad, no nos hubiera importado escuchar alguna de sus curiosas versiones (han caído en alguna fecha europea cosas como Even Flow de Pearl Jam o We Are Family de los Sister Sledge). Por un momento fantaseamos con la posibilidad de escuchar Jolene de Dolly Parton, pero Natalie acudió a ella para decir que, viviendo en Nashville, el country ha sido una inspiración constante en su repertorio. Christy fue escrita pensando en el hit de Dolly y representó uno de los momentos álgidos de la noche. También Violently, que en su disco de debut quedaba enterrada por la sobreproducción del a veces excesivo Matthew E. White. Interpretada de manera desnuda nos puso a más de uno la piel de gallina. Y, también, vimos caer alguna lagrimita por las mejillas de tipos duros.

IMG-20181126-WA0026

Ya con velocidad de crucero y con el público (sería la artista o sería el entorno, pero muy respetuoso durante toda la noche) totalmente entregado, llegó el turno de Why Don’t You Believe In Me y de My Baby Don´t Understand Me, su canción definitiva, en la que hizo entonar ese famoso “our love is long goodbye” a los asistentes, que respondieron tímidamente, como sabiendo que era imposible estar a la altura de Natalie. Momento para la última canción del show, el hit de su último trabajo, Short Court Style, un pelotazo funky old school que hizo que algunos incluso se animaran a bailar.

Para los bises (que no lo fueron, pues no se llegó a retirar de escena), quedaron Is It You y un Lost con Natalie sola al piano. Nada mejor para dejarnos con la sensación de que lo de la Prass es de otro nivel. Podría cantar el Despacito y seguro que sonaría a gloria. Después de despuntar a la sombra de mentores tan importantes como Ryan Adams y Jenny Lewis, Natalie ya vuela sola, cada vez más alto. Posiblemente todavía le falte editar un  disco totalmente redondo, pero está camino de conseguirlo y ha dejado por el camino una colección de grandes canciones. Casi todas ellas sonaron en su concierto madrileño, en una noche que muchos tardarán en olvidar. Hora y cuarto de gran intensidad que pasó como un suspiro, dejándonos con ganas de más.

IMG-20181126-WA0606

Una reflexión final, visto el éxito de público. En el último mes han pasado por toda Europa, además de Natalie Prass, artistas tan relevantes en el panorama actual como Mitski, Neko Case o Courtney Barnett. Ninguna de ellas giró por nuestro país. ¿Tan complicado es hacer que España sea parada obligatoria para artistas de este perfil? Parece que no debería serlo, pero seguimos esperando…

Fotografías: Javier Casamor y Paula Rodriguez.

prass madrid

Escrito por
More from Javier Casamor

Gira española de Arcade Fire en abril

Los canadienses visitan nuestro país para presentar su nuevo disco después de...
Leer Más