Ash Grunwald. Un surfista del Blues

   No hay nada que la música no pueda curar. En estos días en que se ha desatado el miedo a lo desconocido a causa de un virus, Ash Grunwald vino desde Australia a traernos un poco de la luz de su tierra, el olor a mar y la pasión por el Blues más rabioso. A sus cuarenta y pocos años ya ha publicado cerca de una docena de discos. El público le recibe con expectación.  Su  manera de fluir por el escenario de la Fun House denota seguridad, desborda inspiración y derrocha grandes dosis de improvisación. Del Blues más clásico en sus inicios, experimenta actualmente con la electrónica, el vocoder y otros artilugios. Viene acompañado por Joel a la batería y Fernandito en el bajo, ambos llegados de Holanda. Una banda muy bien cohesionada unidos en este tour hispano. La imagen que proyectan es la de llevar juntos mucho tiempo. Si el boss afina, el bajo y el batería toman la iniciativa. 

«Como músico me quedo con lo que me gusta del viejo sonido y lo mezclo con los nuevos. Me gusta incorporar ritmos modernos…»

     «El Blues es la música más excitante. No creo que caiga nunca en el olvido. Es una de las raíces de otros estilos musicales.»

   Grunwald demuestra una maestría asombrosa en el rasgueos y solos de sus dos bellísimas guitarras, una Gretsch azul ultramar y un dobro National resofónico.  Junto a una voz profunda y con pliegues que modula a su antojo crea una música con identidad propia, que torna del Blues al Rock, con interferencias al Punk y aires asombrosos a Jimi Hendrix.  Ha recibido seis nominaciones  a los ARIA Music Awards (Premios de la Música de la Asociación Australiana de la Industria de la Grabación)  y dos premios APRA.

      Presenta su nuevo álbum «Mojo» (2019), primer álbum publicado con el nuevo sello «Bloodlines Music. Junto a él han colaborado Joe Bonamassa, The Teskey Brothers, Kim Wilson, Terry Evans, Mahalia Barnes, Kasey Chambers, Eddy «The Chief» Clearwater, Ian Collard y Harry Angus James (The Cat Empire), entre otros.  Son doce temas cargados de óptimismo, andanadas políticas  y mucho groove. 

«Mojo representa un viaje a través de mi propio valle de oscuridad… es el reflejo de cinco años de idas y vueltas en un momento turbulento de mi vida. » 

   Su juventud y actitud entusiasta nos arrastró a todos y su música recargó nuestras pilas vitales para sobrellevar esta quincena que nos tienes a todos del revés. 

Texto, Fotos y Vídeo por Ana Hortelano

Etiquetas de la historia
, ,
Escrito por
More from Ana Hortelano

Pajaro Sunrise en Madrid. La Profecía se cumple, «The Collapse»

Crónica del concierto de Pajaro Sunrise el pasado 22 de abril en...
Leer Más