El “Born to Run” de Bruce Springsteen está de aniversario

El Born to Run de Bruce Springsteen está de aniversario 2020
El Born to Run de Bruce Springsteen está de aniversario 2020

45 años cumple hoy “Born to Run” de Bruce Springsteen, su tercer álbum.  Lo escribió con solamente 24 años. Un discazo y obra de arte de principio a fin. No sabemos si todos fuimos hechos para correr. Pero al leer a Springsteen, hay una sensación clara: la de ser parte de un fuego común, rockero y sagrado a la vez. 

Con Bruce Springsteen no se puede explicar convincentemente su éxito, pero dicen que lo importante en una canción no es ni la música ni la letra, sino algo que no sabemos lo que es, él es uno de los mejores. Es ante todo un idealista, y la crítica social está omnipresente en toda su obra, pero el sueño americano del que habla se encuentra aquí desubicado, muy lejos de su contexto social, sin embargo también habla de sentimientos, de la vida, de la dignidad, y sería en este punto donde se encuentra la comunión que consigue con el público.

“Born to Run” le abrió el camino a la consagración. Incluso, asegura, sigue creyendo en el espíritu libre y desclasado de esa canción donde el narrador le propone a una chica llamada Wendy que se vayan por las rutas ya que “los vagabundos como nosotros fuimos hechos para correr”.

Cuesta explicarlo, sus palabras cuentan una historia y conmueven como la buena literatura; su música dibuja el paisaje de fondo de esa historia y te transporta a lugares que ni siquiera sabías que existían; su voz se convierte en el actor de la obra y hace que las letras parezcan creíbles, reales, confesionales; y su arrojo al interpretarlas sobre el escenario magnetiza las miradas de los espectadores, borrando al instante todo lo que le rodea, proyectando un foco invisible sobre él.

Hay mucha gente que cree que conoce la obra de Bruce Springsteen, y en realidad no es así. Se ponen en evidencia a sí mismos despreciándolo por “demasiado americano”, cuando en realidad su música es universal.

Mucha gente sostiene que “Born to run” es una decidida carta de amor a sus seguidores porque allí están las claves que echan luz sobre una vida que el músico ha mantenido en reserva. Pero el amor también tiene en la segunda parte del disco. Así que Springsteen evoca además las veces que el mundo se le vino abajo.

Por ejemplo, tras el éxito inesperado del álbum “Born in USA”, editado en 1984, que lo obligó a asumir que el rock puede denunciar las miserias del american way of life pero también ser un negocio colosal y antropófago. O cuando se separó de su primera mujer, Julianne Philips. O cuando falleció su gran aliado Clarence Clemons, en 2011.

El final del disco, colosal con “Jungleland”, descrito en su momento por Springsteen como un campo de batalla espiritual. Esta epopeya de casi 10 minutos que captura una parte de la vida callejera en Nueva Jersey en aquel 1975. Representa un mundo de acción, romance y peligro, donde “las bandas de medianoche se reúnen”, “los amantes de corazones solitarios luchan en rincones oscuros” y “los motores del alma corren a través de una noche tan tierna”. Springsteen estaba en su apogeo poético. Aantes de cambiar su estilo de escritura para capturar las crudas realidades de la vida laboral que se encuentran en “Darkness On The Edge of Town” , cobró su último dólar del ser el “próximo Dylan” en el caché lírico de Born To Run .

Para la canción se hicieron y descartaron numerosas tomas y en un ataque de 16 horas de inspiración obsesivo-compulsiva, Springsteen guió a Clarence Clemons a través de cada nota en el saxo una y otra vez, hasta que fuese perfecto fumando marihuana hasta la extenuación, dijo Clemons sobre las sesiones. Obra maestra se mire por donde se mire.

Dedicado a Chema  Moriñigo y Patricio González Machín.

More from Carlos Pérez Báez

Ben Harper & The Innocent Criminals confirmados para el BBK Music Legends Fest

Ben Harper & The Innocent Criminals, primera confirmación de la cuarta edición...
Leer Más