Valerie June publica The Moon and Stars: Prescriptions for Dreamers

Valerie June publica The Moon and Stars: Prescriptions for Dreamers. La continuación de The Order of Time, trabajo que le consagró definitivamente y que era disco de cabecera del mismísimo Bob Dylan. Coproducido con Jack Splash (habitual de Kendrick Lamar, Alicia Keys o John Legend), el disco tiene una producción exquisita, rozando el mainstream, en el cual Valerie demuestra su domino de todos los palos: soul, gospel, country, blues, psicodelia e, incluso, algo de pop sinfónico. 

Escucha The Moon and Stars: Prescriptions for Dreamers aquí 

Como muchos otros, Valerie esperaba lanzar el disco en 2020. Pero llegó la pandemia y Fantasy, su sello discográfico, decidió parar. A pesar de llegar con un año de retraso, suena muy acorde a los tiempos ya que está lleno de reflexiones sobre miradas interiores, meditación y soledad. Valerie es una hippie comprometida. Su estética bohemia, sus coqueteos con la filosofía oriental son parte importante de su personalidad. Aprovechó el confinamiento para preparar un libro que se editará en en abril con su nombre completo: Valerie June Hockett: “Mapas para el mundo moderno”. Una colección de poemas y dibujos muy en su onda zen.

“Finalmente, tengo claro por qué mi gran sueño es hacer música. No es por razones terrenales de querer ser premiado o ganar el amor de alguien, es porque soñar me mantiene curioso y me mantiene en ese camino de aprender lo que tengo dentro para compartir con el mundo. Creo que cuando nos permitimos soñar como lo hacíamos cuando éramos niños, se enciende la luz que todos tenemos dentro de nosotros y nos ayuda a crear esa magia”

La cantautora afincada en Brooklyn es una de las pocas mujeres de color que se han aventurado en géneros tradicionales. Puede cantar desde un buen soul sureño a un vals inspirados en los Apalaches o una típica murder ballads. En este disco, sigue explorando estos estilos. aunque intenta acercarse a sonidos más tradicionalmente negros, (hay algo de hip hop y toques de afrobeat) lo hace con su propia personalidad.  La producción es ambiciosa, partiendo del R&B y dotándolo de un toque de psicodelia y cuerdas hasta llegar a una especie de folk-pop sideral que es, a la vez, elegante y sorprendente.

Hay mezclas que, aparentemente imposibles, acaban por empastar. Un ejemplo es Two Roads. Comienza como un tema de soul contemporáneo, pero rápidamente se transforma en una canción country, con una pedal steel dominando la situación. Otro de los temas estrellas es mucho menos tramposo: Call Me a Fool es puro soul sureño. En él aparece una de las colaboraciones estrella del álbum: la legendaria Carla Thomas en los coros.

Valerie June nació en Jackson, Tennessee. Aprendió a cantar en la iglesia, mientras crecía admirando la historia musical de su estado, los Apalaches y el sur profundo. No hacía ascos a nada, admirando por igual a primerizas cantantes de blues como Memphis Minnie y Dolly Parton. Se mudó a Memphis muy jovencita y comenzó a cantar. su gran oportunidad llegó en 2010, cuando apareció en la serie de MTV “$ 5 Cover”. Su reputación se extendió rápidamente, sobre todo entre músicos. Hizo coros con Eric Church y Meshell Ndegeocello; y aprovechó sus contactos para lanzar su primeros trabajos. De hecho, fue el omnipresente Dan Auerbach, el que coprodujo junto a ella su álbum debut de 2013 con un sello, Pushin’ Against a Stone. 

Pero fue The Order of Time el que le puso en boca de todo el mundo: comparaciones con grandes clásicos, declaraciones de Dylan diciendo que era una de las pocas artistas contemporáneas que le interesaban, … Para el difícil disco de continuación, escribió unas 150 canciones, que estuvieron dando vueltas dos años entre el estudio casero de June y el de su productor mientras buscaban en sus agendas los músicos perfectos. Uno de los nombres claves fue Lester Snell, el enorme arreglista de Stax Records, que sigue muy activo (enorme su trabajo en uno de los mejores discos de 2020, el de Brandy Clark).

Hay una gran variedad en el interior del disco. En algunas canciones hay hasta veinte músicos mientras que en otras aparece June en solitario. Lo abre Stay, un R&B de los Apalaches que agrega capas de cuerdas, metales y coristas que lo elevan hasta cerrar con un final con flauta. Within You es otro ejemplo de inteligente mezcla de géneros En el otro lado de la balanza destacan Fallin, con June cantando susurrante con el único acompañamiento de una guitarra acústica. También Home Inside, con la voz de June mínimamente acompañada por una línea de bajo y ritmo de percusión.

El álbum se cierra con grabaciones de pájaros hechas durante la pandemia en casa de su madre. Los rodea de teclados, flautas y un cuenco tibetano en Starlight Ethereal Silence, un tema muy en la linea espiritual de la cantante sureña. En conclusión, un álbum importante y ambicioso, que crece con las escuchas. No esperen a que se lo recomiende Dylan, amigos. 

VALERIE02

Valerie June Moon Stars Valerie June Moon Stars

Etiquetas de la historia
, , ,
Escrito por
More from Javier Casamor

Existen discos igual de buenos que “After the Gold Rush” de Neil Young (1970) pero no mejores…

Hoy se cumplen 50 años del lanzamiento de "After The Gold Rush"...
Leer Más