Bill Scorzari edita «The Crosswinds of Kansas»

Bill Scorzari edita su nuevo disco, The Crosswinds of Kansas. Una nueva muestra de que Bill es uno de los tesoros escondidos más valiosos de la música americana. Un trabajo grabado en el estudio casero que construyó en New York durante la pandemia, el First Thunder Recording Studios, entre de 2020 y julio de 2021. Posteriormente, acabó el trabajo en Nashville, con Neilson Hubbard asumiendo las tareas de producción y con la colaboración de quince músicos: Fats Kaplin (John Prine), miembros de las bandas de Miranda Lambert y Emmylou Harris, Juan Solorzano, … Un disco muy trabajado que se lanzó el viernes 19 de agosto de 2022 y que no merece pasar desapercibido entre los aficionados al género.

Escucha The Crosswinds of Kansas de Bill Scorzari:

Las canciones de Bill Scorzari exploran las profundidades de la condición humana y, siempre optimistas, ofrecen caminos a seguir. Su música es cautivadora y matizada, sus letras íntimas y convincentes y su voz enigmática e inconfundible. Dylan, Townes Van Zandt o Tom Waits son posibles referencias. Aunque, para un servidor, su timbre se acerca más al del John Mellencamp maduro. Su estilo vocal, muchas veces casi hablado, no da la espalda a las melodías, construyendo historias que marcan al oyente desde el primer momento.

El mismo día en que nació Bill, su padre (un gran abogado de Nueva York), decidió que su hijo seguiría sus pasos. Y el chaval le hizo caso y acabó ejerciendo durante años. En 2012, cuando se enfrentó al devastador fallecimiento de su padre y con una nueva conciencia de la naturaleza fugaz de la vida y el tiempo, Bill sintió la necesidad de reenfocar sus energías y dedicarse más a su pasión por crear y tocar música, algo que hacía en bandas de versiones por tugurios de su ciudad natal junto a amigos de la infancia. Empezó a escribir canciones y, en 2013, con el apoyo de Bill Herman, de Paradiddle Records grabó su debut Just the Same. Gracias a esta grabación, pudo presentarse en el AmericanaFest y hacerse con un nombre en la escena.

 

En 2017, con la producción de Billy Bennett, grabó la continuación, Through These Waves, en tan solo 14 días. Comenzó su primer tour nacional y consiguió gran repercusión en las radios de Americana. Sus tiempos de abogacía habían terminado. Junto a Joe Henry comenzó a planear la grabación de su tercer disco, Now I’m Free. Cuando estaba todo preparado, llegó la devastadora noticia del diagnóstico de cáncer de Joe y la necesidad de retirarse para recibir tratamiento. Todo se paró y, meses después se reanudó la grabación, ya con Neilson Hubbard a los controles. Con este disco, Bill hizo su debut en el Newport Folk Festival y se metió en la lista de mejores discos del año de muchas publicaciones.

“Si una de mis canciones ayuda a quien venga a escucharla a encontrar claridad en sus propias experiencias cuando esté terminada, o para guiarle a encontrar su propio camino a través de un momento difícil, entonces siento que he escrito una canción que vale la pena compartir”.

Ahora, ya recuperado de la enfermedad y con gran seguridad en su capacidad compositiva, presenta un disco larguísimo (13 canciones, más de una hora) que no tiene desperdicio. No concede entrevistas, pero habla en sus canciones cinematográficas, con muchos matices, y que se elevan por encima de la media. Difícil destacar una canción por encima de otra. Lo mejor es sentarse tranquilamente, abrir una cerveza, y dejar que Bill inunde la sala con sus melodías.

scorzari02

Etiquetas de la historia
, ,
Escrito por
More from Javier Casamor

Jenny Lewis en Manchester: el esplendor de una artista total

Estuvimos en el teatro RNCM para disfrutar de uno de los conciertos...
Leer Más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.