Giant Sand. Un mundo inclasificable, un desierto sin etiquetas.

Otra noche más que esperada la del pasado 15 de noviembre en el fantástico Café Berlin y de la mano de SON Estrella Galicia. Nos visitaba el inclasificable, a la vez que maravilloso, Howe Gelb con su Giant Sand. El motivo de la visita no estaba precisamente motivada por la presentación de nueva loncha. Ya que más bien sus dos últimas publicaciones son re-grabaciones de sus clásicos primeros álbumes: «Valley Of Rain» and «Ballad of a Thin Line Man». En esta ocasión bajo el nombre, respectivamente, de «Returns To Valley Of Rain» y «Recounting The Ballads Of Thin Line Men». Los motivos de haber reacondicionado esos discos en nuevas grabaciones nos los dio de primera mano Howe en la entrevista que podéis gozar al final de esta crónica.

P1090346-2

Ojalá se hicieran más y más conciertos de este tipo en Café Berlin en lugar de otras salas y cafés que parecen un desprecio para el artista. La comodidad y sonoridad del Berlin son, a partes iguales, otro aliciente del bolo. En este caso tempranero debido a la doble sesión del Berlin. Touchy, que es el sobrenombre de la hija de Howe hizo las veces de telenora con unos sonidos eléctricos ochenteros basados en dos teclados y aderezados por guitarrazos importados de su progenitor. No era el estilo con el que más comulgamos, pero la verdad es que fue agradable e incluso lo disfrutamos. Esperamos que la chica siga madurando.

P1090193

Puntualmente aparece Howe Gelb, pasadas las 21h, en su formato Giant Sand. Le acompañan bajista, teclado, guitarra y batería. Además la niña de sus ojos acompañó de modo certero en más de un tema. Howe empieza con sus trovas más mélodicas, aquellas que le han válido la etiqueta de «desértico» al de Tucson. Y mira que le gustan poco las etiquetas a este hombre.

P1090265

El show fue in crescendo hacia temas con más pegada, más guitarrazos, alejándose cada vez más de lo que les gusta hacer a The Handsome Family y acercándose a Led Zeppelin tanto, que su «A Hard Man To Get To Know» suena peligrosamente a pasar «Misty Mountain Hop» por la Old Black de Neil Young a toda caña con el Big Muzz pisado, los volúmenes subidos y añadiendo la distorsión de salida a las válvulas del Fender 65 Deluxe Reverb. Qué momento más maravilloso.

P1090285

A Howe se le sigue viendo suelto manejando la guitarra y los pedales y me atrevería a decir que, aunque él diga, que sus mejores discos ya los ha entregado, se está metiendo mucho en el mundo de los teclados. No me extrañaría que alguna colaboración con expertos en el tema esté en ciernes. Del mismo modo que ya hizo con el proyecto Howe Gelb & The Band Of Gypsies cuando se junto con el maestro Raimundo Amador, para disco y gira, «Alegrías», bajo la gestión de su amigo Fernando Vacas, que también se subió con Howe el viernes para hacer un par de temas. Además de todo eso y del repaso a los temas de los álbumes regrabados, nos regaló un lujo en forma de versión doble del clásico de Johnny Thunders, «You Can’t Put Your Arms Around a Memory».

P1090326

Para el que escribe es una gozada haber disfrutado en una sala tan pequeña de un portento tan grande. Haber podido ver en directo, por fin, a Giant Sand y haberlo disfrutado de un modo tan cercano, honesto y humano. No os perdáis el vídeo y la entrevista que hemos transcrito a continuación. Salud!

ENTREVISTA a Howe Gelb:

Tuvimos la oportunidad, gracias a la maravillosa promotora SON Estrella Galicia y a Café Berlin, de entrevistar al gran Howe Gelb, líder de la banda, justo antes del concierto, mientras colocaba sus propios cables y pedales. Un tipo humano y cercano que nos regaló este momento que aquí reflejamos:

DirtyRock: Hoy estás tocando en una sala que también alberga shows de Flamenco como es el caso esta noche donde tendremos un concierto del género justo después de tu show. Esto nos trae a la cabeza el trabajo “Alegrías” qué hiciste con Raimundo Amador (bajo el nombre de Howe Gelb and The Band Of Gypsies) y aquellos conciertos con el maestro. Nos gustaría conocer tus sentimientos sobre aquella experiencia, qué opinas del formato y querríamos saber si en el futuro estás abierto a repetir algo similar.

Howe Gelb: Bueno, ya sabes, realmente pienso que los mejores guitarristas del mundo están en España. Eso es evidente. Cuando conocí a Fernando Vacas, él se encargó de ponernos en contacto y organizarlo todo con Raimundo Amador. Fue una experiencia, cómo decir, muy orgánica. Yo ni siquiera me acercó a lo que es capaz Raimundo de hacer con la guitarra. Ni siquiera toco flamenco o algo similar. No soy capaz. A los dos nos apasiona la guitarra y el problema es que nosotros, el público en general, estamos acostumbrados a hacer una aproximación que categoriza todo, a todo le ponemos etiquetas hoy en día y eso no es justo porque destruye los sentimientos puros de una unión de artistas como la nuestra. Yo no sé lo que soy, no sé qué categoría tengo. Por cierto, ¿vosotros qué opináis, en qué categoría me pondríais?

DirtyRock: Nosotros creemos que la conjunción entre dos artistas como Raimundo y tú se da porque al final todo es música de raíces, cada uno con sus sentimientos crea, pero vuestras creaciones vienen de lo más profundo, de las raíces de cada una de vuestras tierras, de vuestras vivencias, de la sinceridad de contar lo que os rodea. Para nosotros Raimundo representa las raíces de nuestra música y tú, Howe, representas las raíces de la música americana destilada hacia la modernidad.

Howe Gelb: Sí, eso tiene sentido. Lo que pasa es que parece que todo el mundo tiene que pertenecer a una categoría para explicarle al resto lo que hace. Intento acercarme a otros artistas del modo más puro posible, sin querer saber qué etiquetas llevan puestas, simplemente acercarme a ellos y compartir lo que tenemos. A ver qué sale de ahí. Por ejemplo, algo que no entiendo, cuando sale una nueva película, siempre hay una promoción de la misma con un trailer que te cuenta de qué va la película, un pequeño resumen que realmente mata la magia que supone vivir la creación sin conocer nada e interpretarla y valorarla por ti mismo. Destruye el impacto, la sorpresa de la creación. No me gusta por eso hacer cosas premeditadas, simplemente sigo a mi corazón.

DirtyRock: Entonces, ¿nos estás diciendo que es mejor trabajar sin expectativas y ver cómo fluye?

Howe Gelb: Exactamente. Todos sabemos a lo que se dedica cada artista, cuál es su entorno creativo. Sobre eso lo mejor es sentarse y ver en qué puntos se confluye, en que tangentes nos podemos aportar y sacar algo bonito, algo más de nosotros. Y en el caso de Raimundo, ese punto existía. Puedes sentirlo, puedes escucharlo, pero no puedes explicarlo. Para mi fue un honor y además un placer. El flamenco y el blues en el fondo son muy similares y de esa similitud y de las experiencias que yo había tenido con grandes guitarristas blues junto con lo que Raimundo tiene dentro, sale todo lo que hicimos. Fue uno de los mejores momentos de mi vida, sinceramente. En realidad, el sitio del que yo vengo, Tucson, no es tan diferente al sitio de Raimundo. De hecho creo que el sentimiento de nuestra música y lo que refleja la conjunción es como Tucson debería ser o se supone qué tendría que ser. Como te digo, no sabría poner un nombre a la experiencia, pero te garantizo que cualquiera alrededor nuestro trataría de ponerle un nombre, una categoría o etiqueta y ahí es cuando vienen los problemas.

DirtyRock: Sí, la verdad es que hay una tendencia a poner etiquetas en lugar de dedicarse a sentir lo que está pasando. Estamos muy de acuerdo con lo que dices. Parece que te ponen una etiqueta y ya no puedes salirte de ese encasillamiento y eso es malo para la música y para los artistas. Eso pone límites a lo que se está creando, ya no parece tan libre. Sabemos que has estado produciendo muchos trabajos, precisamente de otros artistas. Cómo te sientes en ese rol. ¿Qué te aporta y qué aportas tú? ¿Te sientes cómodo? ¿De los trabajos que has producido, cuál crees que pueda estar infravalorado?

Howe Gelb: No me gusta producir, porque realmente no sé qué es lo que el artista al que produzco quiere en realidad. Producir es un tema muy psicológico. Debes conocer al artista y no es fácil. Tienes que trabajar muy rápido y normalmente tampoco sé si quieren que toque más en la producción, que me involucre más o hasta qué punto cuentan conmigo. O si simplemente quieren que me asegure de que hacen lo que pueden hacer solos y que me asegure de que nadie más interfiera con eso. Realmente no me gusta producir y me produzco a mí mismo sólo porque no puedo estar esperando a que alguien quiera producirme (risas).

DirtyRock: Recientemente has decidido regrabar tus dos obras más conocidas. Tus clásicos, editándolos de nuevo como “Returns to The Valley of Rain” y «Recounting the Ballads of Thin Men”. Supongo que es una pregunta que todos te hacen, pero ¿cuál ha sido la motivación para volver a grabar estos clásicos? y ¿qué opinas de otros artistas que se reúnen tras el paso del tiempo para recuperar lo que hacían como Black Crowes o Rage Againts The Machine e incluso salir de gira? Parece que muchos artistas estáis tratando de recuperar un momento de la música que era mejor, volver a llevar las cosas allí donde funcionaban.

Howe Gelb: No, yo no lo veo así, o en mi caso no es así. Creo sinceramente que el último trabajo de Giant Sand, “Heartbreak Pass” es el mejor que hemos hecho. No creo que haya creado un disco tan completo y tan bueno como ese.  Es perfecto, suena muy bien, es el sonido que quería. Tiene todo tipo de sonido: jazz, folk, blues, …todo lo que me gusta, sin necesidad de categorizarlo. “Heartbreak Pass” era un disco perfecto para mi porque tenía todas esas cosas o tipos de música muy claramente. Así que no creo que tenga sentido escribir más álbumes. De hecho creo que está será la última gira “grande” que haga, es así. Y entonces, volviendo con el tema, después de eso me he metido mucho en los estándares del piano, escribiendo yo sólo, de modo que también pueda aprender. Lo que yo considero para mi ahora estándares de futuro para otros pueda ser pasado (risas). Entonces Tommy, mi primer batería volvió a Tucson. Hemos estado tocando juntos desde 1981 y todos los amigos que grabamos esos dos álbumes que mencionabas estábamos en Tucson. Tommy había estado haciendo cosas country antes de volver y para mí era una excusa perfecta para volver a tocar con Tommy. Quería ver cómo sonaban todas esas canciones ahora con todo lo que tenemos detrás, todo lo que hemos aprendido. Cómo era el futuro de esas canciones si las miramos desde el pasado. Por otro lado, antes no tocaba con un ampli Fender 65 como el que tengo ahora y que en gran medida ha inspirado el nuevo sonido que le he dado. Sabes, un poco como aquellas canciones de Andy Summers en Police, a ese tipo de sonido me refiero. Me hice con uno de esos amplis y me explotaba la cabeza. El sonido era increíble y decidí ver qué pasaba con esas canciones tocadas con este sonido que yo desconocía y que le podía ir muy bien esos discos. Al final es un poco como si el viejo yo produjera al joven yo que hizo esos discos. Pero la ventaja de todo esto es que yo sí que conozco mi propia psicología que, como te decía, es fundamental para producir, en este caso sí que conozco al artista por que ese tipo soy yo (risas). Y ahí tienes el resultado en los discos.

Os dejamos también el vídeo grabado durante la entrevista, aunque por desgracia con el ruido de los preparativos de la sala, no se oye a Howe con claridad en algún momento tan bien como nos hubiera gustado. Pero, desde luego, el documento es único:

Fotos, vídeo y texto: Carlos Pérez Báez, Javier Naranjo

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Corizonas y su «Más Allá» en el Conexión Valladolid

Corizonas actuaron el pasado día 16 de Junio de 2018, dentro de...
Leer Más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.