Existen discos igual de buenos que “Parallel Lines” (1978) de Blondie, pero no mejores…

Blondie Parallel Lines disco
Blondie Parallel Lines disco

Cuando Blondie cayó en las manos del productor Mike Champman para la grabación de su tercer disco eran una banda que había ofrecido dos espléndidos álbumes en la onda que agitó a mediados de los setenta las calles neoyorquinas y algunos hoy legendarios locales -como el CBGB o el Max’s Kansas City– donde ellos actuaron con frecuencia junto a otros cachorros del punk y del new wave. Su contundencia en tiempos máximos de tres minutos mezclaba perfectamente con la voz dulce y a la vez enérgica de su cantante, Debbie Harry.

“Parallel lines” les sacó definitivamente del lado más cortante de su música, esas aristas punk que todavía aparecían en el anterior “Plastic letters”, y les situó en la pista del éxito comercial con doce temas perfectos. No importa que algunos de ellos se acabaran de escribir apresuradamente durante el tiempo de estudio, que las sesiones fueran un infierno y que Chapman les acusara de falta de profesionalidad: el resultado es el que es, doce poderosas píldoras pop.

Desde la azucarada “Heart of the glass” que abrasó nuestros oídos, a las descaradas “One way or another”, “I know but I don’t know”, o piezas impecables de tempo medio como “11.59”, “Will anything happen?” o “Hanging on the telephone”. Nada sobra en esta entrega de seis críos de Nueva York que solo querían divertirse. Existen discos igual de buenos que “Parallel Lines” (1978) de Blondie

Escucha “Parallel Lines” (1978) de Blondie:

NO MUSIC. NO LIFE. PLAY IT LOUD, MUTHA! FUCK YOUR SPEAKERS. MAKE ART NOT FRIENDS. MUSIC IS MEDICINE

Discos olvidados en nuestra sección Discos olvidados.

Escrito por
More from Juan J. Vicedo

La idea imposible de un Dylan íntimo

A Dylan le sucede que, incluso en sus momentos más dubitativos y...
Leer Más