Documental sobre Ronnie Wood llamado “Somebody Up There Likes Me”

Documental sobre Ronnie Wood llamado Somebody Up There Likes Me
Documental sobre Ronnie Wood llamado Somebody Up There Likes Me

El documental sobre Ronnie WoodSomebody Up There Likes Me” que se estrenó el pasado octubre en Londres dirigido por Mike Figgis, se lanzará en DVD, Blueray, plataformas digitales y televisión el 9 de octubre este 2020. La intención fue estrenarla a nivel mundial este pasado mes de abril, pero la pandemia dio al traste con esas intenciones en algunos países donde no pudo estrenarse.

Somebody Up There Likes Me, documental en profundidad sobre la vida y las carrera de Ronnie Wood, tanto en los Rolling Stones, Faces, The Birds, Jeff Beck , The New Barbarians, Rod Stewart, pintando y actuando, acompañado por amigos, músicos y artistas que han sido parte de su vida a lo largo de los años. Esbelto retrato documental de Ronnie Wood del director ganador del Oscar Mike Figgis por Leaving Las Vegas” que condensa la carrera de medio siglo del veterano rockero.

Wood sigue siendo un sujeto de entrevista gloriosamente fotogénico a sus 73 años, con sus facciones cadavéricamente escarpadas y su perenne cabellera negro azabache de pelo de plumas de cuervo en el que a lo largo de este excelente documental reflexiona sobre su largo servicio con los Stones, su pasión como pintor, sus luchas con las drogas y el alcohol, y mucho más, a pesar de que Figgis se salta un jugoso material de una manera extrañamente desordenada, vaga en la cronología y ligera en los detalles como sus tres matrimonios o su carrera paralela como artista más en profundidad.

Además de entrevistar a Wood en profundidad, Figgis también reúne una lista de invitados increíblemente estelar de amigos y colaboradores, incluidos Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts, Rod Stewart, la cantante Imelda May y el artista Damien Hirst. Lamentablemente, la mayoría de estos veteranos de los medios de comunicación hábilmente evasivos ofrecen solo ideas banales sobre la psique del rockero indestructible. “Es muy parecido a mí”, se ríe Richards, “tiene un gran sistema inmunológico”. Figgis también recicla videos de archivo de sus propias conversaciones informales con el notoriamente matón gerente de Led Zeppelin, Peter Grant, y el ex svengali de Sex Pistols Malcolm McLaren, ambos muertos hace mucho tiempo, aunque esta secuencia se siente como un desvío superfluo solo tangencialmente relacionado con Wood.

Los interludios musicales en el documental incluyen actuaciones actuañes filmadas especialmente junto con excelentes imágenes de archivo extraídas de la larga carrera de Wood. Estos clips antiguos son el punto más fuerte de la película, aunque curiosamente hay poco material de los Stones aquí. Las colaboraciones extracurriculares de Wood con leyendas como Bob Dylan, Prince, David Bowie y Aretha Franklin también están ausentes, pero hay más omisiones desconcertantes de un documental que podría haber sido un rico lienzo de pantalla ancha, pero que termina sintiéndose como un boceto de acuarela.

Este nuevo lanzamiento incluirá actuaciones adicionales de Wood, mientras que la versión de lujo contará con un libro con imágenes y pinturas exclusivas de Wood.

Ronnie Wood publicó el año pasado un disco en directo dedicado a Chuck Berry, Se trata de “Mad Lad: A Live Tribute To Chuck Berry”. El concierto “Mad Lad: A Live Tribute To Chuck Berry” fue grabado en otoño de 2018 en la sala Wimborne’s Tivoli Theatreen en Dorset, al suroeste de Inglaterra con Imelda May y Ben Waters al piano como invitados.

Ronnie Wood de 73 años superó hace dos años un cáncer de pulmón. Ronnie es el adolescente eterno de The Rolling Stones, vástago de nómadas gitanos, nacido en Londres, cumple hoy 66 años, y tras forjarse en bandas como The Birds, Creation, The Jeff Beck Group o The Faces, cumpliría el sueño de pertenecer a la banda más grande del planeta, siendo la contribución funky, perfecta para la banda.

Mujeres, borracheras, su programa de radio y televisión The Ronnie Wood Show, gloriosos discos con Faces, los cinco para enmarcar, su casa y estudio The Wick en Londres, la pintura,  el vodka, su reclutamiento en los Stones en aquellos maravillos veinte conciertos con Keith Richards en The New Barbarians en 1979, su primera aportanción en los Rolling Stones en el 73 tocando en “It’s Only Rock’n Roll (But I Like It)” y su reclutamiento definitivo a la banda en 1975 en varias canciones del disco “Black and Blue” tras descartarse entre otros a monstruos como Rory Gallagher, Shuggie Otis, Peter Framptom o Jeff Beck entre otros para suplir al genial Mick Taylor.

Al contrario que Keith Richards sus dedos tocan la guitarra de manera crujiente y beat característico que propulsa y da combustible a las canciones de los Rolling Stones, debido a toda esa influencia de música negra, Blues de raíces y Country sus inconfundibles y sucios shuffles a modo de Boogie-Woogie o Reggae muchas veces, acompañados de esa voz áspera y lija.

Ronnie Wood sería la mano derecha del diablo, es decir de Keith Richards, el buen humor y la carcajadas intercedieron entre las tensiones entre Jagger y Richards, sus dos botellas diarias de vodka y Guiness no podían faltar nunca.

Ronnie Wood pese a no ser un solista como Mick Taylor, o guia del sonido como Brian Jones en sus inicios, su energía contagiosa y fuerza vital lo convirtieron en un guitarrista además de entretenimiento en excelente, a pesar de siempre estar casi siempre colocado.

Ronnie Wood ha publicado hasta el momento siete discos en solitario, cinco directos y uno a dúo con Ronnie Lane, como sus antecesores Jones y Taylor, toca el slide, el lap steel  pedal steel, el bajo en muchas ocasiones y batería en el álbum Dirty Work.

Las joyas de la corona para Ronnie Wood son sus Stratocasters de 1955 y 1954, una Gibson Firebird, una Zemaitis Disc Front que tiene desde la época de The Faces, su Weissenborn, o una Gibson SJ200 de 1950.

Su maravillosa y delirante libro de memorias, “Ron Wood, memorias de un Rolling Stone”, o sus tres matrimonios, el último con a actriz y modelo Sally Humphreysaunque estuvo casado dos veces, con Krissy Findlay y, Jo, con la que compartió 24 aaños de relación, llevando a la separación en 2008 con aquel affair con la camarera de 21 años, Katia Ivanova, y otras relaciones cortas con las modelos Ana Araujo y Nicola Sargent.

More from Carlos Pérez Báez

Lapido publica nuevo disco “El Alma Dormida”

El alma dormida es el título del nuevo álbum de José Ignacio Lapido. El...
Leer Más