Billy Brag: Razones para creer

Tendrá pronto 60 años Billy Bragg, pero su fuerza expresiva y capacidad musical gozan de una plenitud juvenil que comprobó el público el 30 de mayo en su concierto del Conde Duque (Madrid). Aprovechó para marcarse varios mítines (la palabra mitin viene de meeting, encuentro en inglés, que define perfectamente lo que pasó durante dos horas). El contenido político de sus proclamas osciló desde Trump hasta esa “crisis psicológica” llamada Brexit, pero la idea central que repitió fue la necesidad de luchar por una vida mejor para los seres humanos. Ese simple concepto lo expresó con intensa belleza mediante las canciones que fue mostrando a una audiencia que abarrotó el local y siguió con embeleso su propuesta musical.

Billy Bragg Madrid 30 mayo 2017.8

Citó a Francisco de Goya (“El sueño de la razón produce monstruos”), tras quedar fascinado hace años en el Prado por estampas de la etapa negra del aragonés, y parodió de forma deliciosa a Dylan a través de su canción The Times They´re a Changing… BACK!! O sea, que vamos para atrás como el cangrejo.

Billy Bragg Madrid 30 mayo 2017.

Apareció con puntualidad sobre el escenario. Estaba solo, con dos guitarras (acústica una, eléctrica la otra), dado que su guitarrista sufrió algún problema de salud y quedó fuera de combate. Quizá ese contratiempo fue a favor de la sesión, porque Bragg se entregó de forma apasionada, como un músico muy sabio que no ha olvidado ninguna de las lecciones de la calle y transmite toda la convicción en cada acorde.

Billy Bragg Madrid 30 mayo 2017.1

Empezó con Accident Waiting to Happen, con su estilo tan personal e inconfundible de rasgar la guitarra eléctrica. La voz estaba perfecta, desgañitándose cuando hacía falta y poniéndose tierno cuando se requería otro tipo de intensidad. El repertorio resultó de alto calado político, con Woody Guthrie como eje central que protagonizó la sesión (emocionante hasta erizar la piel la interpretación de I Ain´t Got no Home in this World Anymore).

Dijo Billy Bragg que las canciones de Guthrie mantienen su vigencia absoluta 70 años después. Otro de sus discursos de orientación ideológica (el “socialismo del corazón”, decía) fue para atacar el cinismo que anula la voluntad de cambio. Sin embargo, el escepticismo es un buen mecanismo que permite cuestionarse todo y puede ayudar a derrotar las actitudes cínicas, paralizantes. La música, las canciones reales, son el catalizador de ese proceso liberador. Defendió también la empatía, perseguida en estos tiempos de cambios históricos acelerados. Esa fórmula, más activismo y organización, según dijo, le permite actuar 35 años después de su estreno con toda la ilusión y potencia del mundo.

Billy Bragg Madrid 30 mayo 2017.6

Sonaron también Levi Stubbs Tears, I Keep Faith o Handyman Blues. Luego, tras los aullidos del respetable pidiendo más, más y más, apostó por Sexuality y New England para cerrar el bis. En resumen, un concierto delicioso de Billy Bragg que anima al optimismo vital porque esa es la fuerza y el corazón socialista de su música. Todas sus canciones, todas sus palabras son razones para creer en el poder liberador de su sonido.

Billy Bragg Madrid 30 mayo 2017.3

Texto Miguel López y fotos y vídeos por Ana Hortelano.

 

 

More from Equipo de redacción de Dirty Rock Magazine

Quaoar presentan en el Kafe Antzokia de Bilbao su nuevo disco “Dreamers. Dreaming”

Quaoar presentan en Bilbao Kafe Antzokia su nuevo disco "Dreamers. Dreaming" con...
Leer Más