Adiós a Roy Loney de los Flamin’ Groovies

Roy Loney, cantante, compositor y cofundador de Flamin’ Groovies falleció el pasado 13 de diciembre a los 73 años. Loney no se recuperó de aquella caída en el aeropuerto de San Francisco justo antes de meterse en un avión para actuar junto a los Groovies en España el pasado junio para interpretar al completo «Teenage Head».

A principios de la década de los 60, Loney comenzó a tocar la guitarra y a cantar con Tim Lynch en la banda de San Francisco The Kingsmen, que más tarde se convertiría en Chosen Few. Para 1965, pasan a convertirse en los Flamin Groovies, con un Roy Loney, idolatrando a Mick Jagger, como  guitarrista y cantante principal de Flamin’ Groovies  junto a Cyril Jorda realizaron sus tres mejores discos hasta la fecha con aquellas tres obras maestras “Supersnazz”(1969),  “Flamingo” (1970) y “Teenage Head” (1971) hasta que una pelea entre ambos fundadores acabase porque Roy Loney dejase la banda, músico más ardiente y desenfrenado que Cyril Jordan, que se apoyaría más en sonidos Beatles/Byrds dándole un nuevo giro a Flamin’ Groovies.

Roy Loney a pesar de dejar la banda, años más tarde participaría en otros proyecto junto a Cyril Jordan en Roy Loney & Cyril Jordan and A Bones, o junto a su sustituto en la banda Chris Wilson, además de llevar adelante varios discos en solitario maravillosos repletos de Rockabilly, Country, Rhythm & Blues, sucio Garage con sentimiento Punk de los 70 y su sonido Detroit/Stooges/MC5, apoyado en otros proyectos como Roy Loney and Phantom Movers, Roy Loney and the Longshots o con el grupo vasco, influenciado por el punk-rock y el rock setentero Roy Loney & Señor No entre otros.

Los Groovies, toda una institución en la ciudad de San Francisco. Nunca tuvieron un éxito comercial. Nacieron en 1965 combinando rock’n’roll, blues y R&B, con una potente tendencia hacia la melodía, ayudó a señalar el camino del sonido power-pop de los años 70 y 80, siendo venerados en la escena punk de finales de los 70.

1971 fue un año clave para la banda, ya que Roy Loney, líder fundador del grupo con Jordan, abandona la formación tras gabar aquel disco siendo sustituido por Chris Wilson. Desde este momento,  Cyril y Chris tomaron los mandos y se abandonaron al power pop más exclusivo, melódico y guitarrero a la vez. Se convirtieron en una banda diferente a la de su primera época, menos rockeros, y quizá más sofisticados, sin perder un gramo de calidad por el camino.

Adiós-a-Roy-Loney-de-los-Flamin’-Groovies-2019

«Teenage Head», esa obra maestra publicada en 1971 y que plantaría cara ese  mismo año a los mismísimos The Rolling Stones con su “Stickly Fingers”, considerado uno de los mejores discos de los años 70.

The Flamin’ Groovies proceden de un grupo anterior llamado The Chosen Few y en principio fueron un quinteto formado por Cyril Jordan (guitarra y voz), Roy Loney (guitarra y voz), George Alexander (bajo, armónica y voz), Tim Lynch (guitarra, armónica y voz) y Danny Mihm (batería). Surgieron en San Francisco en el año 1965 como un grupo guitarrero con gusto por el garaje e influido por la oleada de grupos británicos de la época. Su primer EP, Sneakers consiguió un más que aceptable nivel de ventas a nivel underground, lo que generó unas expectativas que llevaron a Epic a publicar en 1969 su primer álbum, Supersnazz.

Supersnazz, el disco de los Groovies que dispuso de mayor promoción, sin embargo no alcanzó los objetivos que se había fijado la discográfica, y supuso un relativo fracaso económico que llevó a la banda a un nuevo cambio de compañía. Supersnazz, fuera de esto, es un disco excepcional, donde se proyecta la parte más rockera de la banda. Destacan canciones como Rockin´Pneumonia & the Boogie Woogie Flu, un clásico de Huey “Piano” Smith, Around The Corner o Bam Balam, entre otras. Aquí se aprecia ya la simbiosis entre Jordan y su querencia por la música británica y el Loney más rockanrrolero.

Sus dos discos siguientes fueron lanzados por Kama Sutra, los más rockeros si cabe, Flamingo (1970) y Teenage Head (1971).

¿Cómo habrían sonado los Rolling Stones si hubieran jurado su lealtad al sonido y estilo de Sun Records en lugar de Chess Records? La respuesta siempre fue Teenage Head.«Bridges to Buenos Aires», los Rolling Stones en Argentina junto con Bob Dylan.

El último disco hasta la fecha donde Roy Loney participó y se entregó en cuerpo y alma fue junto a Chuck Prophet en «Temple Beautiful» participando en los coros y composiciones no firmadas en el disco. Una de las obras maestras de este nuevo siglo.

Roy nació un viernes 13 y murió un viernes 13. Descansa en paz Roy Loney.

 

More from Carlos Pérez Báez

Adiós al granuja Ray Sawyer de los Dr. Hook & the Medicine Show

El 2018 se marcho con otra nueva pérdida, Ray Sawyer cantante de...
Leer Más