Molly Gene One Whoaman Band en el Kafe Antzokia de Bilbao

Gran entrada en la sala superior del club para ver por primera vez en el botxo a esta chica originaria de Missouri y su sorprendente propuesta de Swamp/Hardcore/Delta/Blues ejecutada por una banda de una sola persona. El concierto es gratuito, así que la gran asistencia está justificada. Durante casi una hora Molly Gene nos apabulló con su voz cazallosa, sus slides a la guitarra eléctrica y al dobro, y su drumset -curioso artefacto éste- manejado sólo con las piernas.

Ha publicado tres discos hasta el momento: Hillbilly Love (2010), Folk Blues And Booze (2011) y el reciente Delta Trash… Ha girado con nombres importantes del género como Scott H. Biram o Joe Buck Yourself, y se ha pateado el circuito europeo varias veces.

A la hora prevista se presenta en escena con su look habitual -tshirt metalera, chaleco vaquero, pantalón corto, medias de rejilla y botas para castigar bien el kit de percusión-. Coloca una castigada hoja de set de 28 temas en el suelo con la que parece que trabaja toda la gira, pero hoy sólo dispone de apenas 50 minutos por otro show que hay en la sala principal, así que hará una selección entre su repertorio, empezando con “My Bumble Bee” y “Kiss Me Quick”… y bien, ¿cómo podría definir su música?… Ok… imaginad una granjera del sur de E.E.U.U. sentada en la mecedora del porche de su casa destartalada en el medio del campo, trasegando zarzaparrilla y licor destilado a más de 40 grados de temperatura, y sacando toda la mala hostia acumulada de una vida de mierda a base de patear el suelo y machacar las cuerdas de la guitarra usando el bottleneck mientras berrea canciones de amores rotos con la misma actitud que Slayer te destrozan los oídos… Me encantan las propuestas que se salen de lo habitual, así que disfruté como un condenado de su concierto. La perfecta banda sonora para acompañar las perrerías que le sucedían al bueno de Ned Beatty en “Deliverance”. Miraros esta peli y a ver si luego tenéis los huevos de iros a pasar unos días solitos al monte.

Resumiendo, Molly Gene provocó gran entusiasmo entre un público un poco sorprendido al principio por lo que estaban viendo, pero a base de sudar bien y darlo todo acabó por convencernos a los que estábamos allí de la originalidad de su Psycho Metal Hillbilly. La verdad es que el Outlaw Country está viviendo grandes momentos con la escena actual. Tocó su single “Waitin´“, pero echamos de menos su versión del “TNT” de AC/DC habitual, qué le vamos a hacer… la próxima vez.

Texto de J. M. Martínez. Fotos de Koldo Orue

Molly Gene One Whoaman Band Delta Thrash Bilbao 2015.jpg

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Pee Wee Ellis, la dignidad del náufrago

Crónica del concierto de Pee Wee Ellis el pasado 9 de noviembre...
Leer Más