Existen discos igual de buenos que «If I Could Only Remember My Name» de David Crosby pero no mejores…

En ocasiones los mejores trabajos, las grandes obras maestras surgen en el momento más bajo de un artista, cuando ha tocado fondo. Es el caso de David Crosby y ‘If I Could Only Remember My Name’. A finales de 1970 Crosby se refugió en los estudios Wally Heider de San Francisco para dar salida no sólo a canciones ya esbozadas (algunas en hibernación desde la época de los Byrds), sino también a sentimientos y emociones encerrados en una especie de caja de Pandora.

Para afrontar este hercúleo reto no se rodea de simples músicos, sino de amigos : Graham Nash, Neil Young, Joni Mitchell y miembros de Jefferson Airplane, Santana y Grateful Dead pusieron su granito de arena para crear una obra tan sublime como inimitable, una mágica fotografía del momento, el sitio y el sentimiento exacto.

Existen discos igual de buenos que«If I Could Only Remember My Name», pero no mejores…

Escucha «If I Could Only Remember My Name» (1971) de David Crosby

NO MUSIC. NO LIFE. PLAY IT LOUD, MUTHA! FUCK YOUR SPEAKERS. MAKE ART NOT FRIENDS. MUSIC IS MEDICINE

Discos olvidados en nuestra sección Discos olvidados.

Escrito por
More from Albert Barrios

Nicole Atkins y “Italian Ice”(2020) : melodías desencadenadas

Como en la tenística parábola de la muy Alleniana “Match point”, la...
Leer Más